ColaboracionesOpiniónSantos Trinidad

Ortuzar, PNV, transversalidad y felonismo

 

El señor Ortuzar, presidente del PNV, aranista pata negra, vuelve a hacer gala y ufanarse de lo que es, un simple y mero fascista, un nacionalsocialista, una fotocopia, un mero calco, del ya creído, extinguido nazismo.

El PNV es un calco del fascismo alemán o nazismo, es un nacionalismo periférico, que se puede comparar por sus similitudes o semejanzas con el nacionalsocialismo alemán, cuna de HITLER, y su famoso y nocivo nazismo, ramificación o afluente del partido espartaquista alemán, el cual a día de hoy es todavía considerado como de extrema izquierda.

Este señor, Ortuzar, en su gran ignorancia histórica, pero gran estrategia política, de la cual, su partido, el creado por ese gran supremacista, homófobo y racista, señor Sabino Arana, creador de un nacionalismo cuyos principios o postulados se basan en la supremacía étnica, ha hecho su forma de vida, hasta el día de hoy.

Se atreve, osa, sin una pizca de vergüenza, en decir que le parece nauseabundo el clima político que intenta crear la derecha, es decir PP, C’s y VOX. Es más, sigue ese ataque, esa crítica absurda y surrealista, viniendo de quien viene y lo que este representa, afirmando que la derecha está enfrentando a la sociedad, como un atajo o forma más rápida de llegar a la Moncloa.

Hay que ser muy sinvergüenza y rastrero para hacer tales afirmaciones o aseveraciones, pues sin género de duda este y el partido o las políticas que representa no tienen el menor rasgo moral para criticar a nadie, en absolutamente nada. Pues en este campo, tienen muy poco que decir y mucho que callar, debido en su mayoría, a su pecado original. Un pecado original que se basa en una cobardía, un Estado de sumisión y felonía, por la que para conseguir sus objetivos venden a su propia madre.

Lo triste de esto que digo, y que asevero o afirmo con rotundidad y firmeza, es real y verdadero, así como es tu hijo el que te hace padre.

Ni las formas ni los fondos de estos que ataca, crítica o desprecia, tienen algo en común, o que les caracterice, haciéndoles valedores de esas falacias y manipulaciones, en forma de descalificaciones o insultos, de lo que este cobarde impresentable les tacha o tilda. Cosa que, por otro lado, tiene mucha semejanza, símiles o coincidencias con su PNV, su persona y las afines o de su calaña.

Es esa máxima, a la que recurren siempre los animales por instinto, no por raciocinio, y es el revolcarse en el estiércol ajeno, para así disimular, camuflar, o desviar su propia fetidez, hacia sus oponentes. Pretendiendo manipular a la sociedad con la táctica de la adúltera, la cual, cuando se ve sorprendida por su marido con su amante, le reprocha o pone su cariño o amor por ella, criticando lo que piensa este, por lo que sin duda ve, creyendo esto por encima, de lo que ella le cuenta.

Personalmente creo,que una imagen vale más que mil palabras, y siempre creeré lo que vean mis ojos a lo que intenten hacerme creer. Pues lo que ves, no es una ilusión, es una realidad, es objetivo, es real. Lo que te cuentan, puede ser o no,real o verdad, y es del todo subjetivo, es algo que te dice alguien bajo una visión personal.

Ortuzar, mero tonto social, pues este profeta, como tantos otros, justifica el terrorismo de ETA, haciendo del asesinato otra forma de hacer política, por la supuesta opresión de esa dictadura autoritaria, que sin duda fue el franquismo. Por cierto, nada que ver con los totalitarismos del fascismo, de los nacionalismos periféricos, o de los comunistas, marxistas-leninistas, y el socialismo bolchevizado de Sánchez. Habla de diálogo y sólo sabe y entiende de monólogos, porque el diálogo es hablar y escuchar, y esta clase de personajes, cuando terminan de hablar, se callan, sí, pero no para escuchar, sino por eso que es tan politicamente correcto, como lo de respetar el turno.

Hablando de todo un poco, y hablando de franquismo, ese gentilicio o neologismo que sin duda se les enquistó, pero al que han sacado mucho rédito, porque es su justificación para todos sus actos. Del que dicen o por el cual nació ETA, y ese terrorismo que ellos llaman militancia política o una forma diferente de hacer política, no tiene razón de ser.

