AutoresColaboracionesOpiniónSantos Trinidad

Semejanzas entre el PSOE actual y el Frente Popular de 1936

Estos tiempos, los actuales, en mi humilde y modesta opinión, no son más que un mero calco, una fotocopia, de la década que vivió nuestra sociedad de antaño, esa década negra por sus leyendas, pero sobre todo por sus muchos mitos e invenciones, pura propaganda.

Propaganda llena de falacias, o embustes a medias, ya que se omiten deliberadamente verdades que aunque siendo pequeñas aportaciones, no dejan de ser verdadera historia, las cuales pueden cambiar nuestra personal o particular visión de los hechos históricos.

Como decía, el gobierno actual es un mero calco o fotocopia de aquel gobierno de la segunda República y más concretamente el que le cogió el relevo en 1936, al que se conocía como frente popular, un concepto o término muy comunista revolucionario, socialista bolchevizado, los rojos, en fin, la izquierda en general.

El periodo comprendido entre abril de 1931 hasta febrero de 1936, fue un auténtico y enorme pucherazo por parte de la izquierda; lo mismo, o eso me parece, el periodo comprendido desde la famosa moción de censura del PSOE de Sánchez y sus socios de gobierno, realmente un nuevo frente popular, sólo que esta vez, en otro siglo, es decir, es el renacer del FRENTE POPULAR del siglo XXI, hasta hoy. Aunque el preámbulo o comienzo de lo que, se nos avecinaba a los españoles, fue preparado por otro socialista bolchevizado, el Sr. Zapatero, preparó concienzudamente, como en su día, Largo Caballero, más o vulgarmente conocido como el Lenin español,  el conflicto civil que, Dios quiera no se produzca, después del 28 de Abril del presente.

Pues así como en febrero de 1936 se rompió la legalidad democrática con la toma de poder del gobierno de España por el frente popular, en la actualidad ha pasado, sin duda, lo mismo, con la moción de censura del PSOE de Sánchez y sus socios de gobierno.

Los orígenes de esto, de lo que digo, comienzan cuando comienza la guerra civil española que, verdaderamente, es en Octubre de 1934, cuando el PSOE  lanzó una insurrección armada para destruir la República e instaurar una dictadura del proletariado. Que es la que, defendía el PSOE bolchevizado de Largo Caballero. Y es que, además este lo planteó así, como guerra civil, es decir, como un intento de guerra civil.

Lógicamente y gracias a Dios, fracasó, pero no aprendió la lección, o sea, aquello pudo quedar en un simple precedente, pero desde el momento en que, digamos que se mantuvieron las ideas básicas, pues cuando llega 1936, más concretamente, las elecciones de Febrero de 1936 que, por otro lado, fueron unas elecciones fraudulentas, donde las haya, en medio de una violencia enorme, y que, posteriormente dieron lugar a un verdadero asalto a la legalidad republicana, es decir, fue una real y verdadera destrucción de la legalidad republicana, la cual, llevó o desembocó finalmente en la guerra civil, o sea, a la continuación de la guerra civil, propiamente dicha, pues como ya he dicho, la guerra civil, su preámbulo,  fue en octubre de 1934.

Recordar o hacer un pequeño matiz, al respecto de la guerra civil, y es que, lo esencial, está aclarado de sobra. Es decir, ¿Quién la empezó? ¿Por qué? ¿Qué es lo que se dilucidaba o pretendía en la guerra?, en fin, todo eso, está aclaradísimo.

Lo que pasa es que está aclarado en el terreno intelectual, por el contrario, en el terreno popular no. En el terreno popular predomina todavía la propaganda, en fin, estos temas, son temas que debieran haberse debatido. ¿Por qué no ha sido así? Porque evidentemente la propaganda es muy débil, frente a la investigación histórica real. Por eso, lo que, dicen o expresan los historiadores, llamémosles rojos, falla en todo, no es aceptable, pues simplemente con la lógica unas veces, y otras veces con los datos caen sus argumentos.

El levantamiento nacional o golpe de estado, sin duda, fue una reacción ante la destrucción de la legalidad, es decir, si la legalidad se hubiera mantenido, desde luego Franco no se hubiera levantado o sumado al citado golpe.

