VOX presenta una querella criminal contra Twitter por injurias y vulneración de derechos

Solicita al juzgado la reapertura de la cuenta oficial de VOX como medida cautelar

VOX ha presentado esta mañana en los juzgados de instrucción una querella criminal contra Twitter tras el cierre injustificado de su cuenta oficial por parte de la red social. El escrito fundamenta la posible comisión de una lesión de derechos fundamentales y un delito de injurias contra esta formación política.

La actitud de Twitter está vulnerando derechos fundamentales como la libertad de expresión, el derecho de participación política, la libertad ideológica y el principio de pluralismo e igualdad política. Todos ellos recogidos en la Constitución Española.

El escrito defiende que esta decisión arbitraria de la red social, que mantiene bloqueada la cuenta de VOX, causa una lesión irreparable a la formación política y que, por lo tanto, se solicita que el juzgado adopte como medida cautelar el restablecimiento de la cuenta suspendida.

VOX ha intentado solucionar esta actuación arbitraria de Twitter ha sido mantenida durante el tiempo negando, además, cualquier posibilidad de contacto que permitiera una salida extrajudicial al problema generado. Una actitud que refuerza la acusación falsa de Twitter de acusar a VOX de “una conducta que incita al odio”, con lo que estaría cometiendo un delito de injurias contra esta formación política, manteniendo su mensaje a la vista de los usuarios y lesionando, claramente, el derecho al honor de este partido político.

Entre la carga documental que aporta la querella de VOX destaca la contradicción en la que cae la propia red social al informar, horas antes de la suspensión de la cuenta, que “aplicando los estándares de la Ley Alemana, el texto del tuit no constituía infracción alguna”. El hecho de que Twitter aplique la legislación alemana obedece a dos razones: la primera es que es el país desde el que se denuncia el tuit; la segunda, que las leyes alemanas sobre incitación al odio son las más restrictivas de los países europeos, y pese a ello se consideró que el tuit no debía ser eliminado.

Pese a esta consideración inicial, Twitter tomó la decisión arbitraria de cerrar la cuenta de VOX amparándose en el ambiguo término de la “incitación al odio”, en franca contradicción de su primer análisis.

VOX representa a millones de españoles y no puede consentir que se censure una réplica al partido en el poder, en contraposición a la actitud de otros dirigentes y partidos políticos que han podido expresar opiniones que incluso amenazaban con “guillotina” o imputaban delitos, sin que hayan tenido ningún tipo de respuesta de Twitter.

El escrito establece que mantener la cuenta censurada durante más de quince días, alegando una vulneración de estándares que no se ha producido, daña la imagen del partido y su derecho al honor.

La querella también establece que Twitter ha atacado los derechos fundamentales de VOX como son: La libertad de expresión (artículo 20 de la Constitución Española); derecho de participación política (art. 23); libertad ideológica (art. 16); y el principio de igualdad y pluralismo político (arts. 14 y 6).

Redacción

Digital de Información y Opinión de derecha

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Las siguientes reglas del RGPD deben leerse y aceptarse:
Este formulario recopila tu nombre, correo electrónico y el contenido para que podamos realizar un seguimiento de los comentarios dejados en la web. Para más información revisa nuestra política de privacidad, donde encontrarás más información sobre dónde, cómo y por qué almacenamos tus datos.

Botón volver arriba