Alicia RubioColaboracionesEspaña VivaNacionalOpiniónPolítica

Milagros, carreras de fondo y los acuerdos de VOX

La lucha de VOX contra la ideología de género (LIVG, leyes LGBT, aborto, eutanasia, adoctrinamiento escolar...) es una carrera de fondo.

Hay quien cree que con 12 diputados se pueden hacer milagros y que se puede ganar una maratón en 10 minutos. De ahí vienen a veces las decepciones, de unas expectativa irreales. La lucha de VOX contra la ideología de género (LIVG, leyes LGBT, aborto, eutanasia, adoctrinamiento escolar…) es una carrera de fondo.

Una maratón en doce minutos es inviable, como es inviable cambiar una situación de debacle social trabajada durante casi 40 años con una pequeña representación de 12 esforzados valientes en una Junta autonómica. Pero el caso es que con 12 diputados hemos hecho unos cuantos milagros.

Para empezar, todo el mundo se ha enterado de que existe la LIVG y que vulnera derechos constitucionales de los varones, su asimetría penal… se ha abierto el melón y debate que muchos aprovechados no querían abrir y se ha visto a las feminazis alteradas al ver peligrar su chiringuito y ponerse en cuestión sus cifras y sus mentiras sin que les funcionaran las descalificaciones y los insultos. Increíble que algunos no vean que se está ganando la batalla de la opinión pública, en una guerra desigual contra todos los medios de comunicación serviles. Un milagro.

Sin embargo, y pese al ninguneo y el desprecio de PP y C’s y que si se llegaba a elecciones era muy posible que VOX saliera beneficiado precisamente a costa de ellos, había que tener responsabilidad y valorar que entre ese debilitamiento PP-C’s y una posible movilización de la izquierda se perdiera la oportunidad de sacar a Andalucía de las garras del PSOE. Ese posible cambio de voto a favor de VOX, debido a la traición sentida por muchos votantes de PP y C’s al ver que lo que pactaban era más de lo mismo, también ha podido ayudar a que los que no iban a cambiar “ni una coma» fueran más flexibles.

Y así, otro milagro con 12 diputados ha sido pactar la derogación de la Ley de Memoria Histórica, ley cainita y liberticida en su versión nacional, agravada y empeorada hasta convertir el pensamiento independiente en delito. Y otro, pactar para que no se adoctrine a los menores, para que haya libertad educativa, el apoyo a la familia y la natalidad, el control de inmigración, el cierre del chorro de dinero público a los lobbies ideológicos… Sin VOX nada de esto se hubiera pactado.

Si alguien echa en falta cosas, que culpe a los que se han negado a pactarlo (PP y C’s), no a quieres con 12 diputados han defendido su programa en el pacto hasta donde este se quebraba y todo podía quedar en un sueño breve y agridulce. Y el PSOE de nuevo. Porque al margen del pacto, VOX va a seguir defendiendo TODO su programa.

Que nadie pida que se gane una carrera que será larga y dura cuando aún no se ha pasado del primer tramo. Porque esto es una carrera de fondo donde hay que saber dosificarse, resistir y guardar reservas para poder llega a meta. Un esprín en los primeros cinco kilómetros de una maratón son imposibles y además garantía de fracaso. Hay que llegar a meta. Acabamos de empezar. Seguimos con fuerza hacia la siguiente etapa.

Por cierto, si quieren saber dónde está la meta, lean el programa de VOX.

Alicia Rubio

Filóloga, profesora, investigadora perseguida por sus conclusiones, madre de tres hijos. Escritora de “Cuando nos prohibieron ser mujeres... y os persiguieron por ser hombres.” Vicesecretaria de Movilización de @vox_es

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Las siguientes reglas del RGPD deben leerse y aceptarse:
Este formulario recopila tu nombre, correo electrónico y el contenido para que podamos realizar un seguimiento de los comentarios dejados en la web. Para más información revisa nuestra política de privacidad, donde encontrarás más información sobre dónde, cómo y por qué almacenamos tus datos.

Botón volver arriba