AutoresColaboracionesInmigración/IslamizaciónOpiniónSantos Trinidad

Ni inmigrantes, ni refugiados

Filosofía pura, carente de demagogia

En estos días estivales, festivos, en los que una gran mayoría de españoles disfrutamos de un merecido y justo descanso laboral, unos días en los que hay mucho tiempo para pensar, hacer análisis de la actualidad política y social, reflexionar y tomar decisiones personales, las cuales, algunos divulgamos y compartimos para hacerlas colectivas o generales. Con el objetivo de medir la fuerza ideológica de las mismas, he tenido a bien expresar en un escrito, este, a modo de reflexión, unas conclusiones que creo objetivas, justas e igualitarias, al margen de que gusten más o menos.

Como he dicho es una simple y mera opinión o hipótesis personal, refiriéndome al día a día, a lo rutinario, denunciando lo que es ese buenismo o política correcta de la izquierda, que nos lleva a una muerte segura como nación con la más cruel y larga de las agonías.

Comenzaré refiriéndome a ese suceso que está tan de moda en todos los medios a día de hoy. Como es el problema buscado por esa ONG y su barco, el OPEN ARMS. El cual, parece ser que lleva a bordo 190 supuestos refugiados y no encuentra puerto para atracar. (151+39).

Quiero hacer una aclaración o matiz para que todo el mundo entienda de qué estamos hablando, por lo que paso a expresar, mi opinión personal de lo que en mi humilde e inmensa ignorancia son estos, entre comillas, supuestos inmigrantes o refugiados.

Definiré lo que es el INMIGRANTE: el inmigrante es el que sale de su país de origen para buscarse un futuro y en lógica consecuencia a los suyos a otro país, uno de acogida, que en el suyo no tiene. Para lo cual, debe y tiene que adaptarse, trabajar y pagar impuestos, haciendo así posible su objetivo y ayudar a la sostenibilidad económica del país de acogida. Ya que es de economía doméstica que si de la hucha sacas y no repones o metes, más pronto que tarde esa hucha estará vacía. Es decir, gozarán de unos derechos a cambio de unas obligaciones, algo que también hacen los originarios o nativos del país de acogida.

PARECE SER QUE ESTOS SUPUESTOS INMIGRANTES SÓLO TIENEN DERECHOS Y NO OBLIGACIONES, LO QUE LOS DESCARTA COMO INMIGRANTES.

Ahora definiré lo que en mi opinión es un REFUGIADO: es todo aquel que huye de su país por estar este en continuados conflictos de una inmensa belicosidad polarizada y antagónica. Es decir, en continuas guerras civiles o terroristas, con las que sus vidas corren un real y seguro peligro. Es lógico y de sentido común, pues es ese instinto de supervivencia el que hace que tengan que exiliarse forzosamente para salvar sus vidas.

Hasta aquí todo correcto, lo que nos lleva al siguiente punto, que es ese, que nos indica que, al pasar la frontera de su belicoso país, una vez conseguido, ya están a salvo. ¿Por qué, atravesar medio mundo, en medios y condiciones penosas e infrahumanas, arriesgando esas vidas que son la justificación de que tengan que salir de su patria o país?.

Tanto en un caso como en otro, lo que buscan, pues es una realidad incontestable, es invadir los países donde las ayudas sociales, más concretamente las económicas, son más altas. Lo que nos lleva a la única respuesta posible, por sentido común, datos documentados y eliminación. Ya que creo he aclarado, que ni son inmigrantes ni por supuesto refugiados, y es que, son una inmensa y nociva turba de parásitos mantenidos, chupando la sangre y sudor del esfuerzo y trabajo de los nativos u originarios de ese país, que aparte de darles de comer les paga todos sus vicios y caprichos, que no son pocos.

La inmigración es buena en la medida y orden de necesidad del país de acogida de turno. «ROTUNDAMENTE SÍ A UNA INMIGRACIÓN CUALIFICADA Y CUANTIFICADA, ASÍ COMO PERIÓDICA O POR EL TIEMPO NECESARIO DE SALIR DE ESE BACHE O PROBLEMA EN EL QUE SUPUESTAMENTE ESTÁN INMERSOS Y CON EL QUE JUSTIFICAN LA MISMA».

Los barcos de las ONGS son meros taxis de las mafias, pues no recogen gente a la deriva en mar abierta o alta mar; van a recogerlos al punto que les marcan o indican las mafias y los transportan a países marcados también por estas últimas.

En mi humilde y modesta opinión, este problema Hay que atacarlo y darle solución real en origen, pues teniendo lo necesario para vivir, a nadie le gusta salir de su patria, nación o país. A todos estos falsos solidarios y altruistas como son una gran mayoría de actores, medios, George Soros,…  les digo que si realmente quieren ayudar, lo hagan con hechos y con sus medios, pues todo ese tiempo que invierten, en muchas ocasiones llevan a una muerte segura a las supuestas y a mi entender víctimas aquiescentes de estos últimos.

Serían evitables, esta serie de sucesos en muchos casos mortales, si estos demagogos de la solidaridad y el falso altruismo, invirtieran ese dinero en construirles o proyectadas, es decir cimentasen las bases para una estructura política, económica y social en los respectivos países de origen.

Es muy fácil ser solidario y altruista, con el dinero y los medios de los demás, sin contar con que esta mera gentuza ni los sufren, ni los mantienen.

Se me puede tildar de racista, homófobo, xenófobo…  si mi forma de pensar es la propia o característica de alguien que realmente sea cualquiera que se corresponda con cualquiera de esos descalificativos, reconozco que lo soy. Aunque mi conciencia está muy tranquila, pues muy al contrario, me considero igualitario, justo y sobre todo, libre.

Como he dicho en otros escritos, la verdadera igualdad es la que se sustenta en la justicia y es así como se es realmente libre. Por eso soy y me declaro abiertamente de VOX, porque a día de hoy es la única fuerza política, que representa esto, debido a su cualidad o característica principal que es la CREDIBILIDAD, característica o cualidad esta que les da no cambiar su discurso. Los demás con ese carácter de mendacidad y transversalidad son mas de lo mismo.

Santos Trinidad

Cristiano católico, creyente no practicante. De derecha, amante de la libertad, basada en una igualdad sustentada en la justicia.

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Las siguientes reglas del RGPD deben leerse y aceptarse:
Este formulario recopila tu nombre, correo electrónico y el contenido para que podamos realizar un seguimiento de los comentarios dejados en la web. Para más información revisa nuestra política de privacidad, donde encontrarás más información sobre dónde, cómo y por qué almacenamos tus datos.

Botón volver arriba