AutoresColaboracionesOpiniónSantos Trinidad

Las 2 Españas

La España actual, la contemporánea es sin duda la más polarizada ideológicamente y la que mejor refleja las nocivas consecuencias de esta izquierda marxista que nos gobierna a base de políticas buenistas y correctas.

Políticas impuestas por ideología, absolutamente subjetivas y totalitarias. Una forma o visión de las cosas y de ver la vida, tarada o defectuosa, no podríamos hablar de algo paranormal o antinatural, pues la prueba más clara es que, se dan en la naturaleza.

Son políticas antinatura, por su carácter de ir contra la biología y la naturaleza. Una nueva forma de vida que han creado los incapaces de convivir en las mismas condiciones que los demás, por sus muchos y diversos complejos de inferioridad.

Cada día somos testigos de las muchas y diferentes disputas y peleas entre los diputados de las dos Españas. Hemos aprendido a convivir con esa rutina de cruces de declaraciones, gran parte de las veces en forma de insultos o descalificativos por parte de esta España antagónica y  polarizada en dos grandes ideologías. «La revolucionaria o marxista, es decir, la verdaderamente fascista que, la situaremos en la izquierda y la liberal y neoconservadora o democrática que, es la del lado opuesto, la derecha».

Somos testigos a diario de como diferentes y diversos políticos de las muchas ideologías y siglas, se lanzan acusaciones en las redes sociales y los medios de comunicación. Cosa esta que no tendría nada de particular, si no fuese porque desde que VOX apareciese en nuestro panorama político se ha convertido en el blanco o diana de dichas acusaciones por parte de las demás formaciones políticas.

¿Dónde está esa supuesta y falsa pluralidad democrática y ese derecho básico y fundamental que se define como libertad de expresión?.

Ese, con el que se llenan la boca en todos sus discursos demagógicos y de un populismo instrumental descarado, esa izquierdas marxistas, revolucionarias y totalitarias.

La verdad, es que lo único que yo veo es una varita mágica, una doble vara de medir, que cuando la aplica la izquierda les da impunidad, una impunidad que se justifica con el argumento de que lo hacen por un buen fin. Por esa supuesta y falsa autoridad moral que creen tener contra su disidencia ideológica. Y que, por el contrario, cuando la aplica su polo opuesto, ósea, la derecha, es fascismo y por lo tanto un delito.

¿Con qué autoridad, rasgo o rastro moral tienen la osadía de criticar o denunciar nada ni a nadie, cuando son los maestros de la prevaricación, corrupción, extorsión, secuestro y asesinato?

En mi humilde y modesta opinión, esta ideología, está forma de ver la vida, no es más que una carencia de vergüenza, escrúpulos y respeto hacia el resto de la sociedad.

Personalmente definiría la libertad de expresión como tener la potestad de exponer las ideas libremente, sin ser descalificado, menospreciado, o demonizando por ello.

Partiendo de esta base, definiré preso político, se dice de aquella persona que está presa por sus ideas. Si esto es así, que no tengo ninguna duda, de que sí, ¿Por qué no están presos Otegui, Matute, Esteban, Ortuzar, Tardá, Rufián, Iglesias, Monedero, Errejón, Colau, en fin, una lista interminable que, piensa igual que los «POLÍTICOS PRESOS» del procés?.

No se, en mi opinión, o quién sabe, en mi inmensa ignorancia, no veo más que algo antitético, paradójico y contradictorio. Otro reflejo muy esclarecedor de lo totalitarias que, son las políticas buenistas y correctas de la izquierda marxista.

Hipotéticamente pero con muy poquito o ningún margen de error, creo saber porqué VOX, es el blanco de todas las dianas, es decir, el malo, para todas las demás formaciones políticas. Mi argumento, que puede gustar más o menos, pero creo lleno de certeza y objetividad, es el siguiente:

Creo que Vox dice verdades como puños,  es claro y transparente en todos sus discursos, porque se deduce que goza de una credibilidad de la que los demás carecen. Es de sobra sabido que las verdades duelen y sobre todo cuando no se pueden defender con argumentos lógicos. No se puede sustentar la invención y la mendacidad de la izquierda marxista, mera y vulgar propaganda, contra los hechos, la documentación y la historia demostrada. Esto en algunos de los casos, en otros simplemente contra el sentido común y la lógica.

El único argumento de esos vulgares y meros incapaces que componen la izquierda marxista es el insulto y la descalificación. Por eso VOX es la derechona rancia, la franquista. Pues VOX representa y defiende las soluciones reales a problemas reales, y esto lo hace, llamando a las cosas por su nombre.

Esta vulgar táctica de la izquierda marxista es ese «y tú más», táctica infantil al extremo y muy utilizada por el reino animal. A mi entender, ese «y tú más», no es más que el camuflar o desviar el hedor de la propia fetidez hacia el oponente o disidente ideológico.

Después de esta reflexión, tu interpretación ¿cuál es?. ¿Existen dos Españas o no?.

En caso afirmativo, ¿Con cuál te quedas?.

No olvides ser honesto y objetivo, no vale usar esa varita mágica, esa doble vara.

Santos Trinidad

Cristiano católico, creyente no practicante. De derecha, amante de la libertad, basada en una igualdad sustentada en la justicia.

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Las siguientes reglas del RGPD deben leerse y aceptarse:
Este formulario recopila tu nombre, correo electrónico y el contenido para que podamos realizar un seguimiento de los comentarios dejados en la web. Para más información revisa nuestra política de privacidad, donde encontrarás más información sobre dónde, cómo y por qué almacenamos tus datos.

Botón volver arriba
Cerrar