Miedo de los que no tienen miedo

España está a punto de tocar fondo. A Sánchez, desvinculado de todo y de todos los que tengan que ver con la pandemia, sólo le interesa ser presidente, tanto le da de una república bananera, como de una nación totalmente arruinada y destrozada por su jefe, él sólo quiere Falcon, reverencias a su paso, y que le engorden el ego. Si además lo sacaran bajo palio en una procesión sería capaz de ser más católico que el mismísimo Papa, lo demás le importa todo un carajo.

Su jefe y socio mucho más listo que él, comunista declarado y reconocido, jamás ha negado sus pretensiones: convertir a España en una República, destituir al Rey, privatizar las empresas, destrozar la economía, y que la gente dependa de papá estado, para así ser el puto amo.

La gestión del gobierno con la pandemia ha sido nefasta, han mentido desde el minuto cero, han traído material defectuoso, no han protegido a los sanitarios, han negado a los muertos, y no han sabido gestionar absolutamente nada. Estaban demasiado entretenidos creando decretos y vicepresidencias para tener todos los poderes del estado a su entera disponibilidad, y la gente confinada en sus casas, asomada a los balcones cantando, haciendo deporte, y felicitando los cumpleaños pero esto se alarga demasiado y ya no es tan divertido.

Ahora hay que volver a crear alarma y buscar culpables, que la gente está cansada y empieza a protestar, tienen que seguir confinados, debemos ganar tiempo, así cuando salgan del confinamiento al que entraron constitucionalistas, sin darse apenas cuenta saldrán comunistas, pero para eso necesitamos alborotar el gallinero.

Es tiempo de vilipendiar, desacreditar, y mentir lo mejor que sabe hacer este gobierno, buscar culpables y machacarlos, da lo mismo que no sea verdad lo que dicen, hay que hacer mucho ruido y engañar a la gente. Buscaremos muertos, aumentaremos el número de contagios, pero hay que asegurar nuestros puestos y los de nuestros seguidores. No importa que no valgan para el cargo, pero que hagan ruido, mucho ruido, creen alarma y sobretodo que nos den apoyo.

El miedo es algo que las personas tomamos la cantidad que queremos; yo tengo mucho miedo, miedo a enfermar por esta maldita pandemia y por supuesto miedo a este gobierno, pero a lo que más temo es a toda esa cantidad de gente que solo le teme al bicho, y no a la verdadera pandemia a la que no le ve ningún pero y que no es ni más ni menos que nuestros gobernantes, disculpando y justificando, cualquier cosa que hagan. Eso sí, que me da pánico.

Mª José Gómez Busó

Jubilada, apasionada del patchwork, lenguaraz y rematadamente sincera.

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Las siguientes reglas del RGPD deben leerse y aceptarse:
Este formulario recopila tu nombre, correo electrónico y el contenido para que podamos realizar un seguimiento de los comentarios dejados en la web. Para más información revisa nuestra política de privacidad, donde encontrarás más información sobre dónde, cómo y por qué almacenamos tus datos.

Botón volver arriba
Cerrar