Aunque hay que recordar para aclarar que Franco se sumó en el último momento, no hay que olvidar,que a la república se le había sublevado ya todo el mundo. Empezaron los anarquistas con 3 insurrecciones, los comunistas desde un principio se negaron a aceptarla, aunque luego cambiaran, por mera táctica, luego se sublevó Sanjurjo, una sublevación que, hay que decir, por otra parte quedó completamente aislada, no fue una sublevación de la derecha, sino aislada dentro de la derecha.

Cuando empiezan las elecciones de 1933, se sublevaron con varios golpes de Estado reiterados, el Sr., Azaña, por ejemplo. Lógicamente fracasan todos, (ERC) Ezquerra republicana de Cataluña, literalmente se declara en pie de guerra. El PSOE comienza los preparativos de la insurrección o guerra civil. Y es que lo planteaban así, como digo. Y como se puede comprobar, ya se habían sublevado todos, ya no quedaba nadie por sublevarse, cuando se subleva Franco, sin duda, fue el último, y también el único que tiene éxito finalmente.

Vamos a ver si podemos explicar, si el gobierno del FRENTE POPULAR respetó las libertades y la democracia. Hay una versión que dice, o según la cual, la guerra civil fue un enfrentamiento entre demócratas y fascistas, o reaccionarios, o algo por el estilo. Pero no hay más que ver de qué se componía el citado frente popular, para darse cuenta de que esa es una patraña gigantesca, es decir, un absurdo carente de toda lógica. Es de una magnitud tan absurda e ilógica que no se como se puede mantener o sostener a día de hoy.

Se componía de Stalinistas, de marxistas revolucionarios del PSOE, y sobre todo guerra civilistas, se componía de racistas, que es sin ningún género de dudas la base del separatismo, se componía de golpistas como Azaña, y en general la izquierda republicana, (IR).  Es decir, no había un solo demócrata.

Estos y no otros, habían destruido la legalidad republicana, a pesar de que habían sido ellos mismos sus creadores. Bueno, no todos ellos, porque para ser realistas y decir verdad, digamos que fue una legalidad creada entre la (IR) Izquierda Republicana y los socialistas. Y fueron ellos mismos los que la destruyeron, en cuanto vieron que, con ella, podían triunfar las derechas.

En mi opinión, creo que fue completamente legítima, la rebelión, contra una tiranía de esa especie o magnitud que, además era una tiranía extremadamente sangrienta y brutal. En los meses que van desde febrero a julio de 1936, hay 300 muertos, infinidad de quemas de Iglesias, de registros de la propiedad, de sedes de partidos de derechas. Con la posterior, culminación de una de sus tantas y diversas amenazas, de atentado personal, como fue el asesinato del líder de la oposición Calvo Sotelo, por los socialistas. Fundamentalmente por socialistas y fuerzas del orden público, sólo este hecho ya es revelador de la situación a la que se había llegado. Hay muchas guerras civiles, como por ejemplo;  la de USA, la de Inglaterra…  habían tenido muchas menos justificaciones que la nuestra. O sea, por muchísimo menos, en los países citados se había producido este tipo de guerra.

Durante la guerra o en tiempo de guerra se cometieron atrocidades, más o menos en ambos bandos por igual, aunque para ser sinceros y realistas hay que resaltar las atrocidades de la izquierda sobre las de las derechas. Sin duda, fueron más sádicas, pues es verdaderamente horripilante recordar, ver en la imaginación, lo que hicieron, por ejemplo con los curas y otros por el estilo. El mayor crimen de guerra, fue sin género de duda, el de Paracuellos, pues es incomparablemente mayor que cualquiera que hubieran hecho las derechas. Del cual, la responsabilidad de Santiago Carrillo, en las matanzas de Paracuellos es evidente, y además está acreditada. Es una de esas cosas que saltan tanto a la vista que, no sé, como puede dudarlo alguien, pero bueno, se hace así, es triste, pero real.

De todas maneras el tema principal de este escrito, no es la guerra civil, sino simplemente uno de los orígenes, de la cuestión o problema de la democracia en España. Del cual hablaremos más adelante.

Nuestra guerra, como todas las guerras, está llena de leyendas y de mitos, y si me lo permitís, quisiera aclarar, uno de los que creó la izquierda, como de los más crueles, es el de “El general Yagüe, apodado el carnicero de Badajoz”.

