¿Por qué se intenta silenciar a VOX?

Parece bastante claro que al partido VOX se le intenta silenciar, no aludiendo a él en los medios y evitando aludir a él en las redes sociales. No estamos hablando de un partido minoritario. Es el tercer partido del Congreso por número de diputados: PSOE 120, PP 89 y VOX 52. Sin embargo, el periódico El Mundo, ni corto ni perezoso, el domingo 28 de marzo anunció que “El líder del PP, Pablo Casado, presentará este lunes su recurso de inconstitucionalidad contra la Ley Celaá, basándose en que la reforma educativa del Gobierno vulnera la libertad de los padres para elegir el colegio de sus hijos, y «priva» al castellano de su condición de lengua vehicular”. Muy buena noticia, pero ¿por qué no anunció igualmente que VOX había presentado, cuatro días antes, el día 25 de marzo, su propio recurso de inconstitucionalidad contra esa misma ley?  “Al enemigo ni agua”, dice el refrán, pero cuando el enemigo es la verdad, ¿dónde queda el valor de un medio informativo? ¿O acaso se trata tan sólo de un medio de propaganda?

También el 28 de marzo, en un gran titular de primera página, El Mundo decía “La pujanza de Ayuso deja a VOX al borde del k,o pero no segura su reelección”  Es evidente que el titular correcto hubiera sido decir “La pujanza de Ayuso no segura su reelección”,  ya que lo lógico es pensar que a VOX, en Madrid, no le va a pasar lo que le ocurrió al PP y a Cs en Cataluña, en donde juntos se quedaron muy por debajo de los escaños que consiguió VOX. ¿O acaso piensa el director de El Mundo lo contrario? También creo que es evidente para el sr, Rosell que VOX dará su apoyo a Ayuso para formar un Gobierno de coalición en Madrid. Por tanto, me parece vergonzoso que un periódico, llamémoslo de centro, que pretende ser democrático, juegue a engañar a sus lectores, entre los cuales aún me cuento, con sus titulares. No voy a entrar en por qué lo hace, pero me huele mal. Tal vez algún día se sepa, pues es conocido que la mentira y el engaño tienen las patas muy cortas.

Que en Madrid los sucesivos gobiernos han hecho una política económica y social acertada, no se pone en duda, al igual que tampoco cabe dudar de que si a Ayuso le hubiese bastado con el apoyo de VOX para mantenerse, no hubiese convocado nuevas elecciones. Es obvio que la “ultraderecha”, que tiene como presidente a un valiente que se ha enfrentado, y se enfrenta con ETA, no hubiera traicionado nunca a Ayuso para coaligarse con Sánchez. Por tanto, estamos donde estamos y Madrid debe ganar las elecciones para la propia Comunidad y para España porque el peso político de Madrid es innegable. Por ello los electores de centro derecha tenemos que tener en cuenta que la buena gestión es importante pero que no lo es todo y menos en política.

El predecesor de Casado, el registrador Rajoy hizo una buena gestión para sacar a España del bache en el que el PSOE de Zapatero, que hace muy buenas migas con Sánchez, nos había metido. Fue buen gestor e incluso gestionó muy bien, jurídicamente, la elaboración de la norma de aplicación del 155 tras el golpe de Estado del 1 de octubre de 2017 en Cataluña. Pero ¿acaso Rajoy tuvo una buena actuación política con su aplicación del 155? Fue un fracaso estrepitoso, máxime teniendo como tenía mayoría absoluta en el Senado, que era el órgano que aprobaba el 155 y sus posibles modificaciones futuras. Vino Casado y parecía que…. Pues bien, ese “que” se quedó en aire caliente y bonitas palabras, porque es innegable que Casado tiene un piquito de oro, pero nula visión de Estado.

Conviene recordar esto porque nuestra presidenta Ayuso es casadista y no se ha desmarcado en ningún momento del fracaso de Rajoy. Guarda silencio. No es un verso suelto como Cayetana. Se ha concentrado en la gestión de Madrid ante la crisis de la pandemia y lo está haciendo bien, pero, ya lo hemos dicho, las elecciones en Madrid tendrán trascendencia nacional.

Por tanto, amigo lector, dado que la lealtad de VOX a las políticas económicas de centro derecha, y a los acuerdos firmados, es incuestionable, debes plantearte a quien te conviene votar, al centro derecha del PP o al centro derecha de VOX. El gobierno de coalición PP-VOX será imprescindible. Por otra parte hay que ir posicionando a VOX de cara a unas generales que pueden ser convocadas de forma imprevista. Si votas a VOX estarás promoviendo una política española de progreso y convivencia. Si votas al PP estarás apoyando una política de nivel regional, débil a carácter nacional y que tolera el rupturismo independentista. Todo eso está en juego, más allá de la mera buena gestión de Madrid, que está garantizada por la plena disposición de VOX a un gobierno de coalición.

Enrique Miguel Sánchez Motos

Administrador Civil del Estado

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

5 × cinco =

Botón volver arriba