Los votantes sanchizados

Cuentan que dos amigos, un franciscano y un jesuita, estaban hablando sobre si era correcto fumar mientras estaban rezando el rosario. Como la duda era importante decidieron preguntarle al superior del convento para que la esclareciera.

Al día siguiente se volvieron a encontrar, y al empezar a rezar el rosario, el jesuita se encendió un cigarrillo. Entonces el franciscano le reprochó su conducta diciéndole que a él, el superior le había dicho que no podía, y el jesuita sonriendo le contestó: «Claro, claro, porque tú le peguntaste al superior que si, mientras rezabas el rosario podías fumar, y naturalmente, te contestaría que eso era una barbaridad y una falta de respeto intolerable. Pero yo le pregunté al superior lo siguiente: Padre, mientras fumo, ¿puedo rezar el rosario?, y me dijo: “Por supuesto, hijo mío; debemos rezar en todo momento. Es lo que quiere el Señor.”

Esta técnica de la oratoria es muy utilizada por el presidente Sánchez; prácticamente en todos sus discursos.

Sánchez calcula el valor de las palabras para utilizar siempre la que más le conviene. Pongamos por ejemplo, la palabra “Doblegar”; utilizó esta palabra errónea e intencionadamente para preparar sus discursos de campaña electoral 2023. En esas fechas oiremos como dice a sus complacidos y sumisos votantes que el gobierno consiguió doblegar al virus. Se quedarán todos sanchizados con sus palabras. Para indicar que una línea recta forma una curva cambiando de sentido, el verbo correcto es “Doblar”, no “Doblegar”. Nadie dice: Vas por ahí recto y, a cien metros, doblegas a la izquierda”.

También la utilizó en la presentación de los nuevos ministros. Al presentar a la ministra de Ciencia dijo literalmente: “Diana Morant. Ministra de Ciencia e Innovación. Ingeniera en Telecomunicaciones. …-(Aquí hizo un silencio mientras recorría con la mirada la sala de periodistas, como diciéndoles, “Esto es lo que tenéis que decir”, y luego continuó hablando muy deprisa)-… “En formación y alcaldesa de Gandía”. ¿Qué significa “En formación”? Si la ministra está finalizando los estudios de telecomunicaciones no es ingeniera. Pedro Sánchez no ha mentido puesto que ha dicho “ingeniera en formación” pero ha conseguido que los periodistas “mientan” a los lectores diciendo que es ingeniera. Esas pillerías le hacen sentir que es más inteligente que los engañados.

Finalmente pondré el ejemplo de las facturas de la luz. Acaba de decir Sánchez que a final de 2021 él demostrará a todos los españoles que en realidad no ha subido el precio de la luz, porque habrán pagado lo mismo que en 2018.

¿Por qué no lo compara con 2020 o 2019? deberíamos preguntarnos. La respuesta es, porque esos números no le han gustado y no le convienen.

En segundo lugar, no debemos ser ingenuos, si hay más paro y más pobreza que en 2018, no hay que ser muy listo para comprender que el consumo se reduce.

En tercer lugar, si va a decirnos que el consumo medio de cada español es como el de 2018, está malinterpretando las cifras puesto que en 2018, siendo muchísimo más barata la luz, había muchísimo más consumo porque la gente no tenía miedo de conectar estufas y aires acondicionados y porque existía una industria con mayor desarrollo que en 2021.

Y por fin. Desde que se inició la pandemia (casualmente el 2019) el consumo industrial se ha reducido drásticamente.

Por lo tanto, no es que paguemos lo mismo que en 2018, sino que consumimos menos que en 2018. Esto es debido a la pobreza que el Sr. Sánchez nos ha traído con su mala gestión de gobierno.

José Enrique Catalá

Licenciado en Geografía e Historia por la Universidad de Valencia. Especialista en Hª Medieval. Profesor. Autor del libro: Glosario Universitario.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

tres × cuatro =

Botón volver arriba
bitcoin blender, bitcoin mixer, cryptomixer