Padres de familia “tumban” de manera contundente las declaraciones de la ministra Celaá

En los últimos días se han sucedido numerosas respuestas desde todos los ámbitos a las polémicas declaraciones de la ministra de Educación y Formación Profesional, Isabel Celaá, quien dijo que “no podemos pensar, de ninguna manera que los hijos pertenecen a los padres”.

María Teresa Corzo, madre de cinco hijos, uno de ellos con síndrome de Down, y decana de la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales de la Universidad Pontificia Comillas; y  José Antonio Méndez, periodista y padre de tres hijos, han respondido a esta pretensión del Gobierno del PSOE-Podemos.

María Teresa Corzo Corzo publicó en el diario ABC una carta dirigida a la ministra Isabel Celaá en donde explica que ella es madre de cinco hijos, gasta sus energías en el cuidado de sus pequeños y en hacer su trabajo en la universidad.

“Pero nunca, nadie de ningún gobierno me ha ayudado cuando se han levantado por la noche, ni cuando han estado enfermos, ni me han ayudado cuando han estado ingresados en hospitales. No ha corrido nadie para recoger a un niño del cole mientras yo o mi marido estábamos en el hospital con mi hijo recién operado del corazón. Ni nadie se brindó y me acompañó en las revisiones médicas de mi hijo con síndrome de Down. Solo fueron asociaciones sin ánimo de lucro no gubernamentales las que nos ofrecieron ayuda. De ese ‘papá gobierno’, ni rastro. No las ví a ustedes señorías”, aseguró.

María Teresa Corzo continúa y explica que “ahora ya, que el niño está en el cole, pues mira, ahora sí que quiero ser su padre, ahora quiero adoctrinarle a mi forma y manera. A quitar la libertad de educación a los padres, porque oye, ¿y si la madre no piensa como el gobierno? Pues decimos que no se puede pensar de otra forma y ya está, decimos que es el derecho del niño a ser educado, como si estuviésemos hablando de analfabetismo”.

“¿Y si la Sra. (Irene) Montero (ministra de Igualdad) le parece que la madre es una loca? ¿o si la madre dice algo que a las diosas del Olimpo, guardianas del bien, no les mola? O mucho peor aún ¿y si lo dice el padre? Se me hiela la sangre al pensarlo…. Eso sería terrible, si lo dice el padre será machismo en su más pura esencia, menos alguno claro, cuando a las diosas les convenga, o sean ‘pareja de diosas’. Ellas lo saben todo. Ellas deciden qué se dice y qué no”, expresó.

“Sra. Celaá, seguro que sus hijas ya no le quitan el sueño por las noches, así que está usted invitada a venir a casa a echarnos una mano a mi marido y a mí cuando llegamos cansados del día de trabajo o, ya que tiene un sueldo vitalicio, a que nos pague alguna factura. Aprenderemos de su ejemplo, y eso sí que será coherencia. Así empezará a demostrarme que los hijos son suyos”, subrayó.

Y afirmó: “Si ahora pertenecen los niños al estado totalitario del Sr. Sánchez y del Sr. Iglesias, entonces, también pertenecerían al estado de Franco, cuando Franco estaba al frente ¿no? Y si el siguiente presidente del gobierno es el Sr. Abascal, también los niños de este país le pertenecerán, ¿no?”.

“Después de 17 años desde que nació mi hija mayor, mucho trabajo, muchos médicos, muchas noches de sueños rotos, y muchas ojeras, solo me faltaba por oír este insulto a las libertades y a la inteligencia. Pero ahora las cosas han cambiado, los padres ya no tienen libertades. No, ahora ya no porque las diosas han hablado”, finalizó.

Robar la patria potestad

Por su parte, José Antonio Méndez, padre de tres hijos, respondió en un vídeo en las redes sociales a la pretensiones del Gobierno del PSOE-Podemos.

