Según Greta, los jinetes del apocalipsis están rondando por aquí

Una vez acabado el periodo franquista gracias a Pedro Sánchez I el conquistador, señor instaurador de la democracia en España y ganador de la guerra civil, resulta evidente que no queda ningún motivo de disputa. Sin ninguna bronca guerra-civilista en ciernes, solo queda buscar nuevos motivos par odiarnos.

Parece ser, que la corrección política está por esa labor, abarrotando los medios de desinformación, sobre todo vía TV.  La prensa escrita tampoco nos ayudan mucho a superar el bombardeo de desinformación, ya que ambos medios de comunicación sirven a los mismos señores. 

Existe un paralelismo evidente entre la religión de la corrección política y el resto de religiones ya que ambos apuntan, en definitiva, hacia el final inevitable del los tiempos.

La victoria del mesianismo verde vía la horripilante Greta dando lecciones de ética verde a políticos y científicos con sus apenas dieciséis años en plena ONU nos recuerdó nuestro pecado original: somos contaminadores si no nos bautizamos sumándonos a las filas verdes.

El fin del mundo está próximo con los tres jinetes del apocalipsis habiendo cabalgado el punto de no retorno por tierra, mar y aire. La contaminación, el cambio climático y el deshielo causará el exterminio inevitable las especies actuales entre la que se encuentra la nuestra.  Así nos alecciona una ignorante sectaria fanática impenitente. Greta Thumberg no solo quiere liderar una revolución: desea cambiar y controlar todos los aspectos de nuestra vida.

Esta nueva religión controlará nuestra forma de comer: como en ciertas religiones existen alimentos prohibidos y alimentos permitidos: por ejemplo, la carne prohibida, los productos ecológicos y bio permitidos, te gusten o no. Puedes conducir un vehículo eléctrico, pero no uno de motor de explosión; aunque el segundo vaya a contaminar en toda su vida útil mucho menos que en la fabricación del primero. Pero los preceptos de la niña del exorcista deben prevalecer. No me extrañaría presenciar modernos actos de fe si no paramos esta locura. 

J.P. Alexander

La libertad, el mayor tesoro y la igualdad, sólo para las oportunidades. Profesor de secundaria y bachillerato, pero ante todo maestro. Autodidacta empedernido

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Las siguientes reglas del RGPD deben leerse y aceptarse:
Este formulario recopila tu nombre, correo electrónico y el contenido para que podamos realizar un seguimiento de los comentarios dejados en la web. Para más información revisa nuestra política de privacidad, donde encontrarás más información sobre dónde, cómo y por qué almacenamos tus datos.

Botón volver arriba