Política putrefacta y prostituida

 

Por desgracia a día de hoy y Dios quiera que esto empiece a cambiar en un futuro próximo, es decir, a partir del próximo 28-A, se puede aseverar que nuestro actual sistema político, no es más que un prostíbulo putrefacto.

Donde el poder aspira a controlar nuestras vidas y haciendas. Se podría casi jurar que hay una comunidad o connivencia de intereses entre los ejecutivos de turno de este putrefacto sistema político nuestro y por ejemplo los terroristas. Todo ello facilitado por una sociedad cobarde y sobre todo, cómplice, que mira hacia otro lado.

En España, nuestro país, es triste pero a la vez una certeza, que la inmoralidad hacia el terrorismo es inmensa. Me explico: “nuestros políticos meros actores de la pantomima, parecen indignarse cuando los asesinos se ríen de las víctimas o montan sus continuos aquelarres en el Congreso. Pero lo que es más triste, paradójico y realmente indignante, es que estos mismos asesinos, los terroristas, se sienten en el Parlamento”.

Así volvemos a lo de siempre, a ese pecado original que nos persigue, persigue a una sociedad prostituta, cobarde y cómplice. Y es que el poder de la manipulación mediante la propaganda es muy, muy fuerte. La propaganda es algo inventado, por lo tanto un bulo o mentira, a la que la izquierda le ha sacado mucho rédito.

Las políticas de izquierda, además de ser muy nocivas para un Estado de Derecho y democrático, son del toda arbitrarias y totalitarias. Pues con el caso citado, el de los asesinos, el de los terroristas, se está justificando la extorsión, el secuestro, el asesinato…, como una forma más de hacer política, argumentándolo con una de esas frases hechas que les gustan tanto como: “Así por lo menos, ya no matan».

No sé, cosas como esta te hacen reflexionar sobre una posible desorientación e intentas buscar respuestas o una lógica a una manera de pensar, la tuya, la propia, que parece haberse anclado en el pasado, que parece no servir, que parece haberse quedado obsoleta por su carácter anticuado. Pero llegas a una conclusión, y es que simplemente no eres un preso ideológico del sistema, eres autónomo de pensamiento, por lo tanto, gozas de una plena y sana libertad, no haces lo que se espera que hagas, lo políticamente correcto, lo impuesto por el prostituido sistema. Simplemente haces lo que te dicta tu conciencia siempre dentro de la moralidad exquisita.

Pues es de lógica y sentido común, que dejen de matar, ¿para qué lo van a hacer si han logrado el poder y el dinero negociando un poder y un dinero con el que jamás habrían soñado cuando mataban?.

A esto, personalmente yo lo llamo, política del miedo. Sustentada por esa sociedad cómplice y colaboracionista, esa sociedad que mira hacia otro lado, una sociedad egoísta, cuanto menos cobarde. Una sociedad con muy poca o ninguna cultura política, ni rasgo o rastro moral. Una sociedad a la que cualquier argumentación le sirve para justificar unos hechos o unas ideas, en este caso concreto, justificar la sin razón, o lo injustificable. Lo que se conoce como simples y vulgares ignorantes sociales. A estos, a todos estos, les voy a hacer una pregunta, que si tienen decencia, moral, vergüenza…. no podrían responder, por eso, por vergüenza moral. ¿Por qué entonces, han tenido que perder la vida tantas buenas personas, como por ejemplo, Miguel Ángel Blanco?. En fin, es lo que hay, y de momento a ceder, a tragar. Espero que no por mucho más tiempo.

Sin duda, es un asunto que rebosa crueldad, por la cobardía egoísta, de esa parte de la sociedad que mira hacia otro lado, y se convierte en cómplice directo y colaborador circunstancial del asesinato y el terrorismo. Esta actitud lleva a marginar a las víctimas del terrorismo y a tratarlas como si fueran la misma peste. El terrorismo en general y más concretamente ETA, pues aunque no mate, no es signo de que haya desaparecido. Pues es un terrorismo influyente , que mate o no, resulta decisivo en muchas ocasiones, en la vida política nacional, con gobiernos y sistemas políticos putrefactos y prostituidos como el que tenemos en España, al menos, hasta antes del 28-A. Sin duda, ETA sigue gestionando su poder mediante la amenaza, la persecución, la extorsión y el asesinato.

El existir del terrorismo, del terrorismo de Estado, más concretamente el de ETA, en mi humilde y modesta opinión, basado en una humilde ignorancia sobre el tema, se debe a ese miedo por un lado fisico y directo, y por otro escénico o colateral. Sobre todo al qué dirán, por la gran tragedia que supone que España, un país desarrollado, supuestamente con una buena salud democrática, integrado en la UE, en la OTAN, pueda seguir teniendo un terrorismo de Estado tan influyente. Legitimándolo para ocultar una de nuestras mayores vergüenzas al resto del mundo. Utilizando así esa táctica, que utilizan los animales, y que consiste en replicar a las acusaciones de los demás con ese “Y TÚ MAS», valga la redundancia.

Esta táctica consiste en revolcarse en el estiércol ajeno, para así poder camuflar o desviar hacia el oponente, el disidente, el enemigo ideológico, en el caso que nos ocupa, nuestra propia fetidez.

Nadie dentro del putrefacto y prostituido sistema político actual quiere decirnos la verdad sobre ETA. Si no, cómo se comprende esa sentencia reciente del TC, legalizando a BILDU, o el caso FAISÁN, o ¿cómo explicar la furgoneta de Cañameras días antes del 11-M y su confusa relación con la trama asturiana de la falsa dinamita?, o ¿cómo entender precisas detenciones cuando interesa y el tremendo dislate de las excarcelaciones?.

Esta serie de preguntas, me llevan a una triste pero a la vez inequívoca conclusión, de que esa lucha de terrorismo local, la lucha etarra, por ese etéreo independentismo marxista, no es más que una falsedad, un simple cuento chino. Realmente es un complejo proceso, elaborado en los despachos, los cuales dan luz verde, legitimando una absurda ideología de fondo, y unas violentas y criminales formas, por parte de un sistema político, prostituido de la mano zurda de una izquierda revolucionaria, que ya no me cabe la menor duda, de que odia a España, y pretende su fragmentación y posterior destrucción.

Por la unidad de España, el próximo 28-A vota VOX, no más mentiras, los españoles se merecen la verdad, y eso sólo lo ofrece la derecha, la única que existe en nuestro país, VOX.

Santos Trinidad

Cristiano católico, creyente no practicante. De derecha, amante de la libertad, basada en una igualdad sustentada en la justicia.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Las siguientes reglas del RGPD deben leerse y aceptarse:
Este formulario recopila tu nombre, correo electrónico y el contenido para que podamos realizar un seguimiento de los comentarios dejados en la web. Para más información revisa nuestra política de privacidad, donde encontrarás más información sobre dónde, cómo y por qué almacenamos tus datos.

Botón volver arriba