Un Proyecto para la España del siglo XXI. Pilares doctrinales

En los últimos años se han producido incesantes campañas demonizadoras de todo el espectro político contra VOX.

La izquierda se ha inventado un falso marco de referencia en el que cree estar, como si el franquismo hubiera sufrido un proceso similar al de las potencias del Eje en la II Guerra Mundial, por derrota bélica, golpe de estado, una revolución o una simple “caída de la dictadura”. Llaman “fascista” a todo aquel que plantee un discurso antihegemónico contra el “consenso progre”, ya que quieren hacer creer que todo lo que no sea su pensamiento único forma parte de la ideología de los vencidos en la II GM. Si a lo largo del tiempo han llamado “fascistas” a Aznar, Trump, Díaz, Rivera y a otros muchos, no van a ser ahora menos insultantes con Abascal y VOX. Los intelectuales o politólogos progresistas que analizan a la “extrema derecha” están siempre en campaña electoral; pero en cualquier caso no entienden nada de lo que es VOX. Su estrecho marco intelectual les impide analizar correctamente la realidad.

El centro participa en el juego de la izquierda, por vacío ideológico, por miedo, o por simple campaña electoral permanente contra quien ellos consideran el enemigo que les arrebata votantes y que es la causa de su fracaso.

Pero, realmente, ¿cómo es VOX? ¿Qué piensa VOX, cuáles son sus referentes ideológicos? Vamos a intentar analizar en detalle cuáles son a nuestro juicio las fuentes doctrinales e intelectuales de la Propuesta VOX.  

Enumeramos estas fuentes, sus características, y cómo conforman los distintos temas de las propuestas de VOX. No vamos a entrar a fondo en la descripción detallada de cada fuente doctrinal porque sería muy largo de explicar en un artículo. Sólo vamos a analizar su aplicación práctica a las propuestas políticas concretas. Al final incluimos una bibliografía recomendable para quien quiera ampliar la información sobre el tema.

Patriotismo Español

Hay quienes lo denominan también nacionalismo español. No vamos a entrar aquí en la diferenciación de ambos conceptos.

Frente a quienes quieren destruir España (separatistas), debilitarla (socialistas y progresistas), o continuar como hasta ahora (centristas), el patriotismo/nacionalismo se propone como objetivo que haya más España, y que el Estado sea más fuerte para defenderla.

Este punto incide claramente en muchos aspectos de las propuestas de VOX: 

  • Defensa de la unidad de la Patria.
  • El concepto integral de soberanía en todos los órdenes (industrial, energética, comercial, alimentaria, política exterior, etc.). 
  • La organización territorial: desaparición de las Autonomías y lucha contra los separatismos.
  • Defensa de nuestras FFAA y FCSE. 
  • La reivindicación de toda nuestra Historia y nuestra cultura, y la defensa y promoción del idioma español.
  • Nuestra relación con la Iberosfera y especialmente con los países de origen hispano.
  • La propuesta de una Europa integrada por Estados soberanos en línea con Visegrado.
  • La lucha contra la inmigración ilegal.

Visión Conservadora/Tradicional

Suficientemente explicada por nuestros clásicos (españoles o anglosajones principalmente), esta perspectiva determina muchos puntos de la Propuesta de VOX: 

  • La defensa  de nuestras tradiciones (caza, toros, fiestas religiosas y populares, costumbres tradicionales).
  • El principio de “Ley y Orden”, en especial aplicado a las medidas a adoptar con los okupas, las delincuencias y terrorismos de todo tipo, y al incremento de penas.
  • La defensa del mundo no urbano (el campo y el sector primario).
  • El rechazo a las leyes de Memoria Histórica. 
  • La perspectiva medioambiental y el cuestionamiento de la Agenda 2030.
  • La defensa de la Monarquía. 

Perspectiva Social Cristiana

Con base en la Doctrina Social Católica, desarrollada en el “Compendio de la Doctrina Social de la Iglesia Católica” elaborado en el pontificado de san Juan Pablo II y bajo la supervisión de Ratzinger, el pensamiento Social Cristiano incide especialmente en:

  • Todos los temas provida, frente al aborto y la eutanasia. 
  • Defensa de la familia.
  • La educación en valores. 
  • La defensa de la libertad de enseñanza.
  • Muchos aspectos del pensamiento social, defendiendo a los cuerpos intermedios (especialmente PYMES, autónomos, agricultores, profesionales, etc).
  • Énfasis en la solidaridad social en el ámbito laboral y económico (no en vano el sindicato de VOX se llama Solidaridad, en claro recuerdo al sindicato polaco auspiciado por Juan Pablo II). 
  • Criterios adoptados con relación al feminismo y a los temas de género.

Perspectiva Liberal

El pensamiento liberal ejerce su influencia decisiva en varios puntos de la Propuesta VOX: 

  • Defensa de la libertad y de las libertades reales (recursos contra los Estados de alarma, protección de los españoles frente a pasaportes COVID y los confinamientos, defensa del derecho a usar el español en territorios hostiles, etc.). 
  • Defensa del imperio de la Ley y de la igualdad real.
  • Defensa de la Constitución.
  • Defensa de la independencia judicial.
  • Reducción del peso del Estado (gastos innecesarios, burocracia, duplicidades, organismos, chiringuitos, subvenciones políticas, exceso de cargos políticos). 
  • Reducción generalizada de impuestos. 
  • Cheques sanitario y educativo.
  • Facilitar la libertad para emprendedores y simplificar procedimientos administrativos. 
  • Agilizar los cambios de uso del suelo.

