Moción de censura, ¿acierto o error?

La moción de censura es el procedimiento por el cual los partidos políticos con representación en la cámara baja o congreso de los diputados de un país, pueden exigir responsabilidades al Ejecutivo de turno del mismo, debido a sus hechos o actos.

Personalmente soy de la opinión, muy al contrario, de la derechita cobarde y la derecha mediática, así como de las críticas de los muchos y diversos diarios del régimen, los cuales, definen este derecho como «maniobra inoportuna, desafortunada y peligrosa», de estar absolutamente justificada por razones éticas, morales, decentes y honradas, por lo que la considero un gran acierto.

La mala gestión sanitaria, económica y social de un gobierno que no tuvo reparos en aplicar un Estado de excepción o sitio camuflado y que no reconociendo su estrepitoso y evidente fracaso, ahora se desliga de sus promesas y compromisos de la forma más cínica, que es la «Andana». Recordar a los amnésicos arbitrarios o enfermos cognitivos, potenciales acólitos y conniventes con el régimen y gobierno de la España contemporánea, que ese arresto o encierro al que fuimos sometidos, no hizo descender las altas tasas de mortalidad, ni la brutal recesión económica, que ha día de hoy son un real y aciago hecho y realidad.

Vox, con esta moción de censura, justifica su gran sentido moral, defendiendo la ética pública y la decencia ciudadana, respondiendo así a un sentimiento profundo de millones de españoles que, por desgracia, tendremos que seguir sufriendo un gobierno de ideólogos e incapaces, hasta el fin de la legislatura y con el que, lógicamente, no estamos de acuerdo.

Santiago Abascal anuncia una moción de censura contra Pedro Sánchez. «No bastan las palabras»

Hay quien dice que esta moción reforzará el poder de Sánchez, en mi humilde opinión, una falsedad, pues el poder de Sánchez se cimenta en sus socios, ácratas, nihilistas, terroristas e independentistas. Esta es la verdadera defensa de Sánchez para perpetuarse en el poder, debida a esas ínfulas suyas, que le hacen carecer de principios y  justo poseedor, de ese acrónimo de «Felón», debido a la elocuente evidencia de su deslealtad hacia el Estado y la Constitución. Dicho de otra forma, hacia toda la sociedad española. Los socios de Sánchez o excrecencia social, como son los etarras vascos, los pérfidos o desleales Peneuvistas, los fragmentarios Esquerristas, no lo dejarán caer. Por lo que se presume que la propuesta o moción presentada por Abascal, no  saldrá adelante, así como que el sanchismo no saldrá reforzado. Pues el refuerzo del sanchismo es al completo, el citado anteriormente.

Sin embargo, la situación de Casado y de su PP se complica de una forma real, pues si apoya la moción presentada por Abascal y Vox, está legitimando al último, como el carismático líder y actual paradigma de la oposición. Por el contrario, si no apoya la moción, se retratará y reafirmará como digno sucesor del Felón y egoísta Rajoy, al seguir cediendo terreno a una nociva y desleal izquierda. Lo cual, creo y creo no equivocarme, se reflejará de forma negativa en los próxima cita plebiscitaria o electoral, a favor de Vox.

A día de hoy, Vox es la única formación política, denostada de forma frívola, es decir, es injuriada de una forma divertida o cómica, de una forma banal y rutinaria, sin un atisbo de realidad o análisis serio de su ideología y programa. Por los mismos que no son escrupulosos y que no ponen reparos a los verdaderos enemigos de la nación, que no son otros que los componentes de nuestro gobierno actual, incluido el propio presidente del Gobierno.

El único líder transparente y con el coraje suficiente para enfrentarse a este nocivo gobierno, es Abascal, el cual demuestra no tener miedo al retratarse transparente. Su firme y rigurosa heterodoxia o disidencia, a esa sumisión y aquiescencia, que exige una cada vez más radical y totalitaria izquierda, liderando la única derecha sin hipocresía, una derecha que no se va a arrodillar, ni va a pedir permiso a un gobierno totalitario y dictatorial, por hacer uso de sus merecidos y justos derechos.

Vox es el único que define sin ambigüedad, ni de forma arcana, su defensa de la corona o monarquía, que no es otro que su verdadero valor, su simbología, «La unidad de España». En términos metafísicos, verdadera esencia de la misma. Esta excrecencia antitética y paradójica, que compone nuestro gobierno actual, celebra la salida de la nación, de nuestro monarca emérito, de una forma festiva, con continuos aquelarres diatríbicos contra nuestra monarquía y lo que esta representa, definiendo la misma como un régimen anacrónico o fuera de tiempo en nuestra contemporaneidad.

Para terminar, sólo haré una pregunta a esta turba de analfabetos integrales y en mi humilde opinión, espíritus o espectros de la contradicción, ¿si la monarquía es algo anacrónico, qué son los derechos históricos o los fueros?  Ahí lo dejo, para que el lector objetivo, honesto y decente, haga su propio análisis, de esta turba, vulgar excrecencia social.

Santos Trinidad

Cristiano católico, creyente no practicante. De derecha, amante de la libertad, basada en una igualdad sustentada en la justicia.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Las siguientes reglas del RGPD deben leerse y aceptarse:
Este formulario recopila tu nombre, correo electrónico y el contenido para que podamos realizar un seguimiento de los comentarios dejados en la web. Para más información revisa nuestra política de privacidad, donde encontrarás más información sobre dónde, cómo y por qué almacenamos tus datos.

Botón volver arriba