ActualidadColaboracionesEspaña VivaOpiniónSantos Trinidad

VOX es España

Nuestra triste, pero real y verdadera actualidad, vuelve a dejar de manifiesto que lo que mal empieza, sin duda termina peor. Me refiero a nuestro Ejecutivo actual y sus socios de gobierno, no se puede querer gobernar un país, con el único fin u objetivo de fragmentarlo o destruirlo.

Personalmente creo que, tiene que haber un sentimiento de congruencia o afinidad y no de autarquía, es decir, en una democracia tiene que representarse a una gran mayoría, no por el contrario, a ninguna gran minoría.

Tiene que haber sentimientos, pensamientos y filosofías comunes, entre el gobierno y la sociedad o pueblo, y no un sentimiento del todo absolutista y totalitarista, que lleva a las imposiciones y al descontento de esa gran mayoría que sin duda se ve manipulada, engañada, olvidada y despreciada.

A eso creo que se debe el nacimiento de sentimientos que creíamos perdidos, y que nos vemos obligados a restaurar, porque llega un momento, en que es mejor morir de pie que vivir de rodillas metafóricamente hablando.

Ahí es, en ese momento, donde nace VOX, mero o simple sentimiento o pensamiento de una sociedad, vaga, adormecida políticamente, que ha dicho basta a estas políticas de corrupción en todos los ámbitos, campos o facetas, en las que los valores básicos o fundamentales, como son la igualdad la justicia, la libertad, el respeto, no tienen una base de apoyo o sustento firme, sino más bien una doble vara de medir, donde siempre se mide a conveniencia del que tenga la citada vara, en ese momento.

Me explico; para que una democracia, fundada en un Estado de Derecho, funcione o se desarrolle correctamente, tiene que haber unas normas o leyes,  de convivencia que, todos sin excepción, debemos cumplir, y en caso contrario, es decir, en caso de incumplimiento, recibir la medida de corrección coercitiva, que se derive de tal incumplimiento.

Dicho de otro modo, una igualdad que se sustente en la justicia, pues tenemos igualdad, porque amamos la justicia y viceversa. Lo que nos proporciona automáticamente una verdadera libertad.

Como decía, Vox nace como un movimiento de cambio y contra revolución, debido a los sentimientos de una gran mayoría de nuestra sociedad, con el objetivo o finalidad de ofrecer una alternativa a las políticas revolucionarias, y nocivas de fragmentación o destrucción de la unidad de España, y en consecuencia de los españoles de verdad, los entendidos como tales, y no los satélites, nacionalismos periféricos, comunistas, socialistas bolchevizados, golpistas, etc…, meros fascistas, como se prefiera, descendientes de la rama italiana o fascismo de Mussolini, o de la nacionalsocialista alemana, es decir el nazismo de Hitler. Por un lado, o ese otro, fascismo, disfrazado el comunismo, mera o simple, doctrina totalitaria y genocida, por otro.

De carácter autárquico, que sin duda ha sido el ejemplo para los movimientos contrarrevolucionarios, a este último, como son los mencionados arriba.

Como digo, Vox trata de aunar el tradicionalismo español en todos los ámbitos, facetas o campos, es decir, en la religión, la economía, lo político, lo social, etc…, con un proyecto, el cual, pueda llevar a España, hacia un futuro, de esplendor y prosperidad. Con unos postulados o principios, de una verdadera igualdad, justicia y libertad. Pues es la derecha, es Vox, la que a día de hoy representa el verdadero cambio que, nuestra sociedad, nuestro país, necesita con extrema urgencia y necesidad.

Muy al contrario de las izquierdas, que se han quedado estancadas, en el guerra civilismo, en una época, de intolerancia, hacia las libertades e ideas de los demás.

Y eso es a día de hoy, lo que sin lugar a dudas representan las izquierdas, el rencor, el odio, el revanchismo, la lucha de clases, etc…., por otra parte, está la DERECHITA COBARDE, la que se define como tradicional, que no es más que un mero o simple espejismo de eso que dicen o presumen representar. Una derecha que se haya sumida en un bostezo permanente, y en el terror continuado del hasta ahora, avance de la izquierda.

