Las amistades peligrosas de Sánchez

Las ansias de poder de este enfermo de protagonismo están traspasando todos los límites permitidos en una democracia. Sánchez se está acercando peligrosamente a dictadores comunistas, es tanta su obsesión por el poder que no se percata de las dimensiones que están tomando sus decisiones; decisiones, que son la consecuencia de las imposiciones de sus socios para seguir apoyándole en el poder.

El culebrón de Dalzy Rodríguez y el actual gobierno de España, es un episodio tan vergonzoso como lamentable. En principio se niega todo, poco a poco se van dando explicaciones diversas, según se van descubriendo las mentiras del gobierno, hay que dar una última versión, y la última versión es, que esta mujer pisó suelo español, fue acomodada en una sala donde entró sin pasar ningún tipo de control policial, y se descargaron de su avión cuarenta maletas, de las cuales nadie sabe cual es su contenido. El gobierno sigue negando, y apoyando a un Ábalos, al que se le cae el teatrito por momentos.

Como guinda de este pastel de mentiras aparece Maduro en su TV declarando abiertamente su amistad y apoyo por el gobierno de España y que entre ambos mantienen secretos, el colmo de la desfachatez.

Mientras ha ocurrido todo esto, Guaidó no fue recibido oficialmente por el gobierno de España, y un Sánchez más embustero y más cínico que nunca, después de reconocerlo como único candidato a la presidencia de Venezuela, hace referencia a este en el Congreso, como el líder de la oposición.

Venezuela es un país en donde la gente no tiene ninguna calidad de vida, se están muriendo de hambre literalmente, tienen carencia de medicamentos, de hospitales, de comida y las necesidades básicas de cualquier ser humano no están cubiertas en absoluto, aún siendo uno de los países más ricos de latinoamerica. Esta situación no debería permitirse en el siglo XXI, ni por la OMS, ni por NACIONES UNIDAS, pero resulta que España aparte de permitirlo, es amiga de su presidente y juntos mantienen secretos,  mientras tanto nadie hace nada, ningún partido político en la oposición reacciona como debiera.

Está más que demostrada la relación de Pablo Iglesias y varios de los integrantes de su partido político con el régimen venezolano, y la financiación del mismo por parte de Maduro y este es el precio que tiene que pagar Sánchez, para que no salten a la luz los trapicheos de sus socios con ese gobierno, y le retiren el apoyo que necesita para gobernar, apoyo que ya le está costando más de una decisión equivocada.

España no puede permitirse apoyar y mucho menos mantener secretos con un dictador, que es capaz de todo, hasta de hacer desaparecer a un familiar de Guaidó acusándole de llevar en su maleta explosivos en frascos de perfume, acusaciones y detenciones típicas de un dictador comunista.

Sánchez está manteniendo un ritmo de gobierno deleznable, sus amistades peligrosas nos están llevando a ser socios de un dictador comunista al que visita periódicamente un Zapatero que arruinó a España, a saltarnos la ley para liberar a políticos presos por cometer un golpe de estado, que se está edulcorando de manera vergonzosa, y que poco a poco y de manera medio silenciosa está liberando a estos presos que fueron legalmente condenados, y para más escarnio dando cada vez más voz y voto a asesinos etarras.

Mientras Sánchez agradece favores para gobernar, España y su prestigio como nación se desintegran.

Mª José Gómez Busó

Jubilada, apasionada del patchwork, lenguaraz y rematadamente sincera.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Las siguientes reglas del RGPD deben leerse y aceptarse:
Este formulario recopila tu nombre, correo electrónico y el contenido para que podamos realizar un seguimiento de los comentarios dejados en la web. Para más información revisa nuestra política de privacidad, donde encontrarás más información sobre dónde, cómo y por qué almacenamos tus datos.

Botón volver arriba