Monasterio y Abascal, en Valdemoro: «Claro que somos una amenaza. Una amenaza para el despilfarro de los políticos»

La candidata a la Presidencia de la Comunidad de Madrid y el presidente de VOX han pedido a Ayuso que aclare, antes del 4M, dónde quiere estar: si con VOX o con el PSOE, que ha permitido la entrada del comunismo y los enemigos de España en el Gobierno

Madrid, 27 de abril de 2021. –  «Claro que somos una amenaza. Una amenaza para el Estado de bienestar de los políticos. Somos una amenaza para todos ellos, que están viendo películas de Netflix en el chalé de Galapagar, calentitos, mientras muchos españoles estaban en las residencias esperando a que alguien les mandara a un hospital, en las colas del hambre esperando a que alguien les coja el teléfono. Hablan de ultraderecha, fascismo y odio entre españoles porque no tienen ningún proyecto para sacarnos de esta crisis sanitaria,económica y social. Y no quieren que hablemos de los que a vosotros os importa». Así ha respondido Rocío Monasterio a la acusación de la ministra Reyes Maroto, una de las muchas recibidas en el día de hoy por la candidata de VOX a la Presidencia de la Comunidad de Madrid.

La también presidenta de VOX Madrid ironizó con los medios progres que están «estudiándose la historia hasta los neandertales a ver si encuentran una saga familiar que nos pueda emparentar con el tipo de la navaja». «Les hemos hecho trabajar, ¿eh?», se rió. Y añadió: «Ya les aseguro es que con quien no tengo nada que ver es con la saga Iglesias Montero«. 

El tercer insulto llegó de Martín Guevara. «El nieto del Che, el más racista, homófobo, el que llevó a miles de cubanos al paredón en la Cabaña viene a hablarme de democracia y libertad? ¿Viene a darme a mí lecciones?», se preguntó Monasterio. Y aprovechó para advertir de los peligros del comunismo. «Yo tengo dos pasaportes. Con este (el español) he podido tener libertad, una educación, formar una familia, trabajar durante 20 años, circular por las calles, ir a comprar… Con este (el cubano) no puedes caminar por la calle, ni discrepar porque puedes ir a prisión, ni ser homosexual porque te encierran en un campo de internamiento. No tienes libertad para comer lo que quieras: tienes una libreta donde te ponen tres patatas y da gracias si comes una o si comes pollo. Y tus hijos solo son educados en el odio y el adoctrinamiento», relató.  «Esto es lo que trae Pablo Iglesias, Echenique, Garzón, Pedro Sánchez y esto es lo que el 4 de mayo no vamos a dejar entrar en Madrid«, denunció.

«VOX nació, precisamente, para luchar contra ese odio que nos ha dividido entre hombres y mujeres, a los hijos contra los padres, a los españoles de primera y españoles de segunda, el odio que nos ha hecho pelear entre autonomías siendo todos españoles, el odio entre el trabajador y el empresario, y entre los colectivos: heterosexual, homosexual, trans, mujer… ¿Qué está pasando? VOX viene a unir, en un proyecto común, bajo una bandera común, para salir de esta«, zanjó Monasterio. 

Tras ella, el presidente de VOX recordó también que el partido no piensa en verde, sino en «color rojigualdo». «El 4 de mayo no nos jugamos un puñado de escaños, sino detener el asalto comunista a la Comunidad de Madrid e impedir que quienes han pactado con todos los enemigos de la unidad nacional accedan también al Gobierno», comenzó Santiago Abascal, que denunció el último ataque de Pablo Iglesias al Rey y aclaró que, cuando él habla de montaje, no se refiere a que lo que ha pasado sea verdad o mentira -y por ello VOX se ha personado en todas las causas para llegar hasta el final de la verdad-. «El montaje es que llevamos cuatro días hablando de una carta y no habían querido hablar de las piedras lanzadas contra todos vosotros en Vallecas o Navalcarnero y en tantos otros sitios donde lo intentaron sin que el PSOE, ni Podemos ni toda la prensa que les apoya haya condenado esos actos de violencia«, lamentó. 

Pero también indicó que lo más grave no son los ataques de Pablo Iglesias a VOX, sino los del PSOE, a través, hoy, de la ministra Reyes Maroto. «Los que meten a ETA en la dirección del Estado, los que pactan con Bildu, con el golpismo separatista, que meten a los comunistas que trajeron a España los escraches, el odio, el enfrentamiento y la violencia dicen que nosotros, que defendemos el orden constitucional, que jamás hemos tirado una piedra ni interrumpido un mitin, incitamos al odio y que será la última vez que crucemos esa línea. ¿Pero qué línea? ¿Decir que condenamos la violencia contra cualquiera? ¿Pero qué línea hemos pasado? La única línea que hemos pasado es que no pedimos perdón ni permiso para hablar, que defendemos nuestras ideas, la unidad de nuestra patria, las fronteras de nuestro país, la inmigración legal y la libertad de los españoles para educar a sus hijos», defendió. 

Abascal recordó cómo esa izquierda se encontró con una «derecha domesticada» que incluso ahora quiere selfies vacunándose con Pedro Sánchez. «Nosotros, con este Gobierno, distancia infinita», insistió el presidente de VOX, que lanzó un mensaje, también para Díaz Ayuso. «Si quiere ampliar el toque de queda ilegalmente (después del 9 de mayo, cuando termine el Estado de alarma) tendrá que hacerlo con el PSOE y no con VOX», advirtió. Y concluyó: «Que aclare el PP, antes del 4 de mayo, si tiene claro dónde tiene que estar y si va a tender la mano a VOX o al PSOE«.

Redacción

Digital de Información y Opinión de derecha

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Las siguientes reglas del RGPD deben leerse y aceptarse:
Este formulario recopila tu nombre, correo electrónico y el contenido para que podamos realizar un seguimiento de los comentarios dejados en la web. Para más información revisa nuestra política de privacidad, donde encontrarás más información sobre dónde, cómo y por qué almacenamos tus datos.

Botón volver arriba