Mal menor o mal necesario

Como ya profetizó José Antonio, a España hay que amarla con respeto y sobre todo como lo que es, la unidad o el todo de la pluralidad cultural y geográfica que forman la diversas y distintas partes que la conforman en su rica e inmensa diversidad.

No se puede amar de una forma sexual o pornográfica como hacen las izquierdas, que con sus políticas asociales desquician la economía de cualquier país y no mejoran en nada la suerte de los humildes, defendiendo la lucha de clases o dictadura del proletariado, sumiendo a su sociedad en la más despótica de las esclavitudes.

Ni tampoco de una forma connivente o absentista con unas políticas arbitrarias y acomodaticias, que se caracterizan por una descarada y confesa prevaricación fruto de la dejadez de funciones, que defienden la lucha de siglas, acrónimos, sillones y despachos, como hace la derecha. Pues tanto esta como la otra sólo sirven a los intereses personales por encima de los generales.

Para eso nace VOX, para defender y representar los intereses del humilde, del indefenso, del pueblo, porque un buen político y sobre todo democrático es el que viene a servir y no a servirse del pueblo.

Lo expuesto anteriormente viene en referencia a la abstención de VOX en el decreto estrella del Gobierno que permitirá agilizar la llegada de los fondos europeos a España. Otra muestra de la generosidad altruista de un partido segregado por el resto del stablishment político actual y debido al visceral proselitismo del último, el cual acuña descalificativos, falsedades, soflamas y sofismas hacia el primero, también por gran parte de la engañada e ignara sociedad española.

Porque no es un secreto que esta pandemia, esta crisis viral, no sólo ha hecho daño físicamente o enturbiando la salud, sino también mermando de forma galopante la ya maltrecha economía de un país muy castigado por la polarización ideológica impuesta por unos y padecida inmerecida e injustamente por otros.

VOX es el único que ha dejado su orgullo e ideología programática y ha optado por ser pragmático, primando lo urgente, que no es otra cosa que estos fondos lleguen a los españoles. Cada día hay un autónomo, un hostelero, un comerciante que está cerrando su negocio. Y aunque la administración de estos fondos se ha hecho de forma partidista representando los fundamentos de la mayor red clientelar de la historia. Vox está a favor de que el dinero de estos fondos llegue a las empresas que lo necesitan, como compensación por todo lo que sufren.

Recordar las palabras de Espinosa de los Monteros de forma literal: «Bien invertidos, estos fondos podrían convertirse en clave para impulsar una urgente recuperación y afrontar los principales retos de nuestra economía. Mal invertidos nos devuelven a aquellos años, no tan lejanos, en los que la inversión pública se convirtió en sinónimo de derroche, propaganda e ineficiencia».

Personalmente cada vez estoy más seguro y orgulloso de estar en el lado correcto, pues aunque parezca una frase hecha, no lo es, es algo más, una certeza a día de hoy incuestionable e incontestable. No defiendo unos intereses subjetivos o arbitrarios para mí y llamémoslos conniventes o partidistas de o para VOX, sino que es VOX el que defiende los míos y en lógica consecuencia el de todos los españoles. Este es otro acto más que pone de manifiesto y certifica o expresa de forma diáfana que VOX ha nacido para servir y nunca para servirse de los españoles.

 

Santos Trinidad

Cristiano católico, creyente no practicante. De derecha, amante de la libertad, basada en una igualdad sustentada en la justicia.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Las siguientes reglas del RGPD deben leerse y aceptarse:
Este formulario recopila tu nombre, correo electrónico y el contenido para que podamos realizar un seguimiento de los comentarios dejados en la web. Para más información revisa nuestra política de privacidad, donde encontrarás más información sobre dónde, cómo y por qué almacenamos tus datos.

Botón volver arriba