AutoresColaboracionesOpiniónSantos Trinidad

Regresión progre

Los progres o de izquierda hacen políticas totalitarias, de imposición y arbitrarias, muy, muy arbitrarias. No se resignan ni se conforman en aceptar la historia como fue, sino que nos quieren imponer el como debería haber sido. Es decir, quieren que creamos lo que ellos nos cuentan y no lo que realmente hemos visto con nuestros ojos o sucedió.

Comenzaré tirando por tierra ese falso mito o invención, de la izquierda. Esa que dice que la dictadura de Franco es equiparable al totalitarismo estalinista, o al régimen de la Alemania NAZI de Hitler. Ni mucho menos, para empezar, Hitler detestaba a Franco. Sin ninguna duda no hay parangón posible. Ni cualitativa, ni cuantitativamente.

Lo que demuestra la izquierda, esos progres, es que su añoro o anhelo no es por la segunda República, sino que, su verdadero añoro o anhelo es otra guerra civil.

Esa subjetiva y totalitaria ley de memoria histórica lo único que hace es manipular el pasado. El Valle de los Caídos debería de permanecer intacto.

Se dice que el historiador es lo contrario del profeta. ¿Qué clase de historiadores son los que dan fe y legitiman esta memoria histórica? ¿Son historiadores o propagandistas? Si esta mala ley de memoria histórica fuese un filme, tendrían que dejar matizado que cualquier parecido con la realidad es mera coincidencia.

No podemos obviar que la segunda República fue una democracia fallida. Entre otras razones, porque lo que salió del comunismo no fue bonito. El comunismo trajo una real hambruna y muchísima miseria.

La izquierda se organizó en TURBAS de comunistas anarquistas, socialistas bolchevizados, golpistas y separatistas que se dedicaban a hacer razias sobre la derecha, con el único objetivo del pillaje y el botín.

Decidme qué pensáis que añora la izquierda, ¿la segunda República o la guerra civil?. Personalmente creo que ante todo lo segundo.

Esta izquierda, la actual, está liderada por gente o personas lo bastante locas como para pensar que la revolución es positiva. Si definimos revolución se puede decir que es cortar o romper con todo de raíz. Dicho de otra forma, acabar o suprimir todas las instituciones existentes por medio de la violencia.

Volviendo al franquismo, me reitero en decir que Hitler detestaba a Franco. Franco fue un militar nacional, católico y conservador clásico. El centro derecha (PP), o ese centro de la izquierda, la veleta y agria naranja (C’s), no son más  que lo que hoy conocemos como conservadores hipócritas. La verdadera y única derecha es VOX.

De lo que deducimos que no existe ni la ultra, ni lógicamente extrema derecha. Como ya expliqué en anteriores artículos, lo de extrema derecha es un neologismo creado por la izquierda, en 1945. Tras la caída del eje, del tercer Reich.

Es un neologismo que acuñó la izquierda como descalificativo hacia la derecha con el único objetivo de que aquellas generaciones, las de 1945, y sobre todo las futuras, olvidaran los verdaderos orígenes ideológicos de la izquierda, que es de donde han salido todos los movimientos totalitarios existentes.

A la derecha la hace o da forma la izquierda. Y esto es tan real como que es tu hijo el que te hace padre.

Los nuevos socialdemócratas no son tales, pues son transversales, populistas y demagógicos. Sus políticas son buenistas, son correctas o de queda bien. Son de los que piensan «el NO igual que el SI», «LA ANTÍTESIS es tan originaria como la TESIS», «EL mundo es un YING,…  se divide básicamente en el BIEN y el MAL», «LA VERDAD y la NO VERDAD».

Volviendo a esa nociva y obsoleta desde su nacimiento ley de memoria histórica decir que en mi modo de ver actúa como los funcionarios soviéticos que se dedicaban a retocar fotos para eliminar a los disidentes purgados. Sin duda, es un proceso cíclico de censores desde la Iglesia a los bolcheviques, nazis, etc… Y  en general esa izquierda, ese frente popular que nos gobierna a día de hoy a los españoles.

Para terminar me vuelvo a reiterar en que el Valle de los Caídos, hay que dejarlo como está, pues sin duda es una construcción grandiosa.

Santos Trinidad

Cristiano católico, creyente no practicante. De derecha, amante de la libertad, basada en una igualdad sustentada en la justicia.

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Las siguientes reglas del RGPD deben leerse y aceptarse:
Este formulario recopila tu nombre, correo electrónico y el contenido para que podamos realizar un seguimiento de los comentarios dejados en la web. Para más información revisa nuestra política de privacidad, donde encontrarás más información sobre dónde, cómo y por qué almacenamos tus datos.

Botón volver arriba