“Los hijos no son propiedad de los padres como si fueran un libro o un móvil o algo así. Los hijos pertenecen a una familia porque tienen unos vínculos infinitamente más fuertes, más importantes duraderos y trascendentales de lo que pueden tener con cualquier comunidad, incluido el Estado. Porque la familia es anterior al Estado y más importante que la política”.

Méndez explica que la polémica se ha suscitado porque la verdadera pretensión del gobierno es “imponer una moral de Estado. Están tratando de decirnos y de imponérselo a nuestros hijos desde su más tierna infancia, cómo tienen que pensar. No lo que es legal o ilegal, sino lo que está bien o mal y lo que se salga de ahí tiene que ser perseguido, sancionado, ridiculizado”.

Según afirma este padre, con estas declaraciones desde el Gobierno “tratan de que salgamos y digamos ‘¡no, los hijos son propiedad de los padres!’ Y quedemos como el enanito gruñón del cuento. Cuando en este cuento ustedes [el gobierno] son el lobo, porque están intentado secuestrar la mente y el corazón de nuestros hijos, intentando robar la patria potestad a las familias y quieren decirle a nuestros hijos: ‘No hagas caso de lo que te digan tu papá y tu mamá. Vente conmigo por este camino que te voy a enseñar…’. Para engullirlos y que engrosen su ideología, su partido, o su forma de pensar”.

Además destaca que esto no se trata de “una cuestión de derechas o de izquierdas”, porque “si dejamos que nos roben la patria potestad, cuando cambie el gobierno y vengan los que piensan de otra manera, no podemos defender a nuestros hijos”.

Este padre de tres hijos también recuerda que “cualquier tipo de totalitarismo pretende que todos los ciudadanos piensen lo mismo y no seamos libres para pensar lo que queramos y no seamos libres de enseñarle a los hijos una forma concreta de ver el mundo, que puede ser la suya o no, otra”.

Y por eso insiste en que para combatir esos totalitarismos de pensamiento único están “la declaración de derechos humanos, la Constitución española y cualquier ordenamiento jurídico democrático que reconoce el derecho de los padres a educar a los hijos conforme a nuestras convicciones morales, religiosas, éticas”.

Termina animando a todas la familia a levantar la voz porque “el lobo ya ha enseñado los dientes, se ha quitado el disfraz”, “no queremos que nos quiten la patria potestad, que le enseñe a los hijos en cuestiones que son moralmente controvertidas, en las que unos pueden pensar una cosa y otros la contraria. Pero no pasa nada, ahí está la grandeza de la convivencia”.

“Tus hijos confían en ti y hay quien quiere quitarles los más importante que tienen, que es el vínculo con su familia. Al lobo le vamos a decir q no vamos a dejar que se acerque a nuestros hijos”, afirmó.

Pin parental 

Las polémicas declaraciones de la ministra Isabel Celáá y la sucesivas respuestas que ha recibido desde todos los ámbitos están relacionadas con la implantación del llamado “pin parental” en las escuelas.

El pin parental es un documento que los padres de menores tienen que firmar para dar consentimiento explícito al centro escolar para que los hijos asistan a talleres de todo tipo, aunque la polémica se centra en las charlas de educación sexual.

Se trata de una iniciativa promovida por Vox en la Región de Murcia e implantada desde el pasado mes de septiembre, y que podría exportarse a otras comunidades como Andalucía o Madrid.

Pedro Sánchez, presidente del Gobierno de España aseguró a través de twitter que “el pin parental vulnera el derecho de los niños y niñas a la educación. Se trata de un derecho fundamental, de un derecho constitucional” y que el ministerio de educación recurrirá esta decisión ante los tribunales la decisión del gobierno de la Región de Murcia”.

 

Vía ACIPrensa

Redacción

Digital de Información y Opinión de derecha

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Las siguientes reglas del RGPD deben leerse y aceptarse:
Este formulario recopila tu nombre, correo electrónico y el contenido para que podamos realizar un seguimiento de los comentarios dejados en la web. Para más información revisa nuestra política de privacidad, donde encontrarás más información sobre dónde, cómo y por qué almacenamos tus datos.

Botón volver arriba