Sánchez, no tendremos gas por tu culpa

Se acabó el verano, llegó el principio de curso, se terminó la excusa del calor, del relax y del período estival y se hace el tiempo de comenzar a pedir responsabilidades políticas y a no permitir que la estulticia se vuelva a apoderar del modelo político.

Es verdad que padecemos una guerra injusta e injustificada, responsabilidad de una Europa de plexiglás y una Rusia que intenta reconstruir tiempos pretéritos y recuperar la imagen del primo de zumosol en el pasado mostrada.

También es verdad que España tenía una posición de privilegio comercial con Argelia con respecto al gas, y que nuestro suministro y, posiblemente el Europeo, dependían de esa buena relación, sobre todo ante la amenaza rusa de cortar el suministro.

Es igualmente cierto que, por nuestra situación geográfica, desde hace mucho tiempo, deberíamos haber sido los líderes de las alternativas energéticas de Europa y han sido Alemania e Italia los que han liderado el modelo de suministro desde África a Europa.

Siendo todo ello cierto, no lo es menos que sólo por la actuación unilateral, personalísima e injustificada de Sánchez con Marruecos ha supuesto la ruptura de relaciones con Argel, la pérdida de la posición energética y reposicionarnos en un entorno de crisis en peor postura de la que teníamos y con la incongruencia política, económica, energética y moral de vincularnos con Rusia, que se posiciona en segundo lugar, tras EEUU, como suministradores energéticos de España cuando, antes de todo este dislate presidencial, Rusia era el cuarto o quinto suministrador de España y de forma muy poco influyente.

Sánchez traicionó a sus aliados europeos, a Ucrania y, fundamentalmente, a los españoles, a los que ha posicionado frente a la crisis económica y energética de forma muy perjudicial, para ahora engañarnos con las soflamas absurdas y falaces de que nos salvará de la situación, que él mismo ha provocado, echándole la culpa al clima, a la falta de apoyo de la oposición (de la que tiene que copiar sus ofertas) o a los que criticamos su actitud con el “no apoyas”.

A ver cuándo nos enteramos de que el PSOE es el único partido con ministros condenados por terrorismo; fue el líder de la corrupción económica con la financiación de Filesa; estaba tras el golpe de estado del 23-F con reuniones entre sus dirigentes y los golpistas pocos días antes del suceso; tras el 11-M, del que tenían más información que el gobierno; del covid19, del que sabían de su peligrosidad y animaron las manifestaciones del 8-M y se dedicó a encerrarnos de forma ilegal e inconstitucional, y es el destructor de las posiciones privilegiadas que teníamos con Argelia como suministrador de gas.

Es verdad que el PP nos robó, que el PP nos engañó con regeneraciones políticas que nunca llevó a cabo, que no cumplió con sus compromisos de derogar leyes cainitas y sectarias, etc.; pero no, eso no exime al gobierno actual de responder de sus incumplimientos.

Sr. Sánchez, cuándo pedirá perdón por su gestión de la pandemia del covid19, cuándo comenzará a construir modelos de prevención de riesgos sociales, económicos, sanitarios y jurídicos, cuándo asumirá su responsabilidad por no tener un plan energético y, sobre todo, por destruir las posiciones estratégicas del país en el gas argelino, cuándo nos dará explicaciones claras, precisas y profundas de los motivos que le han llevado a enfrentarnos con Argel para contentar al marroquí. Por favor, díganos ¿por qué y por qué ahora en plena crisis energética?

La crisis energética en España es culpa suya, es usted el responsable y no sólo no ayuda, sino que nos hunde en la sima más profunda que podíamos suponer y sin saber por qué lo hace.

Enrique de Santiago Herrero

Abogado. Máster en Ciencia Política. Diploma de estudios avanzados en Derecho Civil Patrimonial. Derecho penal de la empresa. Colaborador y articulista en diversos medios de comunicación escrita, radio y televisión.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

3 × cuatro =

Botón volver arriba