Ucrania y Marruecos tentáculos de la OTAN. ¿Quién dirige la NATO? (y II)

Comentaba anteriormente la inaudita uniformidad de nuestros políticos a la hora de implicar gravemente la seguridad nacional y los intereses patrios en un peligrosísimo y peculiar conflicto que no es ajeno, de la mano de unos “aliados” que no solo no nos defienden (Ceuta-Melilla), sino que nos invaden (Gibraltar) y apoyan todo tipo de agresiones de terceros, como es el caso Marruecos en el Sáhara-Canarias, Ceuta-Melilla-Peñones, en su guerra comercial y en las apenas encubiertas acciones de supuestas mafias de la droga y la inmigración ilegal.

Marruecos, nuestro más peligroso “aliado”

Aunque en la vergonzosa carta de Pedro Sánchez al rey alauí, saltando por encima de todo tipo de legalidad nacional e internacional y los mínimos protocolos diplomáticos, ha habido cierta uniformidad contra el mandatario del PSOE, ha sido obviando partes fundamentales del problema saharaui y sus implicaciones con Canarias. Porque las Islas Afortunadas han dejado de serlo al perder sus aguas, pesca, fondos marinos, y quedar vendidas a las invasiones inmigratorias. Y España en general a un largo etcétera que incluye el grave peligro de su seguridad y las represalias a nivel de terceros, empezando por Argelia (gas y aguas de Baleares) y la República Árabe Saharaui (RASD). Con relación a la última, nuestra traicionada y abandonada provincia, nadie parece acordarse de que la condenamos a una larga (1975-1991) y durísima guerra, la cual Marruecos a reiniciado hace dos años sin que se hayan dado por enterado ninguna plañidera o medio de comunicación, ni ONU, ni OTAN, ni Unión Europea, ni las señorías de los partidos parlamentarios o de los cuerpos jurídicos, ni las jerarquías eclesiásticas, ni nuestro avezados y atlantistas militares.

Por esto es normal, pues en España nadie parece saber que las dos únicas colonias que hay en Europa y África son Gibraltar y el Sáhara Español, ambas pendientes de descolonizar según la ONU y ambas “españolas de iure”, para nuestra vergüenza y calamidades. Tampoco recuerda que Puerto Rico (y Guam y muchos otros “enclaves”) están o deberían estar en la misma situación y en manos de los países sajones que impulsan la guerra contra Rusia y apoyan a Marruecos en todas sus acciones contra todo derecho.

Doble vara de medir colonias

La mano que se mueve por detrás de algunos actores

Aquella provincia española fue arrancada a la fuerza y con traición, sin cumplirse nunca el mandato de la ONU respecto al referéndum de autodeterminación, que impulsó España hasta el cambio de régimen. Y la sangre española derramada no fue solo la de los saharauis con DNI español, ni la de los caídos por proyectiles y minas marroquíes, ni la hispana derramada por los “polisarios”, también fue la de los pescadores asesinados fríamente en oscuros atentados atribuidos por Marruecos (y nuestro Gobierno) a la RASD, pero cuya responsabilidad muy bien pudo de un reino que ha terminado robándonos no solo la pesca, sino las aguas y la riqueza de sus fondos (“tierras raras”, petróleo, gas, etc).

Todo ello, claro está, con la inicialmente encubierta ayuda norteamericana e israelí, entre otros estados, y hoy proclamada a los cuatro vientos.

Algunas de las ingentes pérdidas alauís

 El libro

Pero este trascendental y peligroso tema, apenas esbozado aquí en su historia y actualidad merece un detallado estudio que ofrezco en una obra que no les dejará ni indiferentes ni sin respuestas, tanto en cuanto a historia, sociología, geopolítica y milicia. Resumo:

Además de las históricas relaciones entre la Península y el Magreb en las épocas fenicia, romana (Mauritania Tingitana), bizantina y visigoda, y los ocho siglos de presencia musulmana en nuestras tierras, Marruecos, tras la sangrienta pacificación del Protectorado, desde su “renacimiento” en 1956 Marruecos nos ha hecho siempre la guerra. Ataques armados y otros apenas encubiertos en la mayoría de las ocasiones; una guerra híbrida al decir actual.

