Pegasus, cortina de humo

En los últimos días, el Gobierno español y los dirigentes del govern catalán se han dedicado a la tarea de hacer público un supuesto complot de espionaje llamado PEGASUS.

En lo personal, como individuo de a pie, quien desconoce todo lo relacionado con el espionaje, lo que en realidad sí observo, es que cuando este tipo de organismos, instituciones, e incluso personas influyentes hacen alarde «mediático» de alguna situación, que puede ir desde el avistamiento de ovnis, pasando por chupacabras y terminando en cualquier tipo de «escándalo», surgen situaciones en condiciones de alerta roja, publicidad, entrevistas de medios, ruedas de prensa, etc. Cualquier tipo de actividad quedará en segundo o tercer plano, para dar prioridad a este tipo de información (cortina de humo), para distraer la atención del público de lo que realmente necesita saber o conocer. Hoy se nos trata de vender, entretener o hacer voltear la cara hacia el espionaje.

Pero como vivimos en la era cibernética y de todo tipo de adelanto computarizado, se nos magnifica la situación con un presunto sistema de redes internacional que puede acceder hasta en tus sueños húmedos.

Hasta hace muy poco usábamos periódicos, los cuales una vez leíamos podíamos usarlos hasta para limpiar cristales, pero con estas tretas virtuales, aunque sí distraen la atención unos días, requieres de un equipo costoso para conservarlas, y no valen luego ni para ponerlas en la jaula del loro. Este nuevo escándalo durará unos días y toda los medios dedicarán su esfuerzo hacia él, hasta que aparezca uno nuevo.

Recuerdo que hace poco toda la artillería mediática estuvo pendiente de lo que ocurría con el pueblo de la Isla de La Palma, al suceder la erupción volcánica. Hoy muy pocos la recuerdan y ni se sabe si les dieron o no lo prometido; puedo mencionar decenas de ejemplos como éste.

En este momento la información se centra en el pirateo de los móviles de Pedro Sánchez, la ministro de Defensa y 65 independentistas que llevarán el caso a los Tribunales. Otra cortina de humo, no dudo que pueda ser real el espionaje, pero es de hacer notar que el espionaje como tal es más viejo que comer pollo con las manos. La gran diferencia existe en que en el presente los llamados spyware es un tipo de malware que intenta mantenerse oculto, en el ciberespacio, mientras registra de manera secreta y sigue las actividades en línea de tus dispositivos, esto en conclusión es más o menos espionaje informático.

Desde el tercer milenio antes de Cristo se registra la utilización del espionaje, no es nada novedoso y es el pan nuestro de cada día en todos los servicios de inteligencia. El espionaje existe entre empresas para observar el desarrollo de productos de competidores, existe cuando usted contrata a un detective privado para saber si su pareja le pone los cuernos. El espionaje forma parte de la Historia, y no es otra cosa que la obtención de datos de manera encubierta, mediante la infiltración o empleo de distintas técnicas, y esto ocurre en la política, en la industria y hasta en la vida personal.

Kim Russell Phylby, fue considerado el Mejor espía de la Historia, fue un agente doble. Aprovecho para quien tenga interés en el tema, recomendando el libro de Juan Carlos Herrera H, Breve Historia del Espionaje, es un tema apasionante que ha llevado a crear su propio género cinematográfico, el cual seguirá generando como hasta ahora grandes historias unas de ficción y otras reales. En nuestra historia cabe destacar que Felipe II, creó el cuerpo de espionaje considerado el mejor para su época, con el fin de adelantarse a sus rivales.

No solamente las películas de James Bond, el 007, pasan a la historia del espionaje. No olvidemos, sin ser ficción a Mata Hary y el  más cercano, el famoso excomisario español que con sus grabaciones aún está vigente.

Lo que no hemos podido notar es lo que en realidad se quiere tapar con esta cortina de humo.

Manny García

Locutor de radio y televisión. Redactor y narrador de noticias. Comunicador social en medios audiovisuales, impresos y redes sociales.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

5 × cinco =

Botón volver arriba