Sanchismo y colonialismo

El sanchismo se caracteriza por una descarada demagogia populista, al igual que una arbitrariedad y transversalidad sin límites, además de unas carencias hacia los valores básicos y fundamentales de cualquier ciudadano, como son la decencia, honor, nobleza, educación, respeto, igualdad, justicia y libertad.

No se si recordáis cuando Pedro Sánchez decía: 《Yo nunca he pactado con los independentistas. Es mentira, es falso. Por tanto, usted podrá repetir mil veces una mentira, pero es falso. Falso es falso, no es no y nunca es una nunca》.

Esto es la teórica expresada con una retórica cargada de soflamas y justificada mediante sofismas. Ante esto no vale la equidistancia, el eufemismo inocuo, sólo vale el fiel retrato de este felón y enemigo confeso de España. La realidad es otra, negocia con golpistas, presiona a la abogacía del Estado y al Poder Judicial, se arrastra en Europa… lo último ha sido secuestrar a los pensionistas, utilizando como forma de chantaje, la congelación de sus justas y merecidas subidas en las pensiones. No puedo estar más de acuerdo con Abascal, cuando dice: «No se comporta como un presidente, se comporta como un mafioso».

Las últimas noticias reflejan que sólo es cuestión de tiempo que se consume esta traición. Es hora de dar un golpe sobre la mesa y no esconder la cabeza bajo tierra como el avestruz. El PSOE no puede ni debe esconder la cabeza mientras su candidato está vendiendo España a trozos. La ambición y egolatría del secretario general de un partido no puede tirar por la borda todo lo que hemos construido en 40 años, esta pesadilla o mal sueño tiene que terminar, los barones del PSOE tienen que levantarse y frenar esta locura. Ha llegado el momento de levantar la voz y hay que hacerlo por España.

Apelo, suplico al PSOE, en especial a sus dirigentes autonómicos, a sus Barones, que frenen la deriva de Sánchez, es inaceptable que el futuro de España se haya decidido en una cárcel y quede en manos de populistas de Podemos y nacionalistas secesionistas, es decir, en manos de los enemigos de España. De esos totalitarismos blandos que mediante la corrección política se han adueñado de Europa.

Los poderes del Estado, es decir el pueblo o la sociedad española, deberían de intervenir ante el gran problema de seguridad nacional que representa Sánchez, es un golpista confeso y convencido. Por eso, debemos empujar y apoyar a los partidos que defienden España, aún reconociendo que el franquismo tenía sus cosas buenas y sus cosas malas, no hay que olvidar que Franco cogió España de una Guerra Civil terrible y la dejó a las puertas de la democracia; la historia no debe usarse para abrir heridas. Esta táctica del sanchismo hace que la gente de bien, la decente, la honrada, rechace la idea de que VOX sea un partido ultra o de extrema derecha.

No es un secreto que Sánchez está «cogobernando con Podemos y con los nacionalismos secesionistas», entre todos forman el frente popular de antaño, los primeros son un partido que está formado por «agitadores académicos», vulgar turba de antisistemas, comunistas de postureo, y sobre todo anarquistas o amigos de lo ajeno, los cuales sólo buscan en sus razias el pillaje y el botín mediante la revolución bélica, polo opuesto o antípodas de la democracia, quieren ir a Bolivia a hacer «colonialismo de complicidad criminal». Aumentando aún más si cabe esa leyenda negra que persigue a España desde los tiempos coloniales e imperiales. Y los segundos con fines de interés personal y partidista, buscan la fragmentación y posterior destrucción de la unidad española. Otra forma o manifestación de colonialismo, dando legitimidad a esa hispanofobia o forma de racismo que, alimenta desde hace tantos años la leyenda negra de España.

Mi conclusión personal es la de destruir todo vestigio de verdadera historia Española, con una mediocre justificación propagandista, postulada en soflamas construidos con sofismas postulados en medias verdades e innumerables falacias o embustes, los cuales, con esta dictadura silenciosa postulada en el totalitarismo vamos a sufrir los próximos 4 años al más puro estilo inquisidor, si disientes de mi credo, de mis ideas, no estás conmigo, sino contra mi, eres mi enemigo, por lo tanto serás castigado.

¿Dónde queda esa falsa democracia que mide con una doble vara la pluralidad que para unos es libertad de expresión y para otros es vulgar fascismo?

Recordar que el imperialismo o colonialismo español, nunca fue el que cuenta esa inventada leyenda negra por los enemigos de España, pues las colonias de España eran provincias de ultramar, con todos los derechos de las demás provincias de la nación. El colonialismo español lo primero que hacia en sus conquistas era construir Iglesias, escuelas y universidades, muy al contrario del colonialismo anglosajón, enemigo confeso de España, ese en el que se postulan o basan los próximos gobernantes españoles, también enemigos confesos de España, que lo que hacían en los países que invadían, era construir bancos y lonjas de esclavos.

Un buen español, un buen patriota no debe ni tiene que renegar de España, es por eso que hay que manifestarse sin descanso y con los medios democráticos a nuestro alcance, contra esta felonía que nos humilla, nos fragmenta y no parará hasta nuestra total destrucción.

Santos Trinidad

Cristiano católico, creyente no practicante. De derecha, amante de la libertad, basada en una igualdad sustentada en la justicia.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 × tres =

Botón volver arriba
bitcoin blender, bitcoin mixer, cryptomixer