Sánchez, el Maquiavelo de la comunicación

Hace días la ministra de Igualdad dejó horrorizada a España entera al decir en el Congreso que » ..todos los niños, niñas y niñes, tienen derecho a tener relaciones sexuales con quien les dé la gana, basadas en el consentimiento ..» . Y ante semejante barbaridad, el presidente Sánchez fulminantemente debería de haber cesado a su ministra, de lo contrario el mismo se está haciendo corresponsable de esta metedura de pata, pues aunque lógicamente no era su intención, la realidad es que podría entenderse como una campaña de animación para el mundo pederasta, conocida la habilidad que tienen estos degenerados para ganarse la confianza de los niños.  

Pues no señor, ni el presidente Sánchez ha dicho media palabra sobre el tema, ni hemos oído todavía que la ministra se haya disculpado o pedido perdón, lo que demuestra que sigue aferrada a su sectaria doctrina, dejando en muy mal lugar a su protector, el perverso y siniestro Sánchez.  

Mientras tanto, la oposición no sabe dar la talla que requiere un hecho como este, pues si sintonizaran con lo que la calle les pide, todos sus diputados en bloque deberían abandonar el Parlamento hasta que dimita o se cese a la ministra de Igualdad, además de las responsabilidades penales que le puedan alcanzar.  

Pero no nos hagamos ninguna ilusión al respecto, pues con el dominio que el Gobierno tiene sobre toda la maquinaría de los medios de comunicación, en cuanto se les presenta algún «desliz» como el de la ministra con el sexo libre de los niños, inmediatamente nos desvían la atención hacía cualquier otra noticia menos relevante, como la de los estudiantes pijos y gamberros de los Colegios Mayores de Madrid, que desde luego se han pasado de la raya con sus bromas, pero no menos que en años anteriores, en que ya eran conocidas estas bravatas estudiantiles, y que ahora les ha venido como anillo al dedo a los secuaces de Sánchez, para tapar la irresponsable torpeza de la ministra de Igualdad, así como también para que la ciudadanía no se percatara de las tres leyes estrella que los de Podemos han conseguido sacar adelante en el Congreso, al rechazar las enmiendas a la totalidad que habían presentado el PP y VOX : La ley Trans, la del bienestar animal, y la reforma de la ley del aborto, nada más y nada menos.  

Por consiguiente, nadie nos va a descubrir que con Sánchez tenemos asegurado todo lo peor que le puede devenir a España, aunque el, siempre tan calculador, mientras no deshaga estos entuertos, tendrá garantizado el voto de todos los pederastas, de todos los «trans», y de todos los abortistas de España. 

Pablo D. Vela Boullosa

Ingeniero Industrial. Experiencia profesional de 36 años en el sector gasista (GLP y Gas natural), en las áreas de Seguridad, Comercial y Marketing, en España, Perú y Argentina.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

12 + 8 =

Botón volver arriba