La Navidad en Belén: la situación desesperada de la minoría cristiana

Desde marzo casi no hay peregrinos ni turistas extranjeros en la ciudad.

El alcalde de Belén, Antón Salman, difundió a través de la agencia Efe que Belén celebrará las Navidades (la latina, la ortodoxa y la armenia), aunque con numerosas restricciones de aforo, según evolucione la pandemia del coronavirus. Por el momento, anima a priorizar su seguimiento por medios de comunicación y redes sociales.

Se evitará la reunión de multitudes en el encendido del gran árbol de Navidad frente la Basílica de la Natividad o en la misa de Nochebuena. Belén ya fue uno de los principales focos de contagio regional en marzo y sufrió un cierre estricto durante semanas.

De hecho, desde marzo casi no hay peregrinos ni turistas extranjeros en la ciudad. Israel impide la llegada de extranjeros con visado de turistas desde ese mes.

Los fieles locales disfrutan estos meses, eso sí, de los Santos Lugares sin aglomeraciones, pero económicamente es un desastre para las familias cristianas que viven del turismo y la venta de artesanías. De hecho, 8 de cada diez belemitas dependen del turismo.

Miedo a una tercera oleada de coronavirus

Las autoridades palestinas advierten del impacto de una posible tercera ola de coronavirus con la llegada del frío. Estas últimas semanas, la tasa de contagios ha ido ligeramente en aumento: Cisjordania ha superado los 700 casos diarios en los últimos días, y la Franja de Gaza acumula sucesivos récords de contagios, con casi 900 infecciones nuevas al día.

Desde el inicio de la pandemia, los territorios palestinos (Cisjordania, Gaza y Jerusalén Este, con unos cinco millones de habitantes) han registrado unas 700 muertes. (A modo de comparación, las dos Castillas, en España, que también suman unos 5 millones de habitantes, acumulan más de 8.000 fallecidos).

Entidades que intentan ayudar

El director ejecutivo de Amigos de Tierra Santa, Brendan Metcalfe, explica a Independent Catholic News el desconcierto en la ciudad. «La gente ha acudido en masa a Belén durante siglos, especialmente en Navidad. Parecía una fuente estable de ingresos. Nadie podría haber predicho la pandemia de 2020, o que este colapso total del turismo duraría tanto. Toda Tierra Santa sufre ahora de una falta de visitantes que continuará hasta bien entrado el 2021».

“Nunca antes habíamos tenido que ayudar a tanta gente desempleada. Las iglesias de Belén que también han ayudado hasta ahora, ahora se están quedando sin fondos y no se espera nada de la Autoridad Palestina. No existe un plan de licencias ni ninguna otra forma de red de seguridad, por lo que la gente realmente necesita la ayuda que podemos brindar», afirma esta asociación de apoyo a los habitantes de Tierra Santa.

Reunión en Nazaret de franciscanos con responsabilidades en los santuarios de Tierra Santa

 

Reunión de los responsables de santuarios

Mientras tanto, con los santuarios cerrados o abiertos pero con pocos visitantes, los franciscanos responsables de distintos lugares de peregrinación de la Custodia se han reunido para examinar la situación, también a nivel espiritual.

En este vídeo de “Noticias de Tierra Santa” (en español) explican cómo ahora los custodios y guardianes se sienten también “peregrinos interiores”, llamados a profundizar en la espiritualidad de los lugares que guardan, y a rezar por el fin de la pandemia.

Publicado originariamente en la web de la Fundación Tierra Santa

Fuente: www.religionenlibertad.com

Redacción

Digital independiente de derechas

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1 × uno =

Botón volver arriba