Presidente de Colegio de Médicos alerta sobre graves riesgos de ley de eutanasia

Durante la intervención de Manuel Martínez Sellés, en el simposio “Id a José”, organizado por el Instituto Teológico San Ildefonso, de la Archidiócesis de Toledo, destacó las graves implicaciones que conlleva la ley de la eutanasia que entrará en vigor en España el próximo 25 de junio.

Según explicó Manuel Martínez Sellés, presidente del Colegio de Médicos de Madrid, la Asociación Médica Mundial en octubre de 2019 se opuso firmemente a la eutanasia y al suicidio con ayuda médica, tanto a nivel nacional como nternacional. Y recordó que el código deontológico médico en España es categórico, ya que subraya de manera explícita que “el médico nunca provocará la muerte de ningún paciente de manera intencionada, ni siquiera por petición explícita de este”.

Martínez Sellés insistió en que “llama la atención como el gobierno ha aprobado una ley que va contra el código deontológico. Por lo que a partir del día 25 de junio [cuando entra en vigor la ley en España] un médico que realice eutansia está haciendo algo contra la ética médica pero que es legal”.

Además recordó que el Comité de Bioética, que es el máximo órgano que asesora al gobierno en estos casos y que depende del Ministerio de Sanidad y el Ministerio de Ciencia, hizo “un informe muy claro que dice que la eutanasia no es un signo de progreso, sino un retroceso de la civilización. ¿Cómo es posible que el gobierno, teniendo este informe sobre la mesa, decida promulgar la ley de eutanasia?”.

El presidente del Colegios de médicos de Madrid alertó de que con la actual ley, la eutanasia será considerada como “muerte natural”.

“Esto es algo particularmente grave porque la “muerte natural” ahora tiene un significado, pero dentro de unos días, cuando entre en vigor la ley, tendrá otro significado distinto”, aseguró.

También insistió en que esta ley no está “diseñada para casos excepcionales” sino que es “confusa de manera intencionada”.

La ley también contempla que se haga un registro de “médicos objetores de conciencia”, algo que Martínez Sellés consideró “lo más grave”.

“A los médicos que queremos seguir actuando según nuestro código deontológico, nos obligan a significarnos, en lugar de significarse los médicos dispuestos a la eutanasia, tendremos que significarnos los que no estemos dispuestos a ello. Registrarnos con datos que son muy sensibles como de creencias, convicciones, valores… Podría ir incluso contra la ley de protección de datos y se tendrá que ver si las posibles consecuencias a nivel laboral tienen estas listas negras”.

Vía Aciprensa

Redacción

Digital de Información y Opinión de derecha

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

tres × cuatro =

Botón volver arriba
bitcoin blender, bitcoin mixer, cryptomixer