La sangrienta Guerra de Ifni-Sáhara en 1958, aún sin retirarse por completo de allí nuestro Ejército del Norte de África y tener en nuestras academias más de 200 cadetes suyos, nos forzó a abandonar la Zona Sur del Protectorado de Marruecos (Tarfaya), incluso, y vergonzosamente, sin habernos entregado los prisioneros que tenían, y Sidi Ifni (Provincia nº 51) en 1969, a pesar de ser una concesión “a perpetuidad” de Marruecos tras el tratado de paz la Guerra de 1860. Y entonces Marruecos no contaba prácticamente con armamento pesado, Aviación, ni Marina.

La Marcha Verde, cuando España era casi potencia nuclear y el reino alauí prácticamente carecía de Aviación y Marina, nos forzó a entregar el Sáhara (Provincia nº 53), incumpliendo gravísimos compromisos legales nacionales e internacionales. Así como, tras oscuros ataques terroristas, dejar los caladeros del banco canario-saharaui.

Marruecos luego fagocitó las zonas neutrales, Perejil y la Zona Económica Exclusiva Canaria, al tiempo que nos inundaba de droga, inmigrantes, terroristas, productos hortícolas y humillaciones de todo tipo. Y, siempre reclamando descaradamente muchas zonas nuestras, se lanzó luego a una carrera de armamento que ha ganado claramente.

Todo esto, y lo que venga, ha sido y será posible gracias a traiciones españolas, junto con apoyos e inducciones de otras naciones que, formalmente, son nuestras aliadas.

Disculpen la propaganda y quédense con su contenido.

Indicios de futuro

VOX

Y, para demostrar que no me mueven motivos egoístas, voy a quitarme, seguramente, algunos lectores con la crítica al grupo que más podría haber hecho en beneficio de España, pero que, con ocasión de las crisis de Ucrania y el Sáhara, ha tenido una actuación nada boyante, por decirlo suavemente. Porque en ambos casos ha demostrado una aterradora falta de conocimientos o de principios.

Ya en su momento dio una muestra de ello poniéndose de perfil con ocasión de la profanación sacrílega del Valle de los Caídos y del Generalísimo Franco, con lo que aquella acción suponía de carga de profundidad.

A lo dicho se suma la no denuncia de graves ilegalidades en las últimas elecciones (por marcar un límite temporal). Y eso que lo hizo en su momento en Andalucía y recuperó miles de votos “extraviados”, y que es público y notorio que no se hace el obligado escrutinio manual general ni se audita el sistema de transmisión de datos desde las mesas electorales al Ministerio del Interior. ¿Alguien pude creer que con esa postura le darán más oportunidades? Porque puede mirarse en el espejo de Marine Le Pen o de Trump. ¿Creen que van a tener tiempo (años) frente a una carrera acelerada del NOM (Tercera Guerra Mundial -nuclear- incluida)?

Tampoco hace las merecidas críticas a unas instituciones, por muy altas que sean (Jefatura del Estado, Justicia, Milicia, Sanidad Pública, etc.), que en muchas ocasiones deben ser objeto de llamadas de atención.

Aterrador panorama el de VOX como no cambie. ¿A qué espera? ¿Por qué tantos balones de oxígeno a este sistema corrupto? ¿Creen que con estos amaños “electoralistas” (al decir del profesor Centeno) les van a perdonar?

Y apocalíptico futuro el que se vislumbra para España.

José Mª Manrique

José María Manrique (Burgos, 1949), coronel de artillería retirado (1968, 2005 reserva). En la forzada situación de reserva por edad a los 56 años fui escribiendo sobre milicia y la historia española y universal especialmente del S. XIX en adelante, algunos artículos sobre la agobiante actualidad, así como la metahistoria.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

19 − dos =

Botón volver arriba