Treinta y cinco años ya

Aún estamos en pleno escrutinio de los votos y resuena en la mente 35 años de gobierno del PP. Unos lo usan como algo malo, otros como prueba de experiencia y buen hacer.       El tiempo no es malo, lo malo es que sean siempre los mismos los que llevan a efecto una sola forma de hacer política y, en eso, da igual si son blancos o negros, lo malo es la calcificación de los músculos, la institucionalización de los movimientos faltos de oxigenación y, por ende, con baja calidad democrática.

        En Castilla y León, el PSOE no suma ni con la extrema izquierda y los pseudo independentistas o catetos secesionistas. Una vez más, por más que se empeñen en afirmar lo contrario, el PSOE no presenta una alternativa, ni siquiera a un gobierno con problemas, falto de imaginación y casposo, lo que demuestra que no han entendido lo que quieren los ciudadanos de esta tierra.

        El PP no alcanza la mayoría absoluta ni por ensoñación, pese a pasear a las momias, los líderes, las lideresas, lo mejor y lo peor del partido… vamos, que no nos los creemos ni haciendo un esfuerzo.

         Igea gana, Cs pierde, al final el partido no pasa de la insignificancia y no desaparece por un milagro Franciscano, que sólo sirve para mantener el atril, pero no supone ni siquiera un suspiro en el resto de corredores de la maratón.

        Vox, roza los mejores datos que le concedían las encuestas, pese a no tener más viento que el de Santi, que sigue siendo el motor del partido, bien engrasado con el cabreo, la indignación y el hartazgo de los ciudadanos que ven en él una ilusión de que finalmente alguien viene a regenerar, a hacer política de otro modo, a servir y no servirse…. ¿será verdad?…Ya lo veremos, y de paso que le den un poco de «trankimazin forte 100 gr» a los que se les llena la boca con «que viene el fascismo y la ultra derecha», pues ya está aquí y no pasará nada, lo más que puede pasar es que, finalmente, demuestren y acrediten esa regeneración y nueva política y los manden al estercolero del que nunca debieron salir o, en el peor de los supuestos, que hagan lo que el resto y se mimeticen con la vieja política y duren lo que un pastel a la puerta de un colegio, como está pasando con la extrema izquierda de podemos y la ultra izquierda separatista.

        Al final Mañueco salva el asiento, sigue con un collarín en la garganta, que ya veremos cuan molesto y duro puede ser, pero su peculio no se merma. Enhorabuena, lo lograste, pero Casado sale muy tocado en su liderazgo y sin norte por el que seguir, forzado a realizar cambios, ya veremos si le deja su murciano murciélago del hombro.

        Tudanca se la vuelve a dar y abre una brecha en el partido que será de difícil solución, pues él había colocado a los suyos en todos los puestos y la disidencia está amordazada y sin cacho… Uff, vaya panorama le espera al PSOE. Siguen sin poner personas de peso, con mochila en la espalda, con garra y ganas de gobernar y, a los que así tienen, los esconden, les mimetizan o les ponen a «chucki el muñeco diabólico a meter mierda«. Por otra parte, Sánchez debería de tomar nota, pues la bofetada a su proyecto es evidente.

        Vox tendrá que demostrar qué banquillo tiene, si puede o no gobernar, si es algo más que un chico simpático con un Abascal detrás; pues, hasta ahora, todos sus procuradores son desconocidos, que no han dado la cara, que no han hecho propuestas ni luchado en la batalla, son el modelo Mañueco de ponerse de perfil, ¿serán capaces de dar la cara? ¿quiénes están tras ellos? ¿se fían en Madrid de sus representantes provinciales?

         A ver si de verdad se comienza a hacer política de otro modo, se fortalecen los controles al poder, se democratizan las instituciones, se tienen en cuenta los «perritos sin alma» o seguirán dando patadas al perrito para, cada cuatro años, pedirles el voto.

Enrique de Santiago Herrero

Abogado. Máster en Ciencia Política. Diploma de estudios avanzados en Derecho Civil Patrimonial. Derecho penal de la empresa. Colaborador y articulista en diversos medios de comunicación escrita, radio y televisión.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diecinueve − tres =

Botón volver arriba