ColaboracionesOpiniónSantos Trinidad

Rencor y nostalgia izquierdista

Personalmente pienso que nuestra sociedad, la española, no es consciente de lo que se nos viene encima. Ha entrado en un estado de sumisión que, permite a los traidores y desleales de nuestro país, atacar directamente las libertades tal como se han conocido hasta ahora. Cuyo significado ha sido reconocido, y siempre ha sido el mismo, por la gran mayoría de la sociedad española, la honrada, la decente, la trabajadora, la que cumple las reglas del juego democrático, aunque en ocasiones estas les perjudiquen.

Lo que está pasando a día de hoy en Cataluña no es de ahora, es del tiempo guerracivilista. Lo que está pasando en Andalucía, no admitiendo la elección por una parte del pueblo andaluz por la izquierda, y tampoco por una DERECHITA moderada, fofa, cobarde, fomentando unos y callando otros, amenazas verbales de la extrema izquierda, haciendo apología por parte del líder del comunismo español, Sr. Iglesias, alentando y fomentando a los revolucionarios a tomar las calles, es un mero calco de lo que se vivió en España, después de que la derecha ganase las elecciones en 1933, lo que desembocó, en ese golpe de estado, silencioso, borrado de esa memoria histórica, que se compone de muy poca historia y mucha invención o propaganda, borrando de esta todo lo que no interesa. Es solamente el despecho por ser el bando perdedor y la impotencia de no poder dar marcha atrás en el tiempo. Esta memoria histórica del PSOE es una mera invención, es una forma de formatear, de reinventar la historia, y que con ello se de una nueva situación, una gran MENTIRA.

Ese golpe de estado al que me refiero se produjo en octubre de 1934, con el levantamiento o revolución en Asturias y declaración por el Sr. LLUÍS COMPANYS, vulgar asesino y genocida, del ESTAT CATALÁ. Casualidades de la vida, a este, por ser del bando revolucionario, independentista, se le trata de héroe y finalmente de mártir, y si eres de derechas, eres golpista y genocida. Del primero se pide al Vaticano la canonización, una ironía y contradicción, pues se ufanaba de haber dejado Cataluña sin curas y sin monjas, y del segundo se pide la exhumación, mera profanación, para tirarlo en una cuneta.

La moción de censura de Sánchez fue un golpe de estado en toda regla a la democracia, a la Constitución, y a la nación española, por cómo se hizo, y lo más vergonzoso y grave, por los que tomaron parte en ella, los mismos que propiciaron la guerra civil en España en 1936, socialistas, comunistas, y nacionalismos separatistas, o nacionalsocialismos, verdaderos orígenes de las ideologías fascistas, que no nos engañemos, nacieron de las izquierdas. Estas crearon el neologismo de extrema derecha, y se lo acuñaron, a las derechas, para que las generaciones pasadas y las de la actualidad olvidaran los verdaderos orígenes de la ideología de la izquierda.

Parece una contradicción pero es una realidad: hay izquierdas, extremas izquierdas, y derechas, es decir, el remitente de este neologismo creado para descalificar a los que no piensan como ellos, tiene el mismo remitente que destinatario. En realidad, y basándome en la filosofía, dicho contra las derechas es un insulto o descalificativo, pues a alguien que se declara abiertamente de derechas, lo más grave que le puedes llamar es zurdo. Y hay una máxima o realidad incontestable que a la DERECHA le hace la izquierda, tan verdad, como que es tu hijo el que te convierte en padre.

Volviendo al tema que nos ocupa, lo de Andalucía es un mero rasgo, indicio o pista de lo que se nos avecina. Los hechos acaecidos la semana en que se reunieron los gobiernos, el de la nación por un lado y el de la comunidad catalana por otro, es decir, entre golpistas y gobierno en Cataluña, terminará dando concesiones cada vez más humillantes para los verdaderos españoles, pero es que no terminará ahí. Torra el COMPANYS actual, ya nos ha declarado la guerra verbalmente; lo de los CDR, ha sido ni más ni menos que una muestra de fuerza por su parte. Y dice estar abierto al diálogo, ¿qué diálogo?, el diálogo entendido por vascos o catalanes son meros monólogos cuyos protagonistas siempre son ellos.

Señores, esta es en mi modesta opinión; la situación no es ni mas ni menos que otro conflicto civil. Si esto no se para vamos a llegar un poco justitos a las generales de 2020, siendo la España desde la postguerra, hasta día de hoy, y eso no lo podemos permitir, hay que plantarle cara, hay que pelear, pero democráticamente y eso se hace primero en 2019, dándole a VOX, una mayoría incontestable, y luego en las generales, de la misma forma, pues VOX tiene algo de lo que todos estos sinvergüenzas carecen, y es la verdad, expresada con valentía y siempre con el mismo discurso, algo que les da credibilidad, cualidad que a día de hoy no tiene precio.

Por España, Vota Vox.

Santos Trinidad

Cristiano católico, creyente no practicante. De derecha, amante de la libertad, basada en una igualdad sustentada en la justicia.

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Las siguientes reglas del RGPD deben leerse y aceptarse:
Este formulario recopila tu nombre, correo electrónico y el contenido para que podamos realizar un seguimiento de los comentarios dejados en la web. Para más información revisa nuestra política de privacidad, donde encontrarás más información sobre dónde, cómo y por qué almacenamos tus datos.

Botón volver arriba