Nuevos impuestos y subida de los existentes, los «regalitos» del PSOE

Disfruten lo votado. Las sorpresas que guardaba Pedro Sánchez y que todos, excepto sus votantes, imaginábamos...

El Plan de Estabilidad dos mil diecinueve-dos mil veintidós que el Gobierno de Pedro Sánchez mandó esta semana a Bruselas pone de manifiesto una subida de impuestos que el Ejecutivo ya especificó en sus malogrados Presupuestos Generales del Estado para dos mil diecinueve.

Estas medidas tributarias tendrán un impacto de 5.654 millones de euros de ingresos adicionales desde dos mil veinte.

El plan presupuestario fijaba un tipo mínimo del Impuesto de Sociedades del quince por ciento para grandes compañías y hasta el dieciocho por ciento para bancos y empresas de hidrocarburos y una bajada del tipo nominal del veinticinco al veintitrés por ciento para las pequeñas y medianas empresas.

En lo que se refiere al IRPF, los Presupuestos contemplaban una subida de 2 puntos para los salarios entre 130 a 140 mil euros por año y 4 puntos para los superiores a 140.000. Lo que el Gobierno ha comunicado a Bruselas es «el incremento de la progresividad a través del aumento del tipo de impuesto a las rentas altas y el tipo estatal sobre la base del ahorro a partir de cierto umbral».

En conjunto, espera recaudar trescientos veintiocho millones en dos mil veinte y trescientos cuarenta en dos mil veintiuno.

Nuevos impuestos

España asimismo ha informado a Bruselas sobre la creación de 2 nuevos impuestos. Se trata de la tasa sobre transacciones financieras —denominada tasa Tobin—, con la que espera colectar ochocientos cincuenta millones desde dos mil veinte y el impuesto sobre ciertos servicios digitales —conocido como tasa Google— que, asimismo desde dos mil veinte va a suponer mil doscientos millones extra a las arcas españolas.

Impuesto al diésel

Por otra parte, el Gobierno espera recaudar seiscientos setenta millones auxiliares con la ‘fiscalidad verde’ —se acrecienta la aplicable a los gasóleos de empleo profesional, sin afectar a transportistas y agricultores—, que ha protegido como una medida para resguardar el medio ambiente y no por un fin recaudatorio.

Nuevas tasas

El Plan de Estabilidad prevé asimismo un incremento del siete con cuatro por ciento en las tasas y gastos que cobran las administraciones por su papeleo.

Los premios de las loterías tampoco se libran: el Gobierno prevé dejar exentos de declarar a Hacienda los premios más pequeños, de hasta veinte euros en dos mil diecinueve y hasta cuarenta euros en dos mil veinte. Desde esa cantidad, habrán de ser declarados a la Hacienda.

Redacción

Digital de Información y Opinión de derecha

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Las siguientes reglas del RGPD deben leerse y aceptarse:
Este formulario recopila tu nombre, correo electrónico y el contenido para que podamos realizar un seguimiento de los comentarios dejados en la web. Para más información revisa nuestra política de privacidad, donde encontrarás más información sobre dónde, cómo y por qué almacenamos tus datos.

Botón volver arriba
Cerrar