Las totalitarias políticas de la progresía

Si la sociedad española no reacciona a tiempo, los próximos cuatro años y Dios sabe cuantos más nos tocará sufrir esta dictadura muda y del proletariado que es la ideología marxista.

En los últimos tiempos,  España es presa de la ideología marxista, liderada desde la época Zapatero, un personaje siniestro, sectario, y sobre todo totalitario. Un masón de los pies a la cabeza, un ser superior, su egolatría, megalomanía, narcisismo y prepotencia, le hacen ser el más déspota y vil de los dictadores modernos.

A día de hoy los españoles hemos heredado sus nocivas y totalitarias políticas de mano de Sánchez e Iglesias, con la complicidad y sumisa aquiescencia de esos partidos o formaciones satélites que giran a su alrededor, como si de meros buitres se tratará esperando su trozo o parte de carnaza o carroña.

Esas políticas sin caer en una perogrullada y postulándome en el PRETÉRITO empírico no son más que ruina y miseria para el país que las aplica. Pues es una certeza que los países no marxistas, o que se han salido del marxismo, bien sea en forma de socialismo o de comunismo, tienen una mejor salud pública que nosotros, es decir, que la España actual, liderada por el marxismo más amplio y más completo desde aquel frente popular de 1936.

Es una lucha en todo occidente, y me atrevería a decir que a nivel mundial. Pues es una certeza que existe una revolución antropológica en marcha. Para parar esto, hay que cuestionar o hacer una beligerante antagonía a esa ideología cultural e ideológica en la que postulan o cimentan sus nocivas políticas estas vulgares conciencias rojas de la progresía de izquierda, que, por desgracia en Europa Occidental a día de hoy es inexistente.

Por poner un claro ejemplo, hace ya unos años cuando el PSOE, aprobó esa ley del aborto que todavía a día de hoy sigue vigente. Sólo tuvo una ínfima oposición, con cierto miedo y extrañeza, y sobre todo en voz baja, fue el PP el único partido que increpó esa nociva y mencionada ley. Asumiendo posteriormente con sumisa aquiescencia la réplica de la Sra., Aído,  al zanjar el debate por imperativo, argumentando que esta ley del aborto era un debate cerrado y no era de recibo ni entraba dentro de esa nociva corrección política el volver a reabrir un nuevo debate sobre este tema.

Me explico; las políticas de ideología marxista son las únicas con potestad para abrir el debate, dictaminar o poner las reglas o normas y en qué términos se debe y tiene que debatir, y a qué conclusiones hay que llegar. Totalitarismo en estado puro. Por supuesto, se presume que las conclusiones están tomadas de antemano. Estos vulgares sectarios son los sumos sacerdotes que mediante mantras deciden los dogmas de lo que se puede hablar y de lo que no.

Personalmente soy de la opinión de que la única y verdadera además de eficaz solución, es revertir el proceso, es decir, la solución consiste en hacer exactamente lo mismo que hacen ellos pero al revés. Hay que reabrir una serie de cosas y cuestiones que, en mi modesta opinión e inmensa ignorancia son los fundamentos esenciales y los pilares en gran parte de este macro negocio que es la Unión Europea. Pero sin reducir las cosas a un mero móvil crematístico.

Me explico; hay que tener muy claro que detrás hay poder e ideología, sin olvidar que la economía en ultimo término es un instrumento del poder. No nos equivoquemos, la economía no es una finalidad en si misma, sino, un mero instrumento del poder. Hay que ser un alma de cántaro, es decir muy ingenuo, y tener una mentalidad de ideología pequeño burguesa, para concebir o creer que el mundo es producto o fruto de la economía.

En mi humilde y modesta opinión, la economía no es más que una rama o afluente del poder, sin género de duda, muy importante, pero no por eso principal, sino muy al contrario subordinada.

Después de tener claro lo arriba expuesto, la solución a lo que realmente representan estas políticas totalitarias y sectarias de la progresía de izquierda, pasaría por cuestionar y beligerar haciendo un antagonismo ideológico, a ese nocivo planteamiento o visión de ese peculiar y arbitrario poder ideológico. Valga la redundancia.

Esta cuestión se debe divulgar, se debe expresar y debatir en las mismas entrañas de la Unión Europea. Hay que hacer un concienzudo análisis de comparativa entre los países que han estado inmersos en esta despótica y vil tiranía que es el marxismo, sea en su forma socialista o comunista, los que a día de hoy siguen estando dentro de esta sectaria ideología y por contra, los que, están en sus antípodas, o en el polo opuesto, bien porque han reflexionado y han conseguido salir, y los que sin más están y han estado siempre fuera.

Sin ánimo de aburrir siendo pesimista y habiendo expuesto está hipótesis personal en un día de reflexión y en lógica consecuencia de filosofar, creo que si la sociedad española no reacciona a tiempo, los próximos cuatro años y Dios sabe cuantos más nos tocará sufrir esta dictadura muda y del proletariado que es la ideología marxista.

Como dije anteriormente, la solución consiste en revertir este nocivo proceso, es decir, hacer lo mismo que ellos pero al revés.

A día de hoy, eso sólo tiene un nombre, y es VOX.

Santos Trinidad

Cristiano católico, creyente no practicante. De derecha, amante de la libertad, basada en una igualdad sustentada en la justicia.

Publicaciones relacionadas

Un comentario

  1. Totalmente de acuerdo. El centro derecha ha huido de la batalla ideológica contra ese marxísmo camuflado detrás de cualquier «movimiento» social , ya sea feminísmo, ecologísmo, homosexualísmo, …
    Pero en esta época de preponderancia de lo mediático y digital, este marxísmo letal y nefasto para una verdadera democracia liberal de corte occidental, se ha encsrgado de apoderarse de todos los altavoces de medios de comunicación para hacer llegar su nocivo mensaje y hacerlo pasar como única verdad oficial e incontestable. Todo eso, como se ha dicho con la iinestimable colaboración de los que son atacados y masacrados, los liberales conservadores.
    De esas ascuas nació VOX y también la esperanza.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Las siguientes reglas del RGPD deben leerse y aceptarse:
Este formulario recopila tu nombre, correo electrónico y el contenido para que podamos realizar un seguimiento de los comentarios dejados en la web. Para más información revisa nuestra política de privacidad, donde encontrarás más información sobre dónde, cómo y por qué almacenamos tus datos.

Botón volver arriba