Tambores de guerra en Ciudadanos: ¿dimitirá Inés Arrimadas?

Si está pasando Inés Arrimadas una tarde de sábado de sofá, mantita y peli, le recomendamos no abrir la prensa del día. Mejor una revista femenina, o masculina (allá gustos), acariciar al gato o prepararse un gintónic. Pero no lea la prensa del día, no vaya a enterarse de lo que todos auguran que le deparará el destino el próximo lunes. No obstante, se lo contamos a nuestros lectores, entre los que seguro ella no se encuentra (allá gustos).

Por un lado, Arcadi Espada, uno de los fundadores de Ciudadanos, da por finiquitado el partido y así lo expone en un artículo publicado este sábado en El Mundo. “Como fundador del partido no tuve ni quise ningún privilegio en vida, pero ya en la muerte tengo un inalienable derecho a organizar con cierta belleza y rigor formales el duelo”. Espada considera que este es el fin del partido y no sabemos si tendrá razón o no, pero si él lo dice… Por otro lado, La Razón augura que Arrimadas puede presentar su dimisión como presidenta de Ciudadanos en el próximo Comité Ejecutivo a celebrar el lunes en convocatoria extraordinaria.

Juan Carlos Girauta, quien fue diputado por Ciudadanos, partido que abandonó el pasado año por discrepancias internas, lanza un torpedo a la línea de flotación del buque Arrimadas: «Viva la foto de Colón», publica en ABC. Tela marinera la pupa que le ha debido hacer a Inés, leer lo que para ella debe ser un exabrupto, con lo que a ella le duele la fotito en la que su partido se muestra en amor y compaña con la ultraderecha.

«El que pacta con Sánchez siempre está pactando las condiciones de su propia sepultura. Vuelve a comprobarse», afirma el periodista Jorge Bustos en su cuenta de Twitter. «Exactamente», asiente Girauta.

Arrimadas se ha pegado un tiro en el pie con la moción de censura a la murciana, y lo malo es que ese «accidente» ha dejado herido gravemente a su partido. No seré yo quien lo lamente, eso está claro, pero era algo que se veía venir. La veleta gira sin sentido, descontrolada, desde hace demasiado tiempo y la inestabilidad (política) de Arrimadas, ha convertido a su partido en el hazmerreir de los que votan tanto a diestra como a siniestra. Inés busca su lugar en el mundo (político), y no acaba de encontrarlo. Lleva meses moviendo la colita tras el guapo de Sánchez, que le lanza ora una golosina, ora una patada, y ella no se da por aludida. Con su actitud sumisa y displicente con el régimen social comunista que asola nuestro país, ha conseguido enmierdar un partido que tanta falta hacía, al menos en Cataluña. No sobran los constitucionalistas en el Parlamento, pero Arrimadas está demostrando que su partido no se encuentra en ese camino. Ha puesto la dignidad de su partido a los pies de los caballos y el naranja de su formación se ha vuelto de rojo chillón. ¿La veremos de vicepresidenta en un gobierno socialista? Al tiempo…

Quizás quede aún algo de sensatez en ese extraño partido… quizás el vicepresidente de la Junta de Andalucía, Juan Marín; la vicealcaldesa de Madrid, Begoña Villacís o el portavoz de Ciudadanos en las Cortes Valencianas, Toni Cantó, por citar algunos nombres, sean capaces de coger al toro por los cuernos… En los últimos días suenan tambores de guerra (o campanadas de duelo) en el partido, y se especula con la posibilidad de que Toni Cantó pudiese disputar el liderazgo a Inés Arrimadas. Al tiempo…

Pilar Salsamendi

Directora de Redacción de InfoHispania. Políticamente incorrecta. Licenciada en Filosofía y CC. de la Educación. Psicóloga.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

12 − 1 =

Botón volver arriba
bitcoin blender, bitcoin mixer, cryptomixer