Y si…

        Si, un barco se hunde y genera un vertido que daña la costa de la muerte, es la muerte para el gobierno.

         Si, un vertido de sulfatos y fosfatos se realiza, consciente y deliberadamente, matando el mar menor murciano, la culpa es de la autonomía y el gobierno mira a otro lado.

         Si, la gestión de la repatriación de los cadáveres militares es un desastre, el desastre arruina al gobierno; pero, si mueren miles de compatriotas por la peor gestión de la pandemia de Europa, los muertos se ocultan, se persiguen los críticos, la responsabilidad es de las autonomías.

         Si, un gobierno manifiesta que precisa de tiempo para resolver un problema, es un problema para el gobierno; pero, si un gobierno afirma no tener un plan B ante una crisis, es que hay que apoyar al gobierno.

        Si, un gobernante realiza una comparecencia por plasma es un traidor a la libertad de expresión y opinión; pero, si un gobierno realiza sus comparecencias por tuit y/o no permite preguntas, es un líder de la libertad.

        Si, ante una avalancha de inmigrantes se producen “devoluciones en caliente”, el gobierno es un canalla insensible; pero, si las devoluciones son “paquetes de menores”, el gobierno es un defensor de los menores y la responsabilidad es de la ciudad autónoma.

         Si, un presidente se dedica a enviar a sus ministros a las comparecencias en la sede parlamentaria, es un vago; pero, si el presidente se va de vacaciones un mes y no comparece por ninguna causa, está haciendo uso de sus derechos y, si envía a los ministros a las comparecencias, está haciendo uso de sus facultades democráticas.

        Si, consecuencia de la pandemia, mueren millares de personas en las residencias de ancianos o la sanidad no funciona, es culpa de las autonomías;  pero, cuando se recortan los gastos sanitarios, es culpa del gobierno sólo en determinados períodos, pues cuando el recorte es de un año antes de la pandemia, este no existió por más que los importes bajen.

         Si criticas al gobierno por su gestión, estás defendiendo la historia, los derechos de las mujeres, de los trabajadores y la justicia social; pero, si reclamas protocolos de actuación ante la pandemia o reprochas la gestión, eres un canalla fascista.

         Si defiendes que a la guerra civil se llegó por culpa de una izquierda asesina convencida de que la ganaría y de una derecha intransigente, eres un fascista; pero, si defiendes las checas, las quemas de conventos y los asesinatos de curas y derechistas, eres un adalid de la libertad y la democracia.

        Si aceptas que, con la transición democrática, tanto unos como otros, dieron por cerradas las heridas para mirar el futuro, eres un retrógrado fascista; pero, si mantienes la negociación con los asesinos de ETA y olvidas los muertos por la democracia, eres una persona de talante progresista y defensor de la libertad.

        Si eres hombre, de derechas, trabajador y defensor de los símbolos de la patria, eres un fascista que debe de ser detenido y eliminado civilmente; pero, si eres un controlador del teléfono de tus subordinadas, diriges la vida de tu mujer, gustas de azotarlas hasta que sangren o salir a la caza del fascista, recuperas el pasado y lo reescribes a tu gusto, gastas los fondos públicos en tu interés y te colocas una pasmina en el cuello, eres digno de alcanzar las más altas magistraturas del país.

        Si las cosas se desarrollan según el “si”, quizás es que no creamos en la igualdad, ni en la libertad, ni en la democracia, sino en nuestra voluntad, criterio u oportunidad, realmente no poseamos más que un barniz democrático en el que ciertamente no creemos; pero, nos permitimos conceder la medalla de democrático al que nos place y, por eso, no seamos capaces de comprender que la virtud está en esos valores que deben de ser defendidos frente a todo y sin cejar en momento alguno, pues perder un poco es perderlo todo.

Enrique de Santiago Herrero

Abogado. Máster en Ciencia Política. Diploma de estudios avanzados en Derecho Civil Patrimonial. Derecho penal de la empresa. Colaborador y articulista en diversos medios de comunicación escrita, radio y televisión.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

11 − dos =

Botón volver arriba
bitcoin blender, bitcoin mixer, cryptomixer