Si eres racionalista, deberías creer a los científicos

Estos hechos que voy a relatar han sido analizados, estudiados y corroborados por indiscutibles científicos europeos. Biólogos, psicólogos y médicos con un gran espíritu científico y racional, reconocidos por la comunidad científica internacional.

También han dado veracidad al hecho, personas de innegable prestigio social y político, y han afirmado que el hecho, innegablemente  se ha producido.

Muchos fotógrafos han recogido pruebas documentales irrefutables del hecho haciendo fotografías del terreno y de las ropas de la gente.

Un gran número de periodistas con reconocida imparcialidad y gran visión científica han elaborado textos que narran y describen objetiva y minuciosamente el hecho que se ha producido.

Los más prestigiosos periódicos del país lo han publicado y difundido entre millones de lectores.

El hecho es el siguiente:

En la noche del 12 al 13 de octubre se ha producido una lluvia persistente y abundante en un llano montañoso. No ha cesado de llover en ningún momento desde que se inició a las 22:00 del día 12 hasta las 12:00 AM del día 13.

Exactamente a esa hora, 12:00 AM: la lluvia torrencial ha cesado repentinamente, las nubes se han dispersado a gran velocidad y el Sol ha brillado con mucha intensidad durante 15 minutos.

Al finalizar los 15 minutos, los científicos, periodistas, políticos y fotógrafos han podido constatar empíricamente que la hierba se ha secado; que los inmensos charcos, se han secado; que las hojas de los árboles, se han secado, y que sus propias ropas, zapatos y cabellos se han secado totalmente, así como las más de setenta mil personas que les acompañaban. La avalancha de testigos es tal, que hasta los más críticos y escépticos no han tenido más remedio que rendirse finalmente ante la aplastante evidencia.

El hecho es indudable. Ha sucedido, y así lo afirma la comunidad científica que lo ha estudiado presencialmente y poderosos políticos racionalistas. Usted puede creerlo o no, pero si no lo cree… entonces me hará pensar que es usted una persona sin espíritu científico, y por lo tanto, muy poco racional.

Por cierto, por si su espíritu científico le empuja a conocer con más detalle este hecho, le diré que, aunque lo he relatado en presente, esto sucedió en el año 1917, en un lugar llamado Cova de Iría que está cerca de Lisboa (Portugal), y es conocido como «Milagro del Sol».

José Enrique Catalá

Licenciado en Geografía e Historia por la Universidad de Valencia. Especialista en Hª Medieval. Profesor. Autor del libro: Glosario Universitario.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Las siguientes reglas del RGPD deben leerse y aceptarse:
Este formulario recopila tu nombre, correo electrónico y el contenido para que podamos realizar un seguimiento de los comentarios dejados en la web. Para más información revisa nuestra política de privacidad, donde encontrarás más información sobre dónde, cómo y por qué almacenamos tus datos.

Botón volver arriba