¡Que viene la ultraderecha!

"Mi infancia fue una infancia muy feliz, mi adolescencia otro tanto, las casas permanecían abiertas con las llaves colgando de las puertas..."

El superdotado de Sánchez junto con su cómplice Iglesias, la eterna preñada, los independentistas y los asesinos etarras, son ahora nuestros gobernantes.

Toda esta nueva hornada de descerebrados, enfermos de mentiras, de odio y de un rencor inusitado, son los que tienen a nuestra querida España entre sus manos; al ritmo que llevan, antes de cuatro años estaremos en bancarrota, si la tan temida derecha con la que esta nueva casta amenaza, no se une y los destrona para siempre.

Podemos ha caído en picado, pero el embustero por antonomasia le necesita para seguir destruyendo a nuestro país, el cual le importa un carajo; a él solo le interesa impresionar a un suegro que nunca le tomó en serio, y saberse con el poder, jamás vi a nadie con tantas ansias de poder.

Cuando es entrevistado repite una y otra vez, «porque soy el presidente», «yo como presidente», «el presidente debe hacer…»

Un presidente que lo ha sido por accidente y ahora me temo que será porque ha atemorizado a todos los incultos e inconscientes de que viene la extrema derecha.

Pues bien, yo he conocido al dictador, al asesino, al facha, al exterminador de rojos, al tirano, he vivido con la extrema derecha.

Mi infancia fue una infancia muy feliz, mi adolescencia otro tanto, las casas permanecían abiertas con las llaves colgando de las puertas, no había violaciones, no había maltrato escolar, no se conocían tantos casos de anorexia o de bulimia, nunca se me prohibió nada, ganaba dinero con mi trabajo y vivía muy bien, tenía poder adquisitivo, pagaba muy pocos impuestos, y la política no me quitaba el sueño.

Se vivía muy bien, se vivía de forma tranquila y sosegada, no temías que nadie okupara tu casa, no había desahucios, no te timaban falsos revisores del gas, se respetaba a los padres, a los maestros, a los mayores, no había botellón, no habían manadas, no había burkas, no habían inmigrantes vividores.

Lo único que logró empañar aquella vida idílica fue la aparición de la banda terrorista ETA, esa a la que ahora se le da poder, voz y voto.

En estos tiempos que me ha tocado vivir ahora, tengo miedo, miedo de que me roben, miedo de que okupen mi casa, miedo de que España se convierta en Venezuela, miedo a perder lo que tengo, miedo a que se borre la historia a fuerza de mentiras.

Así que grito de viva voz que vuelva aquella ULTRADERECHA, la mía, la que yo viví.

Mª José Gómez Busó

Jubilada, apasionada del patchwork, lenguaraz y rematadamente sincera.

Publicaciones relacionadas

2 comentarios

  1. La derecha en los paises democraticos es iparte del ejercicio natural de la gobernación de los mismos. En el caso de España fue exonerada desde el espacio de centro. La derecha fue así abandonada, dejó de ser ese ámbito aglutinador de aquellos que se sentían parte de una patria con historia importante. Por eso, parte de ese centro, sintió no sentirse acomplejado y débil por lo que encontró motivaciones para articular una derecha patriótica, y surgió VOX.
    Por todo esto, la derecha ahora trata de constituirse en ese espacio que fue abandonado pero que es necesario para defender los intereses patrios.

  2. Yo hay algo que no termino de entender. Se supone que a habido pucherazo en la últimas elecciones y parece que incluso es demostrable porque hay pruebas irrefutables que así lo confirmarían. Pero por otra parte leo a muchos articulistas que al mismo tiempo echan en cara a la gente que por miedo, por estupidez o la razón que sea ha votado al PSOE dándole mayoría de escaños en el parlamento. Y yo me planteo, o verdaderamente ella sistema Español no es democrático y se han manipulado y de manipulan los resultados electorales por lo que los votantes no somos responsables del resultado final, o es que no se manipula nada y la gente ha votado lo que quería tener. Yo me inclino más por lo primero, y creo que sería muy necesario tenerlo claro para dejar de seguir viviendo en la ceguera ignorante de la situación real de España.
    Por otra parte, yo no he vivido la época de Franco, pero por mis padres, abuelos, tíos y mucha otra gente que sí la vivió, sé que efectivamente se vivía con seguridad, tranquilidad, esperanza y prosperidad. Actualmente vivimos en un pozo de corrupción, inseguridad, desesperanza y bancarrota, sobretodo moral. Y francamente, no veo solución. Gracias por su artículo. Un saludo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Las siguientes reglas del RGPD deben leerse y aceptarse:
Este formulario recopila tu nombre, correo electrónico y el contenido para que podamos realizar un seguimiento de los comentarios dejados en la web. Para más información revisa nuestra política de privacidad, donde encontrarás más información sobre dónde, cómo y por qué almacenamos tus datos.

Botón volver arriba