Paula Vázquez

Sin género de duda vivimos en tiempos revueltos, unos tiempos con una inmensa analogía a los que se vivieron en España desde febrero hasta julio de 1936. Después de un descarado y hoy probado pucherazo en unas elecciones fraudulentas y de una violencia despótica y cruel.

Unos tiempos con un gobierno ilegítimo, como el de la actualidad, aplicando unas políticas totalitarias, cuyo real y único objetivo era y es, el de borrar todo vestigio de disidencia ideológica, condenando a un gran sector de la sociedad española a un inmerecido e injusto ostracismo ideológico, cultural, histórico, social; es decir, a vivir inmersos en una dictadura silenciosa, de la que somos meros y simples esclavos o presos.

Su corrección política, ese pseudobuenismo, esas nocivas e injustas políticas sociales que vomitan por sus turbias bocas, no son más que populismo demagógico que desquicia y enferma la sana economía de los países y no mejora en nada la suerte de los humildes, dicho de otra forma, de ese pueblo al que dicen representar.

Se postulan en discriminaciones positivas y en una doble vara de medir más digna de un mago que de un representante del pueblo o político. Una clara prueba de lo que digo son las últimas declaraciones de la «presentadora» progre y roja, Paula Vázquez. Unas declaraciones que además de no tener desperdicio, por su carácter subjetivo, son desafortunadas y una serie de continuos y reiterados delitos. Las cuales, cito literal y textualmente:

Hoy son ya 10 mujeres ASESINADAS por machismo en España en UN MES . El puto discurso de VOX , Y su mierda de machismo junto con ese negro que ya no sabe qué hacer por tener seguidores. Nos están matando. EL 8 Marzo #APORELLOS #HastaElCoño», dijo Paula Vázquez.

En mi opinión, una clara discriminación hacia una ideología diferente y una clara apología de la violencia hacia la misma. Por un lado, acusa en falso, se retrata como racista y homófoba y fomenta la beligerancia violenta, tanto verbal como física. Es decir, se erige en acusador, juez y verdugo.

Recordar a esta vulgar analfabeta integral, presa de una ideología con un color definido que en lo que llevamos de año, el gobierno español está compuesto por socialcomunistas, sedicioseparatistas y anarquistas. Casualmente como en aquella aciaga época a la que he hecho referencia en el primer párrafo a modo de epígrafe. Por lo que se deduce o dilucida que, si hay que señalar culpables, sin duda, serían sus idolatrados mesías, vulgares dictadores.

Este vulgar personaje llama libertad de expresión a unas declaraciones que, salidas de boca de su disidencia ideológica, tendrían rápidas y rigurosas, consecuencias sociales, cuanto menos penales o judiciales. Sólo por el hecho de salir de ese alto ano que tienen en sus rostros y al que llaman boca, que por otro lado y dicho sea de paso, tiene el mismo color y hedor que el lugar por donde la gente decente, honrada, gente normal, como tú y como yo, evacuamos nuestras necesidades fisiológicas, dejan de ser delitos para definirse como derechos y así estar blanqueadas o quedar inmunes ante la ley

Hechos como este son los que me dan mas fuerza para seguir beligerando, de una forma legal, ya que mis escritos, plasmados en hipótesis u opiniones personales, pueden gustar más o gustar menos, siendo todo lo objetivos dentro de esa natural y lógica subjetividad que nos caracteriza a las personas a forma individual. Los postulo o cimento en ese derecho que tenemos todas las personas y es el de «la libertad de expresión».

Como digo es un derecho, este que ejerzo como persona autónoma de pensamiento, es decir, como persona verdaderamente libre, una particular forma de desahogo hacia el ambiguo y aciago destino que nos espera ante este totalitarismo clasista. Sería caer en perogrullo explicar que estamos inmersos en una lucha de clases. Ya que, como es de sobra sabido, en las sociedades actuales hay varios tipos de clases, no sólo a nivel económico, sino ideológico, cultural, etc. al que estamos sometidos por esta manifestación de marxismo que representa el actual gobierno y sus acólitos afines.

Santos Trinidad

Cristiano católico, creyente no practicante. De derecha, amante de la libertad, basada en una igualdad sustentada en la justicia.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Las siguientes reglas del RGPD deben leerse y aceptarse:
Este formulario recopila tu nombre, correo electrónico y el contenido para que podamos realizar un seguimiento de los comentarios dejados en la web. Para más información revisa nuestra política de privacidad, donde encontrarás más información sobre dónde, cómo y por qué almacenamos tus datos.

Botón volver arriba