Los dirigentes del Partido Popular continúan acumulando los deméritos suficientes para cargarse el partido

Aunque parecía imposible, los mindundis del PP, venidos a más por decisión dedocrática de Alberto Núñez «Fiascóo», han superado con creces los despropósitos de Mariano Rajoy, (a) Maricomplejines, José Mª Aznar, catalanoparlante en familia, y de Pablo «fraCasado».

Los despropósitos de los césares populares se remontan a 5 años atrás durante los que desoyendo mis requerimientos en contra vienen vulnerando la Ley Orgánica 9/1983, de 15 de julio, reguladora del derecho de reunión, en la tramitación de actos religiosos en la vía pública.

Isabel Díaz Ayuso pone la guinda sobre el pastel premiando con un puesto en el Gobierno de la Comunidad de Madrid, a Concepción Dancausa Treviño, actual Consejera de Familia, Juventud y Política Social, y a Luis Martínez-Sicluna Sepúlveda, actual Viceconsejero de Familia, Juventud y Política Social, a sabiendas de que en sus anteriores cargos de Delegada y Subdelegado del Gobierno en Madrid, quebrantaron reiteradamente la citada Ley Orgánica 9/1983, espantando el voto de los ciudadanos amantes de la paz y el orden, es decir, que se cisca en la ley.

Continúan los excesos de estos déspotas con el hecho de que «Fiascóo» excluirá de las listas del PP a los diputados que le exigen que derogue la Ley del Aborto cuando llegue al Gobierno, demostrando con ello el ateísmo del principal inquilino de Génova 13 y sus esbirros que pone en fuga al voto católico enemigo del aborto.

El pasado jueves 06/10/2022, Mª Victoria de Pablo Dávila, senadora del PSOE, sacó su móvil y fotografió la silla vacía de «Fiascóo» diciendo «más de tres horas de debate del Proyecto de Ley de Memoria Democrática, y Feijóo sigue sin aparecer. Está claro que este tema nunca ha sido una prioridad para el PP». Es obvio que a «Fiascóo» le importan un bledo no solo las represalias de la izquierda contra Franco y sus seguidores, sino incluso el conflicto que ello pudiera desencadenar.

Igualmente, la prensa ha publicado recientemente que el PP está pidiendo ideas a sus afiliados sobre cómo proteger el medio ambiente revelando con ello que estos autócratas no piensan, solamente existen corriendo delante de la inteligencia que no logra alcanzarles. La militancia popular, inconscientemente por supuesto, les ha colocado en sus actuales poltronas de Génova 13 para que piensen, que para eso el partido paga 3 sueldos a algunos de ellos, el del cargo que ocupan en el mismo, el de parlamentario autonómico y el de alto cargo autonómico.

Demuestran, además, o muy poca inteligencia, o están confabulados con el PSOE para destrozar España porque no presentan ninguna iniciativa parlamentaria contra Fernando Grande-Marlaska, ministro del Interior, por vulnerar y permitir la reiterada vulneración de la Ley Orgánica 9/1983, de 15 de julio, reguladora del derecho de reunión, en la tramitación de actos religiosos en la vía pública.

Esta condescendencia con la izquierda no resulta extraña, concuerda con anteriores declaraciones de «Fiascóo» a los medios de comunicación manifestando que no es cristiano y que no le pesa haber votado al PSOE años atrás, o sea, que tenemos al enemigo dentro, por lo que tenemos que pedir a nuestros amigos que tiren contra nosotros.

Para conseguir mayoría en el Congreso de los Diputados e impedir iniciativas del resto de fuerzas parlamentarias, «Fiascóo» se ha reunido en secreto con Abascal sin conocerse los frutos de la reunión, con el que parece «coincidir en el diagnóstico pero no en las soluciones» mientras mantiene contacto telefónico público y notorio con Andoni Ortúzar, presidente del PNV, creyendo haber recuperado su relación con el nacionalismo vasco manifestando estar más cerca que nunca del partido independentista con el que prepara una reunión al más alto nivel para para no «cerrarse puertas» y llegar a un «pacto por los vascos» en favor de la presión fiscal.

