Viva Rusia – Viva Cristo Rey – Holódomor

En Ucrania se conmemora estas fechas el HOLÓDOMOR, UN GENOCIDIO OCULTADO POR LOS HISTORIADORES SOCIALISTAS a los alumnos españoles durante décadas.

1932 en España se gritaba “Viva Rusia” mientras que en Ucrania, Stalin mataba a 5 millones.

Este 25 de noviembre Ucrania conmemora el HOLÓDOMOR.

Holódomor significa “hambruna”. El líder socialista Stalin intentó someter la voluntad de los campesinos para que su producción de grano fuera administrada por el Kremlin. Naturalmente, estos se negaron, pero la reacción de Stalin fue impedir militarmente la distribución de grano entre la población secuestrando los graneros.

En tan solo unos meses, más de cinco millones de ucranianos murieron de HAMBRE y se practicó el canibalismo sin que los países que se presentan a sí mismos como líderes de la democracia y garantes de la Libertad, hicieran nada. El hecho es tan vergonzoso que los historiadores lo han silenciado sistemáticamente. Todos saben que Hitler mató a seis millones de judíos durante cinco años de guerra, pero nadie sabe que Stalin mató a más de cinco millones de ucranianos en cinco MESES de ocupación del país. (Según Wikipedia, entre 7 y 10 millones.)

En Ucrania se conmemora estas fechas el HOLÓDOMOR, UN GENOCIDIO OCULTADO POR LOS HISTORIADORES SOCIALISTAS a los alumnos españoles durante décadas. Pregunten a sus hijos.

Según los historiadores ucranianos al menos cinco millones de ucranianos de extracción humilde murieron en pocos meses entre 1932 y 1933.

Actualmente, solo los Parlamentos de Moldavia, Rumanía e Irlanda han declarado que esa tragedia fue un “crimen contra el pueblo ucraniano y contra la Humanidad”. Nada ha dicho Sánchez, el antisemita. Cada vez se parece más al líder del Partido nacionalSocialista Obrero Alemán.

Existe, por supuesto, una amplísima literatura describiendo el hecho histórico. Los intelectuales hablaron, los campesinos hablaron, hasta los poetas escribieron poemas de lamento sobre el hecho, pero los poderes mediáticos y los políticos europeos, callaron. Existen numerosísimos documentos cinematográficos y fotográficos que son irrefutables.

En España, por supuesto, gobernaba la Segunda República Socialista pro Soviética el contubernio social-azañista. Ni una sola palabra se escuchó por parte del Gobierno condenando dicha masacre. Todo lo contrario, lo que se escuchó fue la famosa frase de Azaña al Capitán Rojas: “Ni prisioneros ni heridos, los tiros a la barriga”. Recuerden: 1932, ¡¡¡NO había Guerra Civil!!! Estábamos en el “maravilloso” y pacífico (según los historiadores socializados) bienio liberal de Segunda República.

El Socialismo está por encima de todo. Todo lo que se le oponga debe ser aniquilado. Por el Socialismo hay que despreciar, marginar, mentir, manipular, engañar, robar y matar. Todo sea por el Socialismo. Esa parece ser la premisa de todo socialista.

Azaña nunca condenó ninguna de las matanzas de Stalin o la URSS porque existía una simpatía tácita y unívoca hacia dicha ideología. El amor y la admiración que sentían los socialistas por Rusia ha quedado ya sobradamente demostrada con declaraciones radiofónicas, con textos periodísticos, con discursos e incluso con fotografías. El grito de “Viva Rusia” era tan habitual entre los socialistas como si dijesen “buenos días”. Entre los católicos había también un “viva” que se volvió muy habitual durante la guerra civil, era el “Viva Cristo Rey”, cuya festividad se celebra próximamente, desgraciadamente, este viva era el preludio inmediato de una ráfaga de tiros que acababan con la vida de quien lo había lanzado.

Hitler, unos años después intentó el exterminio de los judíos; el socialismo español proclamaba el exterminio de los católicos.

Sirva este artículo como homenaje a esos millones de víctimas escondidos por la izquierda española durante el período de la Segunda República y de la monarquía parlamentaria.

¿Por qué millones de socialistas españoles se convierten en cómplices de los actos del socialismo sin atreverse a levantar la voz contra la ideología? Eso, para mí, es un misterio; tendría que pensar en la Magia negra o en la incapacidad intelectual.

No van a ver ustedes ni un minuto en la televisión sobre este tema. Ni sus hijos recibirán ni un solo documento en los institutos. El ignorante siempre es más fácil de pastorear.

Pase este artículo a su hijo, que él se lo pase a sus amigos, y todos juntos, que le pidan al profe socialista (en la sombra) que les explique por qué ese hecho histórico no está en el temario.

Dejo aquí un enlace a un breve vídeo porque como decían a finales del segundo milenio: “una imagen vale más que mil palabras”.

 

José Enrique Catalá

Licenciado en Geografía e Historia por la Universidad de Valencia. Especialista en Hª Medieval. Profesor. Autor del libro: Glosario Universitario.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba