ColaboracionesOpiniónSantos Trinidad

VOX y lo que representa

Desde las Andaluzas, VOX está en boca de todos, sobre todo en la boca de sus oponentes políticos o ideológicos. Todos, sin excepción, pues una impotencia por esa envidia que produce su éxito, debido a su galopante auge, les corroe sus turbias y corruptas mentes.

Y es que VOX tiene un problema, un gran problema, y es eso que representa: la honestidad, la decencia, la honradez y la valentía.

Unas cualidades valiosísimas a día de hoy, debido a su escasez en las distintas instituciones y formaciones políticas existentes en nuestro país, meras oligarquías que cuales fomentan todo lo contrario de lo que representa VOX.

Las cualidades a las que me refiero, y de las que Vox es el fiel representante, son escasísimas en nuestra sociedad y ese contraste con el mundo es, sin género de dudas, a lo que se deb, ese resplandor que da lugar a su auge. Aunque ese resplandor, ese auge, le cueste el desprecio continuo, basado en los descalificativos, en las falacias y en la manipulación, he de decir que no hay mal que por bien no venga, pues por sacar algo bueno de esta historia, diré que no es malo sentirse acosado.

Trataré de explicarme contando una historia anecdótica pero lógica y con un gran sentido común:

“Esto es un sacerdote, que fue a la cárcel en un momento difícil de la historia de Europa y un superior suyo acudió a visitarle y el superior preguntó al que estaba encarcelado: ¿Pero hombre hermano, qué haces aquí dentro? A lo cual, el encarcelado le respondió: esa no es la pregunta, la pregunta es ¿qué haces tú ahí fuera?”

Sin duda, la moraleja de esta historia, es que en una sociedad como en la que estamos, en la sociedad actual, es un verdadero honor, un título, sentirse acosado, perseguido, y sentir como perpetran o cometen con uno una injusticia detrás de otra.

Y esto es lo que le sucede a VOX, es un honor este acoso y Dios nos libre de sentirnos como pez en el agua, en la España de hoy. Pues todo parecido con la política y los políticos actuales es sin duda, la mayor de las descalificaciones y descréditos, para una formación diferente, genuina, original, transparente y creíble.

Todo esto no sucede por casualidad, es decir, lo que perpetran o hacen con o contra VOX, sin duda, tiene una finalidad concreta, determinada, y a la vez ejemplarizante, y es la de decir que el que se sale del credo, de la doctrina, de eso que llaman lo políticamente correcto, o simplemente, lo que de él se espera que haga, es decir, se mueva, a lo mejor sale en la foto, pero en la que te hacen en comisaría.

Persiguen una idea o finalidad muy, muy clara, a modo de advertencia o amenaza, es un ensañamiento que a su vez está respaldado por una contundente realidad ideológica, que es esa realidad que nos acosa, que es la realidad de la ideología de género y todo su acompañamiento, cuyo último propósito es la efectiva y real destrucción de la familia.

Existe, hay una cierta ideología, que a día de hoy es la ideología imperante, y pretende la destrucción de la familia, es su objetivo confeso; no hay más que ir a las fuentes filosóficas originales de quienes pretenden esto, para leerlo abiertamente, pues está publicado, por lo que no es ningún secreto.

Esa finalidad, ese propósito ideológico de terminar con la familia, se debe al hecho de que, en una cierta interpretación del progresismo, la familia es el semillero o la cuna de la autoridad, y es por eso por lo que van a por la autoridad de los padres. En contra de la decencia y sobre todo de la creencia en Dios.

Pues estos son los dos pilares, la fe y la autoridad o respeto, en los que se fundan los postulados de la familia. Por lo que personalmente creo que esa es la verdadera razón por la que los progres, la izquierda, quiere fragmentar y la posterior destrucción de la familia, como veis, no es ningún misterio.

A día de hoy, tristemente y por desgracia, sólo hay una pequeña respuesta y es que no ha logrado todavía una hegemonía ideológica en el conjunto de la sociedad.

Una sociedad en la cual me incluyo, una respuesta ideológica, hegemónica o en posesión de una gran mayoría, que lógicamente esperamos los que profesamos esas ideas y convicciones, con las que algún día lograremos restaurar el Reino de la decencia, de la honestidad y de la valentía del cual, VOX es sin duda, una institución adelantada.

Hay que educar a nuestra sociedad, para que dejen de lado sus complejos y miedos y sean valientes, pues castigan de forma rauda, firme y contundentemente el engaño o daño físico, pero por el contrario, si el daño es psíquico o mental no reaccionamos con la misma celeridad.

Por ese miedo a los complejos, al que dirán, tristemente, en nuestra sociedad hay todavía una mayoría silenciosa, que contempla atónita y sumisa muchas de las cosas que están pasando, en su mayoría injusticias, cosas que no quieren, pero a las que en el fondo se han rendido, cayendo así en ese gran pecado que caracteriza a la sociedad actual, que es la desesperanza.

Una sociedad que, deja hacer, es decir, no me gusta esto pero tampoco me atrevo a ir en su contra o denunciarlo, sencillamente lo aceptamos, lo encajamos.

Por eso es por lo que VOX es de extrema necesidad para España y los españoles y un gran estorbo o problema para la corruptela oligárquica que tenemos como políticos, distintas siglas, mismas políticas o formas de aplicarlas.

Recuerda, Vox representa, la decencia, la honestidad, la honradez, y la valentía.

Por una España grande, próspera, y una convivencia donde tenga cabida toda ideología, viéndonos como personas y no como ideologías, sustentado la igualdad en la justicia y la libertad.

Vota VOX, no es una alternativa más, es la alternativa en mayúsculas, y lo sabes, sólo tienes que decirlo en voz alta o expresarlo en las urnas.

No lo dudes y hazlo, pues es muy posible que no se de otra oportunidad tan real como la de hoy.

Santos Trinidad

Cristiano católico, creyente no practicante. De derecha, amante de la libertad, basada en una igualdad sustentada en la justicia.

Publicaciones relacionadas

Un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Las siguientes reglas del RGPD deben leerse y aceptarse:
Este formulario recopila tu nombre, correo electrónico y el contenido para que podamos realizar un seguimiento de los comentarios dejados en la web. Para más información revisa nuestra política de privacidad, donde encontrarás más información sobre dónde, cómo y por qué almacenamos tus datos.

Botón volver arriba