Reequilibrar la sociedad. Nuestro mundo está fuera de balance

Nos enfrentamos a graves problemas: cambio climático, disparidades de ingresos, globalismo fuera del alcance de muchos, y la degradación de nuestras democracias. Entonces, ¿cómo llegamos al equilibrio? Las empresas y los gobiernos tienen un papel que desempeñar, pero el cambio tendrá que comenzar con nosotros no con «ellos»: cada uno de nosotros y todos nosotros. Necesitamos desafiar las prácticas destructivas y crear constructivas: en las organizaciones donde trabajamos, las comunidades donde vivimos y los gobiernos que elegimos.

Es hora de empezar

  • Comprender cómo nosotros mismos podemos avanzar hacia el equilibrio;
  • Decidir qué podemos hacer, comenzando ahora;
  • Apreciar cómo extender esto a nuestras organizaciones, comunidades, y gobiernos.

Desequilibrio y equilibrio

Una sociedad sana equilibra el poder colectivo de los gobiernos en el sector público con los intereses comerciales de las empresas del sector privado y las preocupaciones comunitarias de los ciudadanos en el sector plural.

Así como un taburete no se puede equilibrar en una pierna, o incluso dos, cada sociedad necesita una tercera pierna. Nosotros le llamamos el «sector plural» (otras personas lo llaman «Sociedad Civil» o el «Tercer Sector», etc.) para que se pueda ver que toma su lugar junto a los sectores llamados públicos y privado, también por la gran variedad de sus asociaciones muchos de nosotros podemos trabajar en el sector privado y la mayoría de nosotros podemos votar en el sector público, pero todos vivimos nuestras vidas significativamente en el sector plural. Trabajamos en la Y, donar a organizaciones benéficas, comprar en cooperativas, recibir tratamiento en hospitales sin fines de lucro, asociarse con todo tipo de clubes, y así sucesivamente.

Cinco Partes

1 REBALANCEANDO A NOSOTROS MISMOS

El reequilibrio comienza con el compromiso firme de nosotros mismos, cada uno de nosotros y todos nosotros, en nuestras comunidades, como ciudadanos y como consumidores. En otras palabras, votamos con: nuestros pies, con nuestras papeletas y con nuestras compras Por ejemplo, todos podemos reutilizar, reciclar y también rechazar.

  1. NUESTROS NEGOCIOS

Algunas personas creen que si hay un problema en una sociedad, las empresas tendrán que resolverlo. Las empresas responsables ciertamente pueden ser parte de la solución en su aventura autónoma, pero las empresas no pueden hacerlo solas.

  1. NUESTROS GOBIERNOS

Otras personas miran al gobierno – la máxima autoridad – para Resolver los problemas de la sociedad. Otra vez, los gobiernos tienen que ser parte de la solución, en proteger a los ciudadanos por ejemplo, pero ellos no pueden reequilibrar  la sociedad solo.

  1. NUESTRAS COMUNIDADES

Entonces la solución comienza con nosotros. En otras palabras, el sector plural debe liderar el camino. No solo debemos dejar de contribuir al problema pero contribuir activamente a la solución. No hacer nada también es parte de el problema. Esto podría involucrar el crecimiento de la economía social o participar en una protesta climática.

  1. REBALANCEANDO JUNTOS

Y aquí es donde tendrá que terminar el reequilibrio: con todas estas partes trabajando juntas, en armonía: dentro de sectores y en todos los sectores. Esto implica asociaciones entre empresas, alianzas entre gobiernos, redes en asociaciones del sector plural y como asociaciones públicas / privadas / plurales (PPPPs).

La pregunta de Irene

Irene es gerente de finanzas en Canadá y ha trabajado en los sectores privado y plural. Ella lee un primer borrador del libro del Prof. Henry Mintzberg, «Rebalancing Society», y ella dijo: «Sabía lo que estaba sucediendo pero no en esa medida Me gustaría hacer algo; Simplemente no sé por dónde empezar «.

Yo llamo a esto La pregunta de Irene: «¿Qué puedo hacer?» Hoy ampliaremos esta pregunta a cinco niveles de la sociedad, desde lo personal hasta el planeta: ¿qué podemos hacer?

Tres niveles de cambio

Las posibilidades son infinitas. Pueden suceder en tres niveles:

Reenmarcar implica un cambio en las creencias o perspectivas. ¿Es buena la avaricia? ¿Debemos siempre producir y consumir más? ¿O podemos producir y consumir mejor?

La reforma implica arreglar lo que está mal. En el sector privado, esto podría implicar pasar ganancias trimestrales, incluso reconsiderando la inversión por completo.

La renovación se trata de establecer lo que es correcto. ¿Qué tal un Consejo de Democracias Equilibradas para reemplazar el ineficaz Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas? ¡Piensa en grande!

¿Qué harás para llevar adelante la llama de la renovación?

 

Bibliografía:

Mintzberg, Henry. (2015). Rebalancing Society: Radical Renewal Beyond Left, Right, and Center. California: Berrett-Koehler Publishers Inc.

 

Víctor Mark Romo

Consultor Empresarial - Investigador en Geopolítica y Conspiraciones.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Las siguientes reglas del RGPD deben leerse y aceptarse:
Este formulario recopila tu nombre, correo electrónico y el contenido para que podamos realizar un seguimiento de los comentarios dejados en la web. Para más información revisa nuestra política de privacidad, donde encontrarás más información sobre dónde, cómo y por qué almacenamos tus datos.

Botón volver arriba