AutoresColaboracionesMª José Gómez BusóOpinión

Sánchez, el presidente que ha sobrepasado todos los límites

Los despropósitos de Pedro Sánchez, el presidente por accidente.

Pedro Sánchez pasará a la historia, si Dios nos echa una mano y conseguimos que desaparezca del panorama político, por ser el peor presidente del gobierno español de todos los tiempos.

Él sólito y sin ayuda de nadie, sin una mayoría ni siquiera en su propio partido, ha conseguido lo que ambicionaba a toda costa: ser presidente. 

Tras dimisiones de unos, abandono de otros, y con la suerte de su parte, alguien en quien nadie confiaba, y a quien nadie quería como presidente, repito, ni siquiera los de su propio partido, presenta una moción de censura, suena la flauta, y aparece el mayor impostor del panorama político español como presidente del gobierno. 

Mientras ha sido presidente por accidente, ha querido ser más importante que Felipe VI y han tenido que llamarle al orden, por no respetar el protocolo más básico. 

Ha pactado con asesinos etarras, con secesionistas enfermos de odio, y con el partido más nefasto que jamás ha existido, Unidas Podemos, un partido que no acata ninguna norma de respeto, ni de educación, aplicando el todo vale. 

Ha utilizado el avión presidencial para su uso personal, en varias ocasiones, como muestra de su poder. 

Ha colocado a su cónyuge en un trabajo muy bien remunerado, que por cierto nunca realiza. 

Ha mentido sobre su tesis doctoral, que es un plagio. 

Ha hecho todas las cosas que prometió no hacer. 

Ha engañado, ha mentido, y ha sobrepasado todos los límites permitidos, a una sociedad que le ha apoyado con sus votos, a los demócratas nunca ha conseguido engañarnos, ni lo hará. 

Ahora, como no tiene los apoyos suficientes, nos aboca a unas nuevas elecciones, eso sí, la culpa no es suya sino de quienes no le han apoyado, de nuevo se extralimita y antes de que lo comunique su majestad el Rey Felipe VI, él se adelanta, y en la televisión pública, esa que pagamos todos, da su primer mitin electoral que dura dieciocho minutos, y casi hace llorar a la España que le apoya, porque la culpa de no obtener apoyos, es hasta del maestro armero, pero nunca suya. 

Le retuitean los tuits que él ha publicado mintiendo, se reproducen vídeos donde prometía no hacer lo que al final ha acabado haciendo. 

Confunde los países que integran la selva amazónica. 

Una metedura de pata tras otra, pero nadie de su cuerda osa criticarle, eso es lo realmente lamentable, que haga lo que haga nadie le reprocha nada, y si lo hacen él ataca con las mentiras más rastreras. 

A embaucador y a mentiroso no hay quien le gane, y teniendo a todas las televisiones excepto alguna que otra de su parte, poco hay que hacer. 

Lo más preocupante es la incultura política de nuestra querida España, jóvenes y no tan jóvenes bien aleccionados por el rencor más absurdo de la izquierda más rancia, que perdió la guerra, y quiere ganarla a toda costa, a base de mentiras, jóvenes que no saben quién fue Adolfo Suárez, pero que  odian a un dictador que ni siquiera han conocido, ni se han preocupado de conocer pero al que hay que odiar a toda costa. 

Ahora nos toca decidir de nuevo y me temo que estaremos en la misma encrucijada, la izquierda siempre vota hasta muertos, y la derecha y el centro derecha, hastiados de tanto despropósito  deciden no votar, craso error. 

Hay que votar a toda costa y aunar las fuerzas de los verdaderos demócratas que amamos a España sobre todas las cosas y derrotar a todos estos enfermos de odio y de una guerra civil que nunca debió existir y que todos debemos olvidar, y empezar a trabajar para conseguir que España, un país en el que nunca se ponía el sol, no deje nunca de salir para todos. 

Como reza el dicho, vayamos todos a una como en Fuente Obejuna.

Mª José Gómez Busó

Jubilada de 62 años, sin pelos en la lengua. Demasiado sincera, escribo por afición y soy autodidacta. Mi frase favorita es: "Ladran, luego cabalgamos".

Publicaciones relacionadas

Un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Las siguientes reglas del RGPD deben leerse y aceptarse:
Este formulario recopila tu nombre, correo electrónico y el contenido para que podamos realizar un seguimiento de los comentarios dejados en la web. Para más información revisa nuestra política de privacidad, donde encontrarás más información sobre dónde, cómo y por qué almacenamos tus datos.

Botón volver arriba
Cerrar