ColaboracionesOpiniónPío Moa

Significado del 11-M, por Pío Moa

Lo que cambió la historia e impuso un nuevo régimen no fue el atentado en sí sino su explotación, tan rápida y hábil, por el PSOE.

¿Cambió la historia en España el 11-m? A raíz de él, cambió, desde luego, y en un sentido preciso: se formó un tercer frente popular con socialistas y separatistas principalmente, que invirtió ya por completo la decisión popular de diciembre de 1976, de una democracia DESDE y no CONTRA el franquismo. De ahí la importancia de la ley de memoria histórica, que no solo ataca al franquismo y a la verdad de la historia, sino también a la democracia, pues ninguna democracia puede promulgar una ley semejante, propia de regímenes como el de Corea del Norte. Sin embargo, la ley pasó y fue aplicada, no solo por el nuevo frente popular, sino también por el PP, lo que revela la extrema degradación del régimen del 78. Es decir, se impuso de hecho un nuevo régimen.

Otro de sus objetivos fue rescatar a la ETA de la ruina, arruinando así el estado de derecho, para hacer de ella una potencia política que actuase en la misma dirección de sus compinches. El nuevo frente popular reforzó un impulso que venía de atrás a los separatismos y a la disolución de España en la UE. Y a los multiculturalismos impulsados por la propia UE, junto con el abortismo masivo y leyes “de género” aún más misóginas que misándricas. Hoy vivimos en un nuevo régimen, que no es democrático y amenaza muy gravemente las libertades de todos y la propia existencia de España.

¿Ha sido esta deriva resultado del 11-m? En mi opinión no. Los autores del atentado no podían prever que su resultado no fuera justamente el contrario. De hecho, hubo una especie de forcejeo entre PP y PSOE al respecto: si la ETA era la autora, ganaría el PP; si eran los islamistas, podía ganar el PSOE. Este vio enseguida la jugada, inventó calzoncillos suicidas, etc.., y acorraló al gobierno. Porque, según su mensaje, el verdadero culpable del atentado sería el PP, por haber metido a España en la guerra de Irak, mientras que los islamistas, en definitiva, no hacían más que vengarse de un ataque previo. Hacían justicia en cierto modo. Yo también creí esa versión al principio, máxime cuando una primera medida del gobierno fue retirar las tropas de Irak: esto parecía el premio de Zapatero a los terroristas: beneficio mutuo.

Lo que cambió la historia e impuso un nuevo régimen no fue el atentado en sí, cuyo origen permanece incierto, sino su explotación, tan rápida y hábil, por el PSOE. Debe reconocerse que le fue posible hacerlo por dos razones:

a) la campaña electoral de Rajoy, típicamente economicista, le estaba resultando muy mal, haciéndole perder gran parte de la ventaja con que la había iniciado.

b) El PP nunca defendió con argumentos su intervención en Irak. Típico de señoritos cutres y cabestros, pensó que en cuanto pasara algún tiempo la cosa se olvidaría y perdería todo valor político. Siempre fueron maquiavelillos de aldea.

Por mi parte sostuve entonces que la intervención en Irak tenía tantos argumentos a favor como en contra, pero que ya que estábamos en la OTAN y aliados a Usa, la balanza podía inclinarse a favor. Además, los partidos que agitaban en contra lo hacían con argumentos realmente criminales, de apoyo a tiranías genocidas.

Hoy creo que España debe recuperar su política de neutralidad y no intervenir –necesariamente lo hace como auxiliar o lacayo– en operaciones de interés ajeno, bajo mando ajeno y en lengua ajena.

nacionalismos vasco y catalan, los-pio moa-9788490550229      europa: introduccion a su historia-pio moa-9788490608449

Pío Moa

Historiador y analista político. Participó en la oposición antifranquista dentro del PCE y el PCE(r)-Grapo. En 1977 fue expulsado de este último partido e inició un proceso de reflexión y crítica del marxismo. Es autor de numerosas obras sobre la República, la guerra civil, la posguerra y la historia general de España, así como de gran número de artículos de análisis de la actualidad e históricos.

Publicaciones relacionadas

Un comentario

  1. Hay varias cuestiones plantear al autor:
    1. Si España no es ahora un Estado democrático, ¿cómo es que ha perdido las elecciones andaluzas el PSOE y ha habido cambio de gobierno autonómico?
    2. España no participó militarmente en la guerra de Irak, sino en la postguerra.
    3. ¿Cree usted que España debe no intervenir en Venezuela, y ser neutral ante la dictadura y la miseria chavistas?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Las siguientes reglas del RGPD deben leerse y aceptarse:
Este formulario recopila tu nombre, correo electrónico y el contenido para que podamos realizar un seguimiento de los comentarios dejados en la web. Para más información revisa nuestra política de privacidad, donde encontrarás más información sobre dónde, cómo y por qué almacenamos tus datos.

Botón volver arriba