Pues a mí no me convence el Sr. Casado

"Casado reniega de la mitad de la derecha española y se lanza en los brazos del Frente Popular antiespañol".

La deuda española ha alcanzado unos niveles tales que, si no fuera por la emisión continua de dinero por el BCE estaríamos en quiebra. Y esa deuda habrá que pagarla. Y la vamos a pagar nosotros y nuestros hijos, y probablemente nuestros nietos; ya que el pago de esa deuda va a salir de nuestros bolsillos.

El PIB español ha caído en el segundo trimestre del 2020 un 21,5% con respecto al 2019. Esto es somos un 21,5% mas pobres (imagine que a su sueldo le quitan más de la quinta parte) y debemos pagar (la deuda española) un 120% de la riqueza que generamos en un año.

El resultado es que perdemos soberanía, ya que debemos demasiado dinero. Y si debemos dinero tenemos que hacer lo que nos digan nuestros acreedores. Vamos a tener que obedecer como lacayos las órdenes que nos vengan del norte de Europa. A mí esto me parece una situación a la Argentina y su deuda con el FMI. Esa Argentina que se ha empobrecido a unos niveles que nunca hubieran creído en ese país.

La batalla del PP y el PSOE se ha estado jugando en Europa. La famosa debilidad del PSOE de que hablaba Casado (culpando a VOX de darle un balón de oxígeno al gobierno), es una debilidad en el apoyo europeo. Esa Europa que protege a Puigdemont, que apoya al separatismo, esa Europa que está propiciando que estemos vendiendo el país a precio de saldo, la misma Europa que está preparando nuestro sistema financiero para quedarse con él. La Europa que desmanteló nuestro tejido productivo y nos ha convertido en un país de servicios con muy poco valor añadido. La Europa a la que le falta muy poco para convertirnos en una colonia.

¿Comprendéis ahora por qué nos quieren convencer de que somos un estado fallido? ¿Comprendéis por qué no quieren que tengamos un sentimiento de nación?

Y un partido político que representa casi a la mitad de la derecha española se atreve a reivindicar soberanía y a denunciar ese sometimiento. Un partido que está convencido de que no puede haber solución, ni bienestar, sin una nación. Al menos no para el común de los mortales.

Y con la excusa de defender un falso liberalismo económico, que con el PP no ha beneficiado nada más que a las grandes fortunas y empobrecido a las clases medias -un liberalismo de amiguetes (consecuencia de un capitalismo de amiguetes), que es la ideología de sociedad abierta que promueve el Sr. Casado con esa excusa, reniega de la mitad de la derecha española y se lanza en los brazos del Frente Popular antiespañol. El que va contra nuestra soberanía, el que nos divide como nación y por ende, el que empobrece a nuestro pueblo.

El Sr. Casado se está ofertando para ser el que aplique las medidas de ajuste económico que van a ser inevitables. El que ajuste las cuentas públicas, el que salve los restos de nuestro sistema financiero para regalárselos a Europa.

Por cierto, esas fusiones bancarias que dicen que son imprescindibles y que nos van a costar un dineral que ya estamos pagando -también de nuestros bolsillos-, son el preludio de las fusiones europeas que se van a quedar con nuestra banca, a precio de mercadillo. Después de haber pagado nosotros, faltaba más. Eso sí que es pagar el muro entre Méjico y EEUU.

¿Y esos ajustes qué significan? Pues más impuestos y menor gasto público. Esto es, vamos a pagar (mucho) más y a obtener (muchas) menos prestaciones. Y todo para hacer frente a esa deuda que el gobierno del Frente Popular social-comunista está incrementando a niveles insoportables.

Resumiendo, nos vamos a empobrecer de un modo bestial. Aunque el conglomerado financiero-político-mediático que nos gobierna habrá salvado su pellejo de nuevo.

Europa nos ordena una “Grosse Koalition“ a la española para poder cobrar su deuda. Y el PP se pone mirando a la Meca, faltaba más. Esa famosa capacidad de gestión, que tan orgullosamente vende el Partido Popular, no es nada más que su habilidad para actuar de mamporrero de los poderes internacionales en contra de su propia nación. Y así ha sido siempre desde la refundación del partido por el Sr. Aznar.

Es por esto que a mí no me convence el Sr. Casado.

¿Habéis visto que no he hablado del imperio español? ¿Ni del orgullo de sentirme parte de esta nación? Tampoco he cantado el himno de la legión ni puesto el himno nacional. Pero os prometo que el próximo día lo haré, porque estoy orgulloso de ser español.

Enrique Jesús Ortiz

Apasionado de la empresa. Treinta años montando y desmontando negocios. Aficionado a la economía pero no soy economista, así que ustedes sabrán disculparme. Apasionado por la historia. Amo el trabajo. Creo en la familia, en la propiedad privada y en la nación.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Las siguientes reglas del RGPD deben leerse y aceptarse:
Este formulario recopila tu nombre, correo electrónico y el contenido para que podamos realizar un seguimiento de los comentarios dejados en la web. Para más información revisa nuestra política de privacidad, donde encontrarás más información sobre dónde, cómo y por qué almacenamos tus datos.

Botón volver arriba