Me explico; por un lado, si críticas o denuncias algo, ¿cómo puedes hacer tú lo mismo y verlo normal?
Por otro lado, si el franquismo fue como nos cuentan este y otros ignorantes machadianos, que para los que no lo sepan, se dice, de todos los que desprecian todo aquello que ignoran o desconocen, fue tan opresor, y los opositores a él eran los demócratas, es decir, fue una lucha entre fascismo y democracia, y sabiendo, como se sabe a día de hoy, que la única oposición al franquismo fueron los terroristas y los comunistas, qué tenemos que pensar, ¿qué los únicos demócratas que han existido en España han sido los etarras, y los comunistas?.
Y por último, si ETA nació como un movimiento antifascista, o anti franquista, e hizo lo que hizo, es decir, mató a discreción, para acabar con el franquismo, ¿que alguien me explique, por favor?, porque, si no estoy equivocado, Franco murió en su CAMA, en 1975, ¿por qué ETA, siguió extorsionado, secuestrando y asesinando en los años posteriores?

Como veis, lo de los fascismos totalitarios, nada que ver con dictaduras autoritarias, que sin duda son los nacionalismos periféricos, los cuales todos conocemos, hacen de la invención embuste y manipulación, su FORMA de existencia o de vida.

Ahora voy a retroceder en la historia hasta nuestra trágica y triste guerra civil, para contar unas verdades de lo que fue el PNV. En la actualidad, representado por el señor Ortuzar, y que a día de hoy sigue siendo igual de cobarde, sumiso, y transversal, mero o simple judas, sólo que a falta de orgullo, o por la situación del mercado actual, vende por mucho menos o más barato, lo más sagrado.

El nacionalismo vasco nació como un movimiento anticlerical o anti religioso y sigue siendo muy católico. Cosa cuanto menos paradójica o curiosa.

Para la segunda vuelta de las elecciones de febrero de 1936, la cual nunca tuvo lugar, por la ocupación de ese vacío de poder que protagonizó el frente popular, la derecha se lo había cedido a los nacionalismos, debido a unas conversaciones o negociaciones mantenidas entre ambos. Pero sin consentimiento abierto del apoyo por parte de los nacionalistas.

En ese momento, punto o situación, en la que se encontraba el país, es decir España, había que decidirse por un bando u otro, y por consejo de Manuel de Irujo, y de Juan Ajuriaguerra, el entonces líder del PNV, José Antonio Aguirre decide abiertamente inclinarse a los revolucionarios, a la izquierda, pues creían o presumían, esta, la izquierda, sería más provechosa para sus objetivos que la derecha. Sólo el hermano Arana Goiri, sigue en su obstinación de neutralidad, lo cual le cuesta el exilio.

A esta decisión, la Junta de Burgos, mantuvo una actitud prudente, sobre todo las primeras semanas, anhelando y esperando que los nacionalistas se destinaran de los revolucionarios, o lo que es lo mismo, de las izquierdas. A principios de agosto, los obispos, tanto el de Vizcaya «Múgica», como el de Pamplona, «Olaechea», hicieron pública una pastoral en la que urgían al PNV a romper su alianza con los revolucionarios, o frente popular, por las atrocidades que cometían con el clero y los católicos.

Pero José Antonio Aguirre, así como los demás líderes peneuvistas, deciden jugársela con las izquierdas. Ese mismo septiembre llega el pacto con el Lenin español, con Largo Caballero, y es cuando, el día 25, Manuel de Irujo entra de ministro en el gobierno del socialista bolchevizado, aprobando el «ESTATUTO de ELGUETA», el primero de Octubre. Al ser esta zona guipuzcoana, junto a Vizcaya, las únicas zonas que no habían caído,todavía en poder de los nacionales. Fue sin lugar a dudas, una acción inconstitucional, pues la ley exigía una mayoría de 2/3 de la cámara y apenas hubo 50 diputados presentes. Pero el Parlamento de la República en Estado de Guerra era una simple fachada, las decisiones las tomaba el gobierno.

De ahí, nació un nuevo gobierno en Bilbao, y su líder fue José Antonio Aguirre y el PNV. Lo que dio lugar a la inmediata imposición de neologismos, como fue el de «Euzkadi», sin tener en cuenta su más que dudoso sentido etimológico. Es decir, la razón de su existencia, su origen, su significado y su forma, dado su carácter de espontaneidad. Un gobierno formado por 5 nacionalistas, 3 socialistas, 2 republicanos de izquierda, y 1 comunista. En ese momento, Aguirre como buen supremacista totalitario, se autoproclama presidente permanente o vitalicio.

