Telémaco buscando a Ulises: Félix y el tesoro de Morgäa

Estimable película de animación canadiense, Félix y el tesoro de Morgäa, dirigida por Nicola Lemay (No Fish Where to Go y Private Eyes) en la que su protagonista se embarca en inopinada contingencia marinera cuando sale en busca de su padre desaparecido.

Félix, crío de  12 tacos está convencido de que su padre, evaporado en el mar hace dos años, sigue con vida. Un día, aprovechando la ausencia de su madre, la cual parte en un crucero para descansar y relajarse, Félix buscará a su padre, un pescador que desapareció en el mar dos años antes. Telémaco no se resigna a perder definitivamente a Ulises, pues.

Su locoide aventura la hará en compañía del Viejo Tom (un pescador jubilado), Squawk (un loro de una sola pierna) y Rover (ditirámbico félido que se comporta cual peculiar cánido perro). Su viaje los llevará a la Isla de la Sombra Negra, ciudad subterránea donde se esconde tenebrosa sociedad secreta, de ribetes masónicos, liderada por el chiflado megalómano Morgäa, poseedor, en principio, de un tesoro de gran valor.

Up, siempre en el recuerdo

Todo recuerda poderosamente a la magna Up, película que se ganó en su día al público de todo el orbe al recrear de forma perenne e indeleble la amistad entre un crío scout y un anciano algo melancólico tras perder al amor de su vida.

En esta ocasión mayor hondura: padre e hijo. Eso sí, cinematográficamente muy lejos de la inmortal joya de Pixar: los cinco primeros minutos, hondón. Posiblemente Up el mejor inicio de la historia del cine. Con permiso de los Malditos bastardos de Tarantino. O, puede, de la wellesiana Sed de mal. En fin.

Luys Coleto

Luys Coleto, prófugo de la existencia, desidentificado y desubicado, batallando contra todo. Y contra todos. Y, por la libertad y el buen periodismo, felicísimo, en tales y belicosos trances. En fin.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Las siguientes reglas del RGPD deben leerse y aceptarse:
Este formulario recopila tu nombre, correo electrónico y el contenido para que podamos realizar un seguimiento de los comentarios dejados en la web. Para más información revisa nuestra política de privacidad, donde encontrarás más información sobre dónde, cómo y por qué almacenamos tus datos.

Botón volver arriba