De partida diré que la matanza de la plaza de toros de Badajoz, es falsa, radicalmente falsa. Porque para empezar, están los testimonios de “Neves, y otros que estaban allí”, o sea, es una cosa, un hecho que no admite discusión. El mito, fue creado por un propagandista del FRENTE POPULAR, un Sr., que se llamaba, Jay Allen, pues seguro, se lo inventó todo. Diré que hay quien ya sospechaba que el citado propagandista, ni siquiera había estado en Badajoz. Y efectivamente las sospechas eran ciertas, hay un libro de Moisés Domínguez y otros que se llama, “La matanza de Badajoz, ante los mitos de la propaganda”, o ante, no se que, de la propaganda, ahora mismo, no recuerdo la palabra exacta.

El cual estuvo estudiando los movimientos de Allen, y efectivamente como se sospechaba, Allen, ni siquiera estuvo allí. Después de  documentarme en la bibliografía sobre los mitos de la guerra civil, me quedo con la versión de Pío Moa, el cual, al referirse a este episodio, en el que la razón con la que argumenta su incredulidad hacia este mero propagandista del FRENTE POPULAR, fue el siguiente: Jay Allen después de una entrevista a Franco, en mi opinión, cuanto menos difamatoria que había hecho a Franco, y en la que, más o menos lo pintaba como si fuese capaz de asesinar a media España. Bueno, lo de Yagüe es falso.

Otro periodista, al servicio del FRENTE popular, del cual, no recuerdo el nombre, dijo que había hablado con Yagüe, y este le comentó, “Bueno si, matamos a muchos, no íbamos a dejar a retaguardia a tanta gente que, podía más o menos sublevarse”. Bueno, en fin, si esto lo hubiera dicho realmente Yagüe, él lo habría escrito en aquel mismo momento en sus entrevistas y en sus crónicas. Y no 5 o 6 años después, haciéndose víctima de una amnesia selectiva, es decir a conveniencia y recordándolo, 5 o 6 años después, como digo.

Sin duda, es una de tantas y tantas descalificaciones, una detrás de otra, que vamos, uno se queda perplejo, de que esto se mantenga y siga. Y se mantiene fundamentalmente, porque la derecha ha dejado vía libre, o el campo libre, a todo eso desde la transición, aclarar que no se puede olvidar la responsabilidad de la derecha.

La guerra civil no se libró entre demócratas y fascistas, pues no había demócratas en ninguno de los dos bandos, en realidad, se libró, porque básicamente por la continuidad de la unidad de España, por la continuidad de la cultura cristiana, de la propiedad privada, etc…  Fue así, porque no hay más que ver que el frente popular fue una alianza de izquierdas. Sobre todo, ese fue estrictamente el frente popular. La guerra civil se libró por esa razón, y eso, no otra cosa, es lo que estaba en cuestión.

La democracia, bueno primero diremos que, el franquismo, prácticamente no tuvo oposición democrática, la única y verdadera oposición que tuvo fue, comunista y terrorista. Los pocos demócratas que había, hombre, había quejas, había alguna intriguilla, pero nada comparable con lo que hicieron los comunistas, y esta, como digo, fue la verdadera oposición. De lo que se deduce que, como la oposición al franquismo fue terrorista o comunista, lo cual, por otro lado, habla bien del franquismo, y los demócratas no hicieron una oposición significativa al franquismo, lo cual, habla bien de los demócratas.

La transición se hizo desde el franquismo, sólo se podía hacer desde el franquismo. Ahí está la cuestión que en España no existe todavía cultura democrática.

El Estado de Derecho está siendo destruido, casi sistemáticamente desde hace muchos años, principalmente por esa falta o carencia de cultura democrática, en la izquierda y en la derecha.

Para explicar mejor esto, pongamos como ejemplo lo que ha pasado con el terrorismo etarra. A este se le ofrece una salida democrática desde la transición, lo cual significaba o inventaba una nueva o manera de hacer política. Lo que se esperaba, con esto, es que la ETA se conformaría, por supuesto, y como era lógico, no fue así, el único que realmente aplicó el Estado de Derecho en este caso, fue Aznar. El cual, con el mayor éxito posible, llevó a la ETA prácticamente al borde de la ruina y de la destrucción.