Es entonces cuando el gobierno vasc, empieza a actuar en todos los aspectos como un Estado independiente. Incluso estableciendo sus propias aduanas. Saca su personalidad transversal, traidora, felona, es decir, de Judas, enviando representantes a París, Londres y Berlín, para seguir jugando a todos los bandos.

Dicen que la única que no sucumbió a los revolucionarios fue la Vizcaya de Aguirre, cosa del todo incierta, el frente popular, los revolucionarios, adoptaron con Vizcaya unos ropajes diferentes, simplemente más nacionalistas.

El PNV de Aguirre nacionalizó las industrias y las finanzas vizcaínas, las cuales, pertenecían a la élite económica, que para nada comulgan con las políticas o ideas del PNV. Estos últimos confiscaron todo el capital de los bancos para crear uno estatal vasco y además confiscaron los activos de las principales industrias. En 1937 el gobierno huyó, escapó, llevándose consigo las acciones, documentos legales y títulos de propiedad, de los principales organismos financieros e industriales vizcaínos, en un último intento por seguir controlándolos desde el extranjero. El gobierno revolucionario se fue o marchó al exilio con las cajas de seguridad y objetos valiosos debido a los saqueos y pillajes que perpetraron o hicieron en Vizcaya.

Las Iglesias de Vizcaya se cerraron en su mayoría y fueron profanadas por los revolucionarios. Sacerdotes encarcelados, torturados y asesinados. Los datos dicen que en España murieron unas 500 personas víctimas de la represión de los revolucionarios.

Aguirre empieza a dar forma a su «Eusko Gudarostea» o ejército vasco, formado por unos 100.000 hombres, de los cuales la mitad, aproximadamente, se presumían nacionalistas. Es el momento de lanzar una invasión contra Álava, a modo de reconquista, en ese momento ocupada por los nacionales, a pesar de tener más y mejores medios, es rechazado y humillado, se le tilda con el apodo jocoso de «NAPOLEONTXU».

En la primavera de 1937, sólo les queda explorar las opciones o alternativas más viables de una rendición, menos humillante y más honrosa. Primero ante Mola y luego ante Franco. Por otro lado, estos traidores, estos transversales, estos judas, seguían negociando con Gran Bretaña, llegándoles a ofrecer una base propia en Vizcaya si les ayudaban en sus objetivos de independencia o separación de España. Para ello hay un sector, una rama del PNV, que quiere cambiar al megalomaniaco Aguirre, y sus delirios de grandeza, por el moderado Julio Jáuregui, cosa que nunca llegó a buen puerto por su falta de respaldo.

En realidad, el gobierno vasco establecía una independencia única y total para poder resistir con mayor eficacia, las sospechas de todos los bandos en los que jugaban, demostrando una falsa lealtad, negociando con potencias extranjeras y la inmunda amalgama franquista. Es decir, la sucia y asquerosa, unión o alianza con Franco y lo que este representaba.

Y esto, señor Ortuzar, es lo que han sido los postulados y formas de vida del PNV, en toda su historia.

Unos postulados o principios, que se fundan o basan en la transversalidad, demagogia, y sobre todo una cobarde felonía. Sin olvidar esa corrupción o socialización de lo ajeno. Unos chaqueteros, para los que todas las formas valen para cumplir sus egoístas y supremacistas objetivos.

Yo le pregunto; ¿Qué hay más nauseabundo que lo que usted y su partido representa?

Le voy a dar un consejito, más vale que cuando quiera pasar la escoba en casa ajena, se asegure de haberla pasado antes en la suya.

Pues usted, su partido, y su historia, es para decir poco y callar mucho.

Santos Trinidad

Cristiano católico, creyente no practicante. De derecha, amante de la libertad, basada en una igualdad sustentada en la justicia.

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Las siguientes reglas del RGPD deben leerse y aceptarse:
Este formulario recopila tu nombre, correo electrónico y el contenido para que podamos realizar un seguimiento de los comentarios dejados en la web. Para más información revisa nuestra política de privacidad, donde encontrarás más información sobre dónde, cómo y por qué almacenamos tus datos.

Botón volver arriba