Resiliencia

Si algo nos ha caracterizado a los españoles a través de nuestra historia es esa capacidad de rechazar a las huestes y legiones enemigas, hayan sido endógenas o exógenas, en sus continuas y reiteradas razzias con ánimo de conquista, así como esa inagotable resistencia que demostraron nuestros representantes por el mundo, exploradores, religiosos… como a los muchos y reiterados conflictos geopolíticos.

Nuestra contemporaneidad nos vuelve a poner a prueba contra esa corrección política, esas políticas buenistas y globalistas, nuevo orden mundial heredado de la Ilustración. Principal creador e instigador de esa inmerecida e injusta leyenda negra que nos persigue y desprestigia con unos descendientes, potenciales y fervientes seguidores de este último, los cuales, siguen sembrando el odio y la confusión.

Si somos capaces de resistir esos continuos ataques, llegará la victoria final. Esta pandemia viral que padecemos, no es más que otra señal, otro ataque que pone a prueba nuestro aguante y resistencia ante las adversidades. Prueba esta que estoy convencido pasaremos con nota, debido a esa cualidad que tiene nuestra raza en todas y cada una de sus diversas y diferentes pluralidades gentilicias y particularidades varias. Esta cualidad es la Resiliencia.

Me explico: mi trabajo principal o del que verdaderamente vivo, es decir, del que como, está ubicado en la rama de la metalurgia, por lo que pasaré a definir de una forma, espero entendible, qué es la resiliencia en los metales:

Es la capacidad, mecanismo o sistema de este para recuperar su estado inicial cuando ha cesado la perturbación o fuerza a la que ha estado sometido. Dicho de otra forma: es la capacidad de la materia para recuperarse ante la deformación de un ataque propiciado por una fuerza externa.

En las personas sería la capacidad de readaptación de un ser vivo frente a un agente perturbador o un estado o situación adversos. Dicho de otra forma: es la capacidad que tiene una persona para superar circunstancias traumáticas. Se podría aseverar que la resiliencia potencia la felicidad.

Aunque es de sobra conocida la elevada polarización y la dicotomía antagónica de nuestra sociedad a día de hoy, desgracias catastróficas como la pandemia viral que padecemos saca lo mejor de cada persona en defensa de la vida, en un resurgido instinto de supervivencia. Es ahí donde entra en juego nuestra resiliencia, en su afán de regenerar y reconstruir las deformidades y taras sufridas por ese enemigo común que no entiende de ideologías.

Santos Trinidad

Cristiano católico, creyente no practicante. De derecha, amante de la libertad, basada en una igualdad sustentada en la justicia.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Las siguientes reglas del RGPD deben leerse y aceptarse:
Este formulario recopila tu nombre, correo electrónico y el contenido para que podamos realizar un seguimiento de los comentarios dejados en la web. Para más información revisa nuestra política de privacidad, donde encontrarás más información sobre dónde, cómo y por qué almacenamos tus datos.

Botón volver arriba