AutoresColaboracionesOpiniónSantos Trinidad

Sánchez, mendigo político

Sánchez vuelve a hacer gala de la demagogia más rastrera y populista, mendigando a los españoles por medio de la más perversa manipulación, pero postulada en lo de siempre, falacias y embustes o lo que es lo mismo, mitos y propaganda.

En un artículo que he leído en la prensa de hoy, Sánchez pide a los españoles, que no dejen lo que supuestamente empezaron, ese 28-A. Es decir, que no dejen el trabajo o faena a medias. Que voten la regresión y el inmovilismo. Pues eso son en mi opinión, sus políticas. Promete una falsa e irreal política social y una nada sana convivencia.

Me explico, tenemos que creernos lo que él nos cuenta, y no lo que realmente vemos con nuestros ojos y sufrimos en nuestras personas. Hecho o cosa esta, que sufrimos con sus revisionistas, regresionistas, y revanchistas políticas, dado su carácter guerra civilista, cada día.

Pide y mendiga cada voto, pues es sabedor de que un simple voto puede cambiar todo, decantando la balanza a favor de una de las dos Españas. Estas peticiones no son más que una parte de esa su cruzada personal contra la derecha y todo lo que esta representa. Quiere convencernos de que es mejor un gobierno conservador, revisionista, y totalitario al extremo, como el suyo, que por el contrario, un verdadero cambio político, que en estos momentos representa la derecha, la derecha en mayúsculas, la única que hay a día de hoy, VOX.

Para ello apuesta por una injusticia postulada en discriminaciones positivas, en esas políticas suyas. Las de lo políticamente correcto. «El socialismo de Sánchez te corta las dos piernas, te da una silla de ruedas, y después te recuerda de por vida que gracias al socialismo puedes moverte, por lo tanto vives». También apuesta por una convivencia insana, basada en el odio y el rencor. Muy al estilo de sus antepasados, ese Frente Popular del febrero de 1936 que tantas muertes y miseria nos trajo, donde se aniquila o erradicada de raíz, toda disidencia con el mismo.

Su método es el marxista aplicado por las checas leninistas y estalinistas. Es decir, mediante una purga, limpieza y exterminio de la verdadera legalidad democrática y sus defensores, dando legitimidad al asesinato y la delincuencia como otra forma de hacer política. Revierte contra sus enemigos u oponentes su propio proyecto personal e ideológico. Es decir, su propia visión del pasado, haciéndose así dueño del presente y en lógica consecuencia del futuro. Para ello se revuelca en el estiércol ajeno, camuflado y desviando así, sobre sus oponentes o enemigos el hedor de su propia fetidez.

Sin duda, Sánchez es un incapaz, por lo que tiene que aprovechar las oportunidades o ventajas que le dan las circunstancias. Es conocedor de esa desunión, de una supuesta derecha, 《PP y C’s》, con lo que denomina de extrema derecha, 《VOX》. Que por otro lado, es la única formación política, que a día de hoy representa fielmente el real y verdadero cambio. Postulado en esa incontestable credibilidad que le da el mantener siempre el mismo discurso. Y todos los ataques de Sánchez, están basados que no argumentados, en el insulto y la descalificación, y van dirigidos en esa única dirección.

La realidad es que ese socialismo del que habla es una utopía, es una mera y simple invención. Pues como digo, la realidad, es que es revisionista, regresionistas y sobre todo, revanchista, por estar anclado en nuestra época más triste y dolorosa. Donde si recordamos la historia, sin hacer memoria partidista, es una época en la que la parte en la que gobernaba su adorado frente popular se caracterizó por lo siguiente:

Los desahucios, la no inversión o desindustrialización, con el lógico alto índice de paro, el analfabetismo, el totalitarismo, plagas, epidemias y enfermedades, por la total carencia de higiene, hambre, frío y miseria. Como veis, es más de lo de siempre; 《TIEMPO DE ROJOS, HAMBRE Y PIOJOS》.

Todo esto, debido en parte a ese reino de taifas, que es el sistema autonómico y sus 17 cortijos, que por cierto, financiamos todos. O lo que es lo mismo, erradican un caciquismo para imponernos otro, más nocivo aún, si cabe. Por su carácter problemático y su imposible sustento económico. Me explico; son una pesada carga para la prosperidad de una sociedad que ya a sufrido en demasía, y no se merece está desigualdad del todo injusta.

Nos lleva al más rastrero y revanchista revisionismo regresionista, con grandes dosis de guerra civilismo en sus obsoletas y anticuadas políticas. Con el único y principal objetivo de satisfacer los grandes egos de sus megalómanos líderes mesiánicos.

Vota cambio, Vota derecha, vota España, vota VOX.

Santos Trinidad

Cristiano católico, creyente no practicante. De derecha, amante de la libertad, basada en una igualdad sustentada en la justicia.

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Las siguientes reglas del RGPD deben leerse y aceptarse:
Este formulario recopila tu nombre, correo electrónico y el contenido para que podamos realizar un seguimiento de los comentarios dejados en la web. Para más información revisa nuestra política de privacidad, donde encontrarás más información sobre dónde, cómo y por qué almacenamos tus datos.

Botón volver arriba