No creemos que haya otras fuentes doctrinales o de pensamiento aparte de las citadas que configuren la Propuesta VOX. Nada de izquierdas (progresismo, socialismo, comunismo, anarquismo, etc.), y nada de fascismo. Es más que probable que incluso los que quieran estudiar la ideología de VOX con buena intención (cuando se dé el caso) no sean capaces de entender nada si no conocen la Historia del Pensamiento Político, y se limiten a poner calificativos o a hacer descripciones superficiales basadas en prejuicios progresistas sin fundamento.

Por ello, todos los temas importantes de la Propuesta VOX están respaldados por los enfoques que proporcionan doctrinas con tanto peso político como el patriotismo/nacionalismo, el pensamiento conservador/tradicional, la doctrina social cristiana o el liberalismo.

Un análisis atento nos indica la imposibilidad de “desagregar” el corpus doctrinal de VOX por ideologías diferenciadas. Estas fuentes de pensamiento han influido coaligadas en la “no izquierda” española desde prácticamente el fin del Antiguo Régimen (años 30 del siglo XIX) hasta la actualidad, adoptando muy diferentes formas y actitudes en cada circunstancia histórica concreta. Y cuando no han estado unidas, o han estado enfrentadas, (por ejemplo en los contenciosos carlistas, después de la Dictadura de Primo de Rivera, tras el 23-F, o con el PP de las últimas décadas), se han producido en España fracasos históricos: Varias guerras, dos Repúblicas, el Frente Popular, o victorias socialistas de larga duración.

No es posible separar las partes constitutivas del sistema doctrinal de VOX sin destruir la armonía del conjunto. Corrientes, tendencias, “sensibilidades” exteriorizadas, diferenciadas o desagregadas tendrían un efecto políticamente disgregador, mucho más nocivo en medio de la guerra político-cultural en que nos encontramos. La Historia Contemporánea nos lo enseña con duras lecciones prácticas.

Es importante resaltar el carácter sistémico del pensamiento creado a partir de las fuentes intelectuales anteriormente descritas. Como sabemos por la Teoría de Sistemas, un sistema es un conjunto de elementos con relaciones complejas entre ellos que forman un todo unificado, que es más que la simple suma de las partes.

El valor añadido de la oferta política resultante se crea a partir de la unidad y complementariedad de lo diverso. El conjunto ideológico tiene un carácter armónico, en el que cada fuente intelectual interactúa con las otras – y es influida por ellas-, y que se concentra e incide en el ámbito programático que le es más propio. No falta ni sobra nada, cada fuente doctrinal inspira una parte de la propuesta general de VOX. Ahora llamaríamos a esta cualidad tener un mix político equilibrado, aunque en realidad es un proceso mucho más elaborado. Es una síntesis ideológica integral. ¿Cómo van a entender los progres y los centristas esto?

Conclusiones

¿Qué habría que hacer en el futuro? Desde nuestro punto de vista:

  • Mantener la Propuesta cultural y política con los mismos planteamientos que tuvieron éxito a lo largo de nuestra Historia, con las adaptaciones necesarias para el siglo XXI.
  • Con sentido unitario, beber de las fuentes, conocer los conceptos inspirados por las mismas, mantener los principios y aplicarlos correctamente.
  • Acertar en el enfoque a adoptar en los posibles nuevos temas que van ampliando la Propuesta. Este es uno de los retos más complejos para el futuro.
  • ¿Existe alguna posibilidad de ampliación o enriquecimiento doctrinal? Quizás sí, explorando las propias fuentes o contrastando experiencias. Siempre se puede aprender algo nuevo de los maestros que nos precedieron, o de las soluciones aplicadas cuando ejercen el poder formaciones políticas afines, tanto en el momento actual como en el pasado, y no sólo en el ámbito español. Muchas de las medidas propuestas por VOX son similares a las que ya se aplican actualmente en otros países.
  • ¿Buscar nuevas fuentes inspiradoras? Dejamos esta pregunta en el aire.
  • Elaborar a partir de este conjunto doctrinal un proyecto de Estado y de políticas de Gobierno para España a largo plazo.

 

Bibliografía recomendada.

Sobre el patriotismo: 

  • Ramiro de Maeztu: Defensa de la Hispanidad.
  • Jorge Buxadé: Soberanía (Ed Homo Legens).
  • Gustavo Bueno: España no es un mito: claves para una defensa razonada. (Ed. Temas de Hoy). 
  • José María Marco: Una historia patriótica de España.

Sobre la Doctrina Social Católica: 

  • Compendio de la Doctrina Social de la Iglesia (Ed BAC). Hay versiones en pdf fácilmente accesibles buscando en Internet.

Sobre el pensamiento conservador: 

  • Russell Kirk: Un programa para conservadores (Ed. El Buey Mudo).
  • Roger Scruton: Cómo ser conservador (Ed. Homo Legens).

Sobre el liberalismo: 

  • Francisco Javier Contreras: Una defensa del liberalismo conservador (Unión Editorial).

Julio García de Durango

Estudioso desde siempre de temas ambientales, políticos y económicos; dedicado a renovar nuestro ideario, con la intención de crear un proyecto sugestivo para la España del siglo XXI. Ingeniero Civil. Experto en Planificación y Cost Control. La batalla cultural y de las ideas es permanente, y en ella debemos concentrarnos.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

5 × cuatro =

Botón volver arriba