Consiguientemente, el PP, más que un partido político parece un almacén de enajenados mentales, o de celestinas que callan ante las insoportables monsergas independentistas con los que, en contra de lo que critican los jerarcas peperos, no tienen inconveniente en pactar por si necesitasen sus votos en un futuro próximo para alojarse en La Moncloa y llevar a cabo el programa de gobierno de «Fiascóo» consistente en someter cualquier principio moral a la Economía, entendida como la acción de gobierno consistente en distribuir la renta en forma inversamente proporcional a la población de la clase alta, por un lado, y de otro, a las clases media y baja, por mucho que cacaree defender su derecho a una fiscalidad justa.

El pasado jueves 06/10/2022 en la Asamblea de Madrid al responder el vicepresidente, Enrique Osorio Crespo, a la Portavoz del Grupo Parlamentario de Más Madrid, Mónica García Gómez, a su solicitud de creación de una comisión para investigar las muertes en las residencias de mayores durante la pandemia del COVID-19, respondiendo que «esta comisión solo tiene interés electoral y va a causar un daño a los familiares que podrán pensar, ¿Se podría haber evitado? Creo que eso las familias ya lo han superado y volver a esto, por interés electoral, no es procedente».

Las manifestaciones de Osorio, sobradas de ignorancia y necesitadas de tacto, inteligencia y respeto a los ciudadanos, constituyen toda una confesión de parte y una legítima autoinculpación, por cuanto han indignado a las familias de los fallecidos entre las que deben contarse votantes del PP obligándoles a que, en lo sucesivo, prefieran tomar cicuta antes que votar a estos infames.

Como no podía ser menos, Osorio ha recibido el apoyo cómplice de Isabel Díaz Ayuso que, igualmente, no condena los insultos machistas que los alumnos del Colegio Mayor masculino Elías Ahúja lanzaron a sus vecinas del colegio vecino Santa Mónica, al contrario que «Fiascóo», demostrando con esta división de opiniones que el PP es una jaula de grillos.

Si el gobierno de la Comunidad de Madrid no tiene nada que ocultar acerca de las muertes en las residencias de mayores durante la pandemia del COVID-19, ¿a qué viene tanto empeño en oponerse a la creación de una comisión de investigación al respecto? No se pongan más en evidencia, Sra. Ayuso, Sr Osorio.

El refrán dice que «por la muestra se conoce el paño», es decir que en cuanto a prepotencia y respeto al ciudadano se refiere, las manifestaciones del sujeto en cuestión le sitúan como un fiel exponente del PP.

La última extemporaneidad, por el momento, la ha perpetrado «Fiascóo» que ha propuesto a Sánchez una reforma exprés para eliminar el vocablo «disminuido» de la Constitución antes de las elecciones: parece que a este sujeto no se le ocurren mejores ideas para hacer sentir su presencia en la política y en los medios de comunicación.

Y es que esta gente carece de principios, pero tendrán fin y pronto, porque responden al prototipo que el famoso crítico deportivo José Mª García describe en su celebrada frase «ni una mala palabra ni una buena acción».

Es evidente que estos oligarcas se pasan las leyes y la dignidad del ciudadano por el arco de triunfo, a pesar de decirles hasta la saciedad que así no van a ninguna parte y que se están cargando el partido como queda demostrado, obligando a decir que es totalmente imposible encontrar un demócrata inteligente entre ellos.

La militancia del PP que todavía no ha desertado de sus filas por esperar inútilmente que estos desperdicios de la política rectifiquen, prefiere la esclavitud a la libertad o se siente muy bien representada por ellos.

Como final, emulando a Cicerón, manifiesto que «mi conciencia es más valiosa que la opinión de estos autócratas del Partido Popular»

Efrén Díaz Casal

Coronel de Infantería (Retirado). Mi sentido del civismo y respeto a la ley me impulsa a escribir contra los abusos de autoridad de estos políticos actuales, sátrapas irredentos, que se creen por encima de la Humanidad y de las leyes cuando no son dignos ni de limpiar los zapatos al español más humilde.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

ocho − 3 =

Botón volver arriba