Una situación ideal para el PSOE, que comparte la ideología de la ETA, en un 70% u 80%, cosa o dato, que no hay que olvidar. Pues rescata a la ETA, la convierte en una potencia política, en Navarra, Guipúzcoa y Vizcaya, le facilita dinero público, le facilita publicidad internacional, etc…  Esto, esto es, destruir el Estado de Derecho, es decir, la esencia misma del Estado de Derecho.

Son intereses de la izquierda, en rehabilitar este grupo de asesinos e incorporarlos a la vida política al igual que esa obsesión por derribar estatuas, cambiar nombres de calles e incluso remover tumbas.

Pongamos un hecho, un ejemplo; uno de los pecados de la transición fue identificar, antifranquismo y democracia, pues como ya dije antes, el antifranquismo fue terrorista y comunista. De acuerdo con esta teoría, aquí los más demócratas habrán sido la ETA y el partido comunista. De hecho, es así, y piensan así, el PSOE, tiene una cierta idea de solidaridad con la ETA y con todos los que se opusieron al franquismo, porque esto es una cosa que se ve en la ley de memoria histórica. Esta ley de memoria histórica, es otro claro ejemplo, de que el Estado de Derecho no funciona en España. Esta ley de memoria histórica es una ley totalitaria porque sólo en un país totalitario se impone desde el poder una visión de la historia.

Esto puede pasar en Cuba, en Corea del Norte, pero no debiera poder pasar aquí. Es por eso, y además pasa, sin oposición ni denuncia, prácticamente de nadie o casi nadie, la cual no hace sino hacer más evidente, la carencia o falta de cultura democrática. Esta ley es además muy significativa por otra razón, habla de las víctimas del franquismo, la mayor parte de estas fueron personas que fueron juzgadas por delitos gravísimos, como asesinatos, por chequistas, en fin, por todo ese tipo de cosas. Ese es el problema, porque también cayeron lógicamente inocentes, dadas las circunstancias de la época, no se sabe realmente cuántos, pero también cayeron.

“Si se llama víctimas a todos, se está identificando con los asesinos, no con los inocentes”. “Porque está rebajando a los inocentes al nivel de los asesinos, y se está exaltando a los asesinos al nivel de los inocentes”. Esto y no otra cosa, es la ley de memoria histórica. ¿Cómo es posible que estas cosas hayan circulado, se hayan impuesto, las haya respetado la derecha, no sólo respetado, sino también aplicado, de hecho, las está aplicando constantemente?.

Esto revela el problema, ni en la guerra civil se trató el problema de la democracia. Pues el problema que se dilucidaba, no era ese en absoluto, ni después de la transición. La transición se hizo de manera chapucera, en muchos aspectos, y este fue uno de ellos.

Los problemas de nuestra democracia, se pueden resolver de dos maneras:

La primera podría ser a base de tiempo, de crítica, de denuncia y de poner las cosas en claro.

La segunda sería de manera más traumática, si por un casual resultase que los separatistas que no son para nada democráticos, ni lo han sido nunca. si siguen adelante con sus pretensiones, se podría provocar una situación de crisis verdaderamente tremenda. Esto, y hasta el regreso del terrorismo. Hay que darse cuenta de que si a la ETA, se la ha justificado, como una manera o forma de hacer política, bueno, eso sin duda, sienta precedente. Y es que, con el terrorismo, se pueden conseguir cosas, esta es la lección histórica, la moraleja, con el terrorismo se pueden conseguir cosas, y eso al final, lo puede utilizar cualquiera.
Por eso es por lo que VOX, es de extrema necesidad, para volver a instaurar la democracia y lógicamente el Estado de Derecho.

Santos Trinidad

Cristiano católico, creyente no practicante. De derecha, amante de la libertad, basada en una igualdad sustentada en la justicia.

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Las siguientes reglas del RGPD deben leerse y aceptarse:
Este formulario recopila tu nombre, correo electrónico y el contenido para que podamos realizar un seguimiento de los comentarios dejados en la web. Para más información revisa nuestra política de privacidad, donde encontrarás más información sobre dónde, cómo y por qué almacenamos tus datos.

Botón volver arriba