ActualidadEspaña VivaNacional

VOX denuncia la indefensión de los españoles «ante las manadas de salvajes que violan a las mujeres”.

VOX expresa su más firme condena de la violación grupal ocurrida en Bilbao y reclama realismo a Gobierno y Administraciones.

 

Tras la violación, la madrugada del jueves, de una joven de 18 años presuntamente a manos de seis hombres de origen magrebí, VOX quiere hacer constar su firme condena a esta terrible agresión y enviar todo su apoyo a la víctima de tan repugnante ataque.

Además de exigir el endurecimiento de las penas por la comisión de delitos sexuales, VOX reclama al Gobierno central y administraciones locales la valentía necesaria para hacer frente a un problema de enormes proporciones que el establishment mediático y político se empeña en silenciar.

-Es incuestionable que la gran mayoría de las agresiones sexuales en grupo y ataques contra la libertad sexual perpetrados en los últimos meses (Barcelona, Canet de Mar, Bilbao) lo han sido por inmigrantes procedentes del Magreb y de realidades culturales en las que el respeto a los derechos y la libertad de la mujer brillan por su ausencia. *

-Es evidente que se hace necesaria una política migratoria que proteja a los residentes en suelo español de individuos incapaces de respetar las normas más básicas de comportamiento.

-Si de verdad queremos proteger a las mujeres, hay que hacer frente al problema con honestidad y realismo, es decir, reconociendo, entre otras cuestiones, que cierto tipo de inmigración incrementa el riesgo social.

-El   pueblo   español no  es xenófobo. Denunciamos, en  este sentido, la criminalización previa del ciudadano español por parte de medios de comunicación y partidos políticos, que hurtan información esencial sobre cuestiones relativas a la seguridad ciudadana para evitar esa presunta xenofobia que, insistimos, en VOX no atribuimos como inherente al pueblo español.

En este sentido, el presidente del partido, Santiago Abascal, denuncia el hecho de que “todos los partidos políticos y medios de comunicación callen y silencien la verdad: los españoles de a pie están indefensos ante las manadas de salvajes que violan a las mujeres”.

“Las políticas progres, el efecto llamada y las ayudas sociales a la inmigración nos están llevando al horror que ya viven en muchas zonas de Europa”, señala Abascal, que se pregunta “quiénes son los responsables de que esos salvajes estuvieran en las calles de Bilbao. ¿Quién se empeña en diluir nuestras fronteras?”.

Por  todo ello,  hoy más que nunca reiteramos las medidas propuestas por nuestra formación en materia de inmigración:

– Expulsión de los inmigrantes ilegales a sus países de origen.

– Expulsión de los inmigrantes que, aun estando de forma legal en el territorio español, hayan cometido delitos graves.

– Revisión de los tipos penales para combatir a las mafias de la inmigración ilegal, así como a quienes colaboran con ellas.

– Poner fin al efecto llamada con una política migratoria que desincentive la llegada irregular.

*Según un informe de la Universidad Autónoma de Madrid y el Instituto de Ciencias Forenses, el porcentaje de españoles y extranjeros en la comisión de agresiones sexuales múltiples  con víctima  desconocida era  de 30% españoles frente al 70% restante extranjero o sin determinar.

Las violaciones grupales sucedidas en los últimos meses han sido perpetradas, según los pocos datos ofrecidos por los medios de comunicación, por individuos procedentes  del Magreb y Europa del Este.

 

 

Redacción

Digital de Información y Opinión de derecha

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Las siguientes reglas del RGPD deben leerse y aceptarse:
Este formulario recopila tu nombre, correo electrónico y el contenido para que podamos realizar un seguimiento de los comentarios dejados en la web. Para más información revisa nuestra política de privacidad, donde encontrarás más información sobre dónde, cómo y por qué almacenamos tus datos.

Botón volver arriba