VOX surge, para acabar con todo eso, si los demás partidos tendrían la beta patriótica, ese origen, esa cultura patriótica, que a día de hoy sólo tiene VOX, este último y en consecuencia sus líderes, además de sus políticas, no tendrían razón de ser, ni de existir. El sueño de Vox es simple y fácil de conseguir, si se quiere, pues no es otro que lo que, en un argot vulgar o entendible para todo el mundo vendría a significar o decir lo siguiente: «El pan, la patria y la justicia, por y para todos los españoles». Para eso hay que aunar lo social, es decir, la justicia y la igualdad social.

Y en especial, para todos esos españoles, que por carecer de pan y de justicia no han podido ni pueden reconciliarse con la idea de la Patria.

VOX surge en sus principios, como un movimiento minoritario, compuesto por jóvenes cultos, intelectuales, que practican en sus políticas la lógica y el sentido común, y a la vez valientes, autónomos de pensamiento, desechando los complejos que marcan los estereotipos y complejos, cuanto menos esa discriminación positiva, impuesta con el nombre de lo políticamente correcto, por los progres o izquierdas, meros presos ideológicos en su gran mayoría.

Con el objetivo o fin, como dije anteriormente de alternativa, contra esa dictadura del proletariado, esa dictadura silenciosa de ese régimen autárquico y megalómano, del que somos víctimas, la gran mayoría de la sociedad española, desde que este ejecutivo y sus socios de gobierno, tomaron el timón del país.

Jóvenes con las ideas muy claras, basadas o fundadas, en la mayor de las igualdades que como digo siempre es la sustentada en la justicia, y en el sentido común, un sentido común postulado en la moral y argumentado con una ética INCONTESTABLE. Lo cual, se aplica con una gran fuerza y cohesión interna, rebosando congruencia y coherencia a raudales, que a su vez , les introduce o mete en esa sociedad hasta ahora propiedad en exclusiva de la izquierda, que es el pueblo, el obrero, honrado trabajador, ya sea, jornalero campesino, o por el contrario pertenezca al ámbito fabril o empresarial.

Con un programa, coherente, de sentido común, y viable, es decir, para todos los públicos, expresado o aplicado en discursos, bien argumentados, y con una igualdad total, lo que hace que gusten a unos, y disgusten, o gusten menos, a otros, que hace que estos, transmitan una transparencia que, se convierte en credibilidad, haciendo renacer ese sentimiento de anhelo, deseo, por la esperanza de un sueño hecho realidad.

Lo que significa que, Vox muy al contrario que podemos, no es un populismo cortoplacista, sino el sentido común, o dicho de otra forma, el sueño de una gran parte de la sociedad hecho realidad, por lo que se presume o presupone, que no es cortoplacista como sin duda lo es Podemos. Vox ha venido, para quedarse, y si nuestro sentido común, instinto, o intuición, no nos traiciona, es decir, no nos equivocamos, respecto a VOX, sin género de dudas, VOX es el CAMBIO, el FUTURO. VOX es ESPAÑA.

Si Vox en un futuro, espero no muy lejano, no termina convirtiéndose en un movimiento de masas, al estilo fascista, como a día de hoy son única y exclusivamente los que nos gobiernan, por lo tanto, y dicho de otra forma, las izquierdas radicales y rancias. No perdiendo sus raíces u orígenes originales, es decir, su gran credibilidad, no hay más alternativa u opción de cambio, que la derecha, es decir, VOX.

Por España, Vota VOX, tu no te arrepentirás y España te lo agradecerá.

Santos Trinidad

Cristiano católico, creyente no practicante. De derecha, amante de la libertad, basada en una igualdad sustentada en la justicia.

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Las siguientes reglas del RGPD deben leerse y aceptarse:
Este formulario recopila tu nombre, correo electrónico y el contenido para que podamos realizar un seguimiento de los comentarios dejados en la web. Para más información revisa nuestra política de privacidad, donde encontrarás más información sobre dónde, cómo y por qué almacenamos tus datos.

Botón volver arriba