Qué puede pasar ahora en Cataluña: vaciado de competencias o vía eslovena

Todos sabemos que es imposible otra cosa que no sea un vencedor absoluto que aplaste al otro en esta contienda: no existen grises entre el blanco y el negro.

 

Cataluña ha pasado el punto de no retorno donde parece ser que tras la cobardía de Rajoy al no aplicar de verdad el 155 y la incalificable política de Sánchez, unida a los 40 años de todos los gobiernos anteriores, solo quedan dos caminos para Cataluña: o el vaciado total de todas las competencias de la Generalidad por secula seculorum, o bien que se salgan con la suya, tal como dice Torra, mediante la vía eslovena y obtengan la independencia

Son mentiras pueriles las vías de diálogo que como un mantra intentan vendernos los políticos y los medios. Todos sabemos que es imposible otra cosa que no sea un vencedor absoluto que aplaste al otro en esta contienda: no existen grises entre el blanco y el negro. Resulta así de triste, pero obvio cuando se han alimentado posiciones irreconciliables regalando gasolina al fuego de una de ellas creyendo que así se apagará el incendio.

Lo único que se consigue con esa política es que el incendio se propague e intensifique todavía más. Es lo que ha conseguido la estupidez o traición de gobiernos que han creído que dándole más competencias y dinero a los independentistas estos se contentarían. Al independentista o le das todo lo que quiere, que es la independencia, o le dices NO y le quitas las fuentes de financiación de las que se alimentan. No quieras apagar un incendio regalándole gasolina.

Vaciando Competencias

VOX es el único partido que no solo se presenta como acusación particular en el juicio en el Supremo ante el intento de golpe de Estado realizado en Cataluña, sino que aboga por el vaciado de competencias en la Generalidad de Cataluña como medida urgente.

Su objetivo final sería la eliminación total de las Autonomías; algo difícil de conseguir, pero no imposible si los españoles nos uniésemos con un sentido patriótico por encima de otras consideraciones ideológicas. Esa sería una forma lógica y de sentido común para que no se rompiese España a trozos; porque una vez dinamitado un pedazo otros podrían también saltar por los aires. Todo depende de si queremos que nuestros hijos y nietos reciban la herencia que nosotros recibimos de nuestros antepasados: y esa herencia se llama España.

La vía eslovena

Otro posible escenario del que nadie habla y donde todos callan, aunque ya haya sido advertido por Torra (quien avisa no es traidor) es la vía eslovena: ante un golpe de Estado por parte de la región yugoslava de Eslovenia y durante las primeras horas del 26 de junio de 1991, unidades del 13º Cuerpo del Ejército Popular Yugoslavo salían alarmadas de su acuartelamiento en Rijeka (Croacia) para dirigirse a los puestos fronterizos de Eslovenia con Italia y acabar con el golpe de Estado que se estaba produciendo en esa región. La población eslovena reaccionó levantando barricadas ante la demostración de fuerza.

Algo así podría ocurrir en España pues la Generalidad tiene bien entrenados a los CDR donde un hijo del mismo Torrra es un mando importante; y no olvidemos: dispone de un cuerpo armado.

Los enemigos de España (los tenemos cerca protegiendo a los golpistas) estarían encantados de sacar tajada con la venta de armas de gran calibre antiaéreas y antitanques al igual que pasó en Yugoslavia. El ejército rebelde se vio espléndidamente abastecido en cuestión de horas para enfrentarse a un ejército regular. Todo estaba preparado obedeciendo a intereses creados.

Pero no fue ese el momento puntual de la vía eslovena de independencia al que se refirió el Presidente de la Generalidad, Torra. Tampoco la vía eslovena se limitó a un breve conflicto armado de diez días entre la entonces región yugoslava de Eslovenia y Yugoslavia, que se limitara a durar cinco días. Aunque cayeron 44 hombres y 146 heridos en el Ejército Yugoslavo, mientras que los eslovenos tuvieron 18 fallecidos y 182 heridos, aquello fue tan solo la punta del iceberg de algo que venía cantado desde hacía tiempo, al igual que está pasando en Cataluña donde el Presidente Veljko Kadijević aplicó, al igual que Rajoy, una política cobarde con los golpistas que no hiciera elevar la tensión. Al final Yugoslavia se partió como una nuez.

J.P. Alexander

La libertad, el mayor tesoro y la igualdad, sólo para las oportunidades. Profesor de secundaria y bachillerato, pero ante todo maestro. Autodidacta empedernido

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Las siguientes reglas del RGPD deben leerse y aceptarse:
Este formulario recopila tu nombre, correo electrónico y el contenido para que podamos realizar un seguimiento de los comentarios dejados en la web. Para más información revisa nuestra política de privacidad, donde encontrarás más información sobre dónde, cómo y por qué almacenamos tus datos.

Botón volver arriba