Una Unión Europea rota y el proyecto Blue Beam: ¿próximos objetivos?

El Nuevo Orden Mundial se está gestando vertiginosamente. Si bien la interpretación alternativa de la Agenda 2030 ya nos daría pistas de una masacre a nivel internacional en pro de las grandes entidades, la situación que ha provocado el COVID19 ha normalizado unas incongruencias que son más acatadas que resueltas. Numerosos países se han rebelado ante la futura vacuna y la instalación de antenas 5G, exceptuando lugares como España, donde de momento sólo han alcanzado notoriedad las caceroladas que muestran un profundo descontento hacia Pedro Sánchez, causando una división ideológica avivada por la prensa mediática.

El proyecto de Bill Gates ID2020 ha provocado un rechazo social ante el miedo que origina la implementación de un chip con datos personales. Asimismo, el deseo de que la gobernanza sea desde el manto del globalismo junto con las fuertes peleas internas de Europa , ha incitado sugerencias tan ambiciosas como la de George Soros –acérrima amistad de Pedro Sánchez- de comprar España bajo bonos de deuda perpetua: “la crisis económica producida por la pandemia durará más de lo que la mayoría de la gente piensa”, ha opinado, considerando inviable una vacuna a corto plazo y la continuidad de la Unión Europea: “Esta no es una posibilidad teórica, puede ser la trágica realidad” dice, insistiendo en que la UE desaparecerá si no acepta los bonos que propugna.

Pero el COVID19 no ha paralizado por completo la economía ni todos los negocios. Ciertas empresas –en las que casualmente Soros tiene una extrema participación e influencia– como Netflix, Facebook, o incluso las farmacéuticas –pues compró acciones a Grifols antes de que estallase la pandemia- han seguido generando beneficios. A su vez, desde el punto de vista tecnológico, nos encontramos ante una era de imparable desarrollo, centrada en una nueva generación de telefonía y el proyecto Starlink, de Elon Musk, quien busca crear una constelación de satélites -entre otras cosas-.

¿Se está acrecentando el Blue Beam?

Teniendo en cuenta estos aspectos de actualidad y la apuesta por el globalismo, son muchas las personas que están empezando a considerar el Proyecto Rayo Azul como el próximo escalón de un Nuevo Orden Mundial. Que el Papa Francisco hiciese un llamamiento el 14 de mayo [de 2020] para ‘un pacto global en la educación’ –el cual se ha postergado hasta octubre– ha acentuado la hipótesis del inicio del despertar religioso que el periodista canadiense Serge Monast manifestó por primera vez en 1994: “el Nuevo Orden Mundial utilizará una avanzada tecnología holográfica con el fin de crear una falsa invasión extraterrestre” ya que “crearán un ‘despertar’ religioso en todo el mundo para controlar a las masas y la aceptación de un único gobierno mundial y religión”, dijo en su momento.

En determinados sectores de la ufología se hicieron eco de lo afirmado por Monast, al punto que el ufólogo Richard Dolan escribiría un ensayo llamado ‘Proyecto Blue Beam: ¿Cuenta atrás?’ con información y afirmaciones del propio periodista. Por otro lado, ya se dio un experimento similar en 1982 cuando centenares de cubanos observaron a la Virgen aparecerse en el cielo: “Para el genial investigador Andreas Faber-Kaiser la emisión del holograma de la Virgen, además de pretender la influencia sobre las creencias de la población cubana, era un sutil ensayo de condicionamiento mental en el que entran en juego los propios estratos de superstición ancestral latentes en la misma persona de Fidel Castro” relata el libro ‘Claves ocultas del poder mundial’. Más adelante, se hace referencia a ‘Las nubes del engaño’: “Años más tarde, la CIA planificó una operación similar que nunca se llevó a cabo. El plan era propagar por la isla la creencia de que Fidel Castro era el Anticristo profetizado en el Apocalipsis de San Juan. Cuando esto se hubiese conseguido, desde un submarino se haría aparecer en el cielo de La Habana la imagen holográfica de Cristo. Para los analistas de inteligencia estadounidenses el acontecimiento milagroso podría desencadenar una rebelión debido al carácter supersticioso y religioso de la población cubana”.

El proyecto Rayo Azul se basaría en el uso de las ondas electromagnéticas, apoyado en el HAARP y el 5G. De hecho, en algunos países ya se han reportado avistamientos divinos que encajarían con su dinámica: algunos con meses de antigüedad, y otros en la actualidad. En lo que respecta a los descubrimientos físicos, siguen “siendo un misterio”, que han captado la atención de todos los habitantes de cualquier parte del mundo a raíz del confinamiento.

Hay más de una teoría que explica cómo se iniciará el Blue Beam o Rayo Azul, pero todas tienen en común la manipulación mediática, el engaño de nuestra percepción, el llamamiento a nuestras emociones en lo que respecta las más profundas creencias y el uso de satélites y ‘la Internet de las Cosas’.  Esta serie de características, sumado al alarmismo social que rodea el mundo por el COVID19 y la incertidumbre ante lo que ocurrirá a largo plazo desde el ámbito económico y social, nos convertiría en un blanco fácil y manipulable que proyectos como este ejercerían en nosotros.

La existencia del proyecto Rayo Azul no podría verificarse por completo como tal, ya que existe la posibilidad de que sea utilizado como ‘cortina de humo’ que aleje a la Sociedad de lo que realmente podría estar ocurriendo o sucedería. No obstante, existe la creencia de que el Blue Beam ha sido guardado celosamente de la opinión pública, algo que eclipsa con las palabras de Ronald Reagan cuando compartió a sus ciudadanos que “una amenaza espacial” uniría “a todo el mundo”, subrayando con esto la idea de que existe la baza de un Nuevo Orden Mundial basado en un engaño tecnológico.

Sea una realidad o una invención para desprestigiar el pensamiento disidente, conviene recordar que la mayor batalla que se librará… Siempre es aquella que se da en nuestra mente.

«Si le muestras tecnología a un hombre de las cavernas, creerá que es magia. Si le muestras magia a un hombre moderno, creerá que es tecnología. Tenemos fe en las cosas equivocadas. Y eso nos destruirá». – [Outlast]

Recomendación:

 

Alba Lobera

Luchando contra un #MundoViperino, con la ambición e ilusión del primer día. Periodismo, Filología Hispánica, docencia en ELE, Community Manager, locución y doblaje. Comunicación transparente y rigurosa. Investigación.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Las siguientes reglas del RGPD deben leerse y aceptarse:
Este formulario recopila tu nombre, correo electrónico y el contenido para que podamos realizar un seguimiento de los comentarios dejados en la web. Para más información revisa nuestra política de privacidad, donde encontrarás más información sobre dónde, cómo y por qué almacenamos tus datos.

Botón volver arriba