Ser Diputado o Senador en España: la gran bicoca

 

Ser Diputado o Senador en este país es algo parecido a que te toque la lotería. Estos señores que han sido elegidos por los ciudadanos, que por cierto somos los que les pagamos todos estos despropósitos, lo único que no tienen subvencionada es la vergüenza, lo demás ya les es regalado.

A continuación detallaré algunos de los beneficios de que disponen esta raza superior llamada políticos, algunos de ellos tan sólo por dedicarse a insultar.

Aparte de percibir un sueldo muy superior al de la media de cualquier ciudadano, tienen gastos de alojamiento si viven fuera de Madrid. (Erijo una lanza en favor de Toni Cantó, que ha renunciado a este plus, por tener un piso en la capital de España)

No pagan un solo billete de avión y viajan en bussines ya que el gobierno tiene un acuerdo con Iberia.

Disponen de gastos de desplazamiento, kilometraje si utilizan coche propio, o en su defecto efectivo para utilizar taxis.

También se les paga un tanto por ciento para un plan de pensiones.

Tienen -como no-, dinero para gastos de representación

Tienen efectivo de libre disposición.

Más dinero para viajar al extranjero.

También les es instalada en su casa la línea de ADSL.

Se les regala un iPad, un iPhone y una Tablet.

Para más vergüenza si cabe, pueden compatibilizar varios sueldos, con actividades extra parlamentarias, participar en tertulias etc.

Y como broche de oro y para darles el sobresaliente Cum Laude, la laureada de San Fernando, y el lazo de Isabel la Católica a la cara dura, no se les pena el absentismo laboral, que para quien no tenga claro lo que significa, así sin ningún tipo de anestesia viene a decir, que si no se presentan a su trabajo no les ocurre absolutamente  nada.

Esto es lo que los ciudadanos de a pie  permitimos, y que no deberíamos consentir, en un país con una tasa de paro tan elevada, con una SS a punto de la quiebra, y con más pobres y desahuciados que nunca.

Pero como alguien dijo alguna vez «Spanish is diferent»

Mª José Gómez Busó

Jubilada, apasionada del patchwork, lenguaraz y rematadamente sincera.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Las siguientes reglas del RGPD deben leerse y aceptarse:
Este formulario recopila tu nombre, correo electrónico y el contenido para que podamos realizar un seguimiento de los comentarios dejados en la web. Para más información revisa nuestra política de privacidad, donde encontrarás más información sobre dónde, cómo y por qué almacenamos tus datos.

Botón volver arriba