Las Termópilas de VOX

No es un secreto que aunque Vox está rodeado de personas buenas, españoles patriotas, en realidad está solo. La España contemporánea cuenta con un número insuficiente de valientes patriotas, para llevar a cabo una ofensiva que rescate a España de esa deriva hacia su fragmentación y posterior destrucción. Un final al que nos lleva este nuevo frente popular y sus afines sociosediciosos.

Lo de VOX a día de hoy es una gran gesta en forma de cruzada, es un calco de las TÉRMOPILAS, donde unos pocos hombres libres lucharon contra la tiranía y el despotismo de un fatuo ególatra y sus delirios de grandeza.

Aunque reconozco que es muy difícil que un puñado de buenos y verdaderos españoles se enfrenten a un sinfín de enemigos y el resultado les sea favorable. Es lo que me da la fuerza, las ganas y el valor para insistir una y otra vez en una lucha que sólo se puede perder en lo físico, nunca en lo emocional y espiritual.

Vox representa la decencia, la honradez y el honor, así como antaño lo hicieron los Tercios y ahora la Legión. Así como lo hicieron los espartanos en las Termópilas por la libertad de un país que se negó a vivir de rodillas y prefirió morir de pie.

Nuestro Leónidas es Abascal, que no habiendo podido evitar el frío abrazo de la muerte desde su niñez, no cesa en su causa, en esa su y nuestra lucha, la de defender la unidad de España ante la barbarie de las huestes y hordas comunistas y sediciosos o separatistas.

La España contemporánea está inmersa en una pesadilla que comenzó con el zapaterismo y que ahora sufrimos con el sanchismo, postulada en un totalitarismo descarado y confeso; una ideología que nos aleja de la realidad para dar paso a la utopía.

Una utopía revisionista que nos hace retroceder, no progresar, resucita sentimientos casi olvidados, como el rencor, la ira y el odio. Una forma regresiva, no de forma pausada y gradual, sino galopante, de imponernos un pseudopasado, legitimar un pseudopresente y  crear un ficticio futuro que no nos deparará más que esclavitud.

Para ponerse en situación, hay que comparar las siglas o fuerzas políticas de España con las Provincias o Ciudades Estado de Grecia, donde la Esparta de Leónidas es fielmente representada por el Vox de Abascal. Donde el impulso y paradigma que representó Esparta para los griegos se ve reflejado en Vox para los españoles.

La solución de la España contemporánea pasa por una idea sencilla y eficaz, sin ningún género de duda, su «unidad», por lo que la lucha es por vertebrar de forma firme, estable y duradera España, desechando cualquier intento y borrando todo vestigio de balcanización. Tenemos nuestro Leónidas: Abascal; tenemos a nuestros trescientos: los 52 diputados; tenemos nuestras Termópilas; el Congreso de los Diputados. Sólo falta esa unión de toda España, como en su día lo hizo Grecia, a favor de ese sacrificio altruista de esos pocos que lucharon por nuestra libertad y la de nuestros descendientes.

Espero que este relato en forma de parábola, para algunos una hipérbole, para otros una forma de motivación que despierte un coraje adormecido por ese sentimiento de cobardía que lo único que demuestra es que no somos más que presos ideológicos de un fascismo totalitario, una dictadura silenciosa que lo único que nos ofrece es esclavitud, sea una forma de unificar sentimientos en una sociedad acomplejada y cobarde, unos sentimientos encontrados que griten al unísono a favor de unir y no de fragmentar y destruir. Lo nacido o creado siempre es bueno y bonito, lo fragmentado o roto es todo lo contrario. La belleza además de en el exterior o en la estética se acrecienta en el alma e interior.

Santos Trinidad

Cristiano católico, creyente no practicante. De derecha, amante de la libertad, basada en una igualdad sustentada en la justicia.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Las siguientes reglas del RGPD deben leerse y aceptarse:
Este formulario recopila tu nombre, correo electrónico y el contenido para que podamos realizar un seguimiento de los comentarios dejados en la web. Para más información revisa nuestra política de privacidad, donde encontrarás más información sobre dónde, cómo y por qué almacenamos tus datos.